Unilever
Información sobre el Coronavirus (Covid-19): Cómo proteger tu hogar y a tu familia.
Anuncio
Ala

¿Cuáles son los usos del suavizante para ropa?

Aprendé los usos del suavizante para ropa. Mirá nuestros consejos y tips caseros para dejar tu ropa más suave y cuidada.

Actualizado

Por Equipo de Cleanipedia

El suavizante para ropa es un producto indispensable para quien desea que su ropa quede suave y con una agradable fragancia, después del lavado. Sin embargo, algunas personas se preguntan acerca de sus beneficios y la mejor manera de usarlo: ¿se debe combinar con el jabón? ¿Qué cantidad usar?

A continuación, te contamos todo acerca de los usos del suavizante para ropa, cómo hacer un suavizante para ropa casero, y ¡mucho más!

¿Por qué usar suavizante para ropa?

El suavizante de ropa (o acondicionador para la ropa) cubre las fibras de tu prenda con una ligera capa aceitosa, dejándola más suave. Esta capa también facilita el planchado de la ropa, además de reducir los pliegues y arrugas en la tela.

Los beneficios del uso del suavizante de ropa son:

Anuncio

Ala
  • Suavidad: gracias a que forma una película cubriendo las telas – lo que también otorga una mayor duración a tu ropa.

  • Frescura y perfume: las fragancias de productos como Comfort hacen que tus prendas huelan genial por más tiempo, ya que cuentan con una tecnología de fragancia encapsulada.

  • Retención y cuidado del color: ayuda a prevenir que tu ropa se destiña con el tiempo.

  • Efecto anti-estático: especialmente en prendas con tejidos sintéticos.

  • Facilidad de planchado: ya que aplaca las arrugas, ¡tu ropa estará libre de ellas 24/7!

  • Neutralización de alcalinidad residual del agua: para evitar que la ropa quede impregnada.

  • Cuidado de las fibras: reduce el desgaste y la rotura.

  • Permite un secado más rápido: ya no tenés que esperar más tiempo de la cuenta a que tu outfit favorito se termine de secar.

¿Qué tipo de jabón usás para lavar la ropa?

En esta nota, podés aprender cómo escoger el mejor suavizante para ropa.

Cómo usar el suavizante para ropa en el lavarropas

El suavizante para ropa se suele usar durante el último enjuague del ciclo del lavarropas, quedando la ropa más suave y perfumada. Estos son los principales consejos a la hora de utilizar suavizante en el lavarropas:

  1. Colocá el suavizante de ropa en el compartimento correcto: la mayoría de los lavarropas tienen un compartimento donde podés verter el detergente y suavizante para ropa. En general, está indicado por un símbolo de flor. La ubicación del compartimento puede variar, por lo que podés consultar el manual de uso, si no lo encontrás.

  2. Cuidado con las cantidades: en general, los suavizantes vienen en formato líquido y muchas veces cuentan con una tapita medidora. Llená la tapa medidora de tu suavizante para ropa, respetando la dosis recomendada en el empaque. Ajustá la cantidad de suavizante, en función del volumen de la carga de lavado.

  3. Dejá que el lavarropas se encargue del resto: después de haber colocado la ropa en el tambor y el jabón para lavar la ropa en su compartimiento, añadí la dosis de suavizante (medida con la tapa) en su compartimiento. Comenzá un programa de lavado, que incluya un ciclo de enjuague. El lavarropas se encargará de agregar el suavizante de ropa, en el momento apropiado.

Para conocer mejor cómo funciona tu lavarropas, consultá estas notas acerca de las máquinas semi-automáticas y los lavarropas automáticos.

Cómo usar el suavizante para ropa en el lavado a mano

El suavizante de ropa también puede ser incorporado al lavado a mano - en particular, cuando lavamos prendas delicadas, como la ropa de lana, que requiere un poco más de cuidado. En estos casos, lo ideal es lavar las prendas delicadas a mano; y se puede usar suavizante para darle un toque especial. Si dudás acerca de poner ropa en el lavarropas, te recomendamos consultar la información de la etiqueta.

Acá te contamos los pasos a seguir para el uso adecuado del suavizante de ropa durante el lavado a mano:

  • Antes de empezar el lavado a mano, comprobá la etiqueta de lavado de la prenda que vas a lavar.

  • Llená un balde o pileta de agua sin sobrepasar la temperatura que indica la etiqueta. Asimismo, asegurate de separar la ropa por colores (ropa blanca por un lado, y oscura por el otro).

  • Añadí al agua la dosis recomendada de jabón para lavar a mano. Si se trata de jabón en polvo, asegurate de que esté bien disuelto.

  • Sumergí las prendas en el agua, una a una. Frotá la ropa ligeramente y vaciá el balde o fregadero.

  • Aclará las prendas con abundante agua.

  • Volvé a llenar el balde o fregadero de agua limpia.

  • Verté la dosis de suavizante recomendada – pero recordá que no debe entrar en contacto directo con la ropa, ya que podría dejar marcas sobre la ropa.

  • Sumergí la ropa en el agua con suavizante y dejala en remojo durante media hora.

  • Vaciá el agua y aclará las prendas con agua limpia.

  • Poné a secar la ropa sobre una toalla horizontalmente para evitar que se arruge o deforme.

En las siguientes notas, te damos más tips acerca del lavado a mano y consejos para el cuidado de las prendas delicadas.

Cuál es el mejor suavizante para la ropa de bebé?

Como la piel de los bebés es muy sensible, lo ideal es evitar productos con fuertes fragancias a la hora de lavar la ropa, ya que pueden provocar alergias e irritaciones. Existen suavizantes hipoalergénicos, dermatológicamente testeados, (como Comfort Intense - Hipoalergénico Puro Cuidado), que son adecuados para la ropa de bebés mayores de seis meses. Si se trata de lavar la ropa de bebés menores de seis meses, no se recomienda el uso de suavizante.

En esta nota, conocé nuestras recomendaciones para el lavado de la ropa de bebé.

Cómo mantener las toallas suaves, usando suavizante para ropa

Nada mejor que una toalla suave y esponjosa, recién lavada. Pero si bien el uso de suavizante de ropa puede parecer una solución obvia para mantenerlas suaves, el uso excesivo de suavizante puede reducir la absorbencia de las toallas, al cubrir las fibras de la toalla con una película a base de aceite.

Entonces, ¿debés usar suavizante para ropa en las toallas? Sí, siempre respetando la dosificación recomendada, para mantener las toallas esponjosas, suaves y absorbentes. Para obtener resultados óptimos, también podés hacer lo siguiente:

  • Usá la cantidad adecuada de jabón para ropa. Verificá las instrucciones de dosificación en la etiqueta y asegúrese de compensar adecuadamente la dureza del agua de su área; tanto el agua dura como demasiado detergente pueden hacer que las toallas se vuelvan un poco rígidas.

  • Lavar con agua caliente. Esto ayuda a eliminar los residuos de jabón y otros productos que puedan hacer que las toallas se sientan ásperas. Revisá la etiqueta de la toalla para saber la temperatura más alta que puede soportar.

  • Terminá el secado de las toallas, por un ciclo de aire frío. Sobrecalentar las toallas para secarlas podría dañar las fibras de algodón y deshacer todo el buen trabajo que tu suavizado ha hecho en el lavado.

¿Ya consultaste nuestra guía acerca de cómo sacar el olor a humedad de las toallas y toallones?

Cómo hacer un suavizante para ropa casero

El vinagre blanco, que usualmente tenemos en casa, es uno de los mejores productos naturales de limpieza. Y también, puede ser una alternativa natural al suavizante de ropa.

Estos son los pasos a seguir para usar el vinagre blanco como suavizante de ropa casero:

  1. Agregá ¼ - ½ taza de vinagre blanco al compartimiento del suavizante en el lavarropas, al principio del ciclo de lavado (y el jabón de lavar ropa, en el otro compartimiento).

  2. Iniciá el ciclo de lavado, siguiendo tu programa habitual.

  3. Si lavás a mano, podés también usar el vinagre, diluido en agua tibia, durante la fase de enjuague de la ropa.

¡Listo! Después del lavado, tu ropa estará suave y lista para ser doblada y almacenada. Si no te gusta el olor del vinagre, podés agregar dos gotas de aceite esencial natural de tu fragancia preferida (lavanda, rosa) a la mezcla, antes de usarla.

Recordá: nunca mezcles vinagre con lavandina, ya que su mezcla produce un gas tóxico.

Cuándo es mejor no usar suavizante para ropa

Si bien se puede usar el suavizante de ropa en la mayoría de los materiales, hay algunas excepciones en las cuales se debe evitar su uso. Se recomienda comprobar siempre las etiquetas de cuidado de la ropa, antes de lavarla con suavizante.

  • Paños de microfibra. El suavizante para ropa crea una fina capa protectora sobre cada fibra. Aunque es indicado para el cuidado de tu ropa, los paños y toallas de limpieza de microfibras están hechos especialmente para ser lo más absorbentes posible: en este caso, el uso de suavizante las hará menos efectivas. Acá encontrarás más tips acerca del lavado de trapos y paños en microfibra.

  • Ropa deportiva. La mayoría de la ropa deportiva tiene propiedades que absorben el sudor, para mantener la piel seca. Al igual que con la microfibra, las propiedades protectoras del suavizante de telas pueden interferir con la transpirabilidad y absorbencia de la tela.

  • Material resistente al fuego. El suavizante de ropa puede hacer que este tipo de tela sea menos ignífuga (resistente al fuego), por lo que es mejor evitarlo. Algunas pijamas para niños están formuladas para ser resistentes al fuego - por esto, es importante siempre revisar la etiqueta, antes de lavarlas con suavizante.

Usos del suavizante para ropa: cómo obtener los mejores resultados

Ahora que sabés cómo y cuándo usar el suavizante de ropa, hemos compilado los consejos principales, para disfrutar de excelentes resultados, con una ropa más suave y con un perfume fresco.

  • Usá siempre la dosis recomendada de suavizante. Leé las instrucciones en el envase, para confirmar la cantidad que debés usar (demasiado o muy poco producto puede afectar los resultados). Y verificá la etiqueta de cuidado de la prenda, para asegurarte que el uso de suavizante es adecuado para su tela.

  • Colocá el producto en el compartimiento correcto del lavarropas. Asegurate de no agregar el suavizante en el compartimiento del jabón, o no obtendrá los resultados deseados. Si no estás seguro de cuál es la ubicación correcta, consultá el manual del lavarropas.

  • Usá el suavizante, antes de su fecha de vencimiento. Recomendamos siempre revisar la fecha de vencimiento de tu suavizante, para garantizar la máxima eficiencia del producto.

  • Almacená el suavizante a temperatura ambiente, fuera de la luz solar directa. Evitá el frío y el calor extremos, y nunca dejes que el acondicionador de ropa se congele - ya que puede comprometer la calidad del producto.

  • Nunca uses la tapa del suavizante para dosificar otros detergentes. Una gota de jabón líquido en la tapa del suavizante puede hacer que este último se vuelva demasiado espeso para usarlo.

  • Evitá el contacto directo con la ropa. Existe el riesgo de que se manche; por lo que es mejor evitar aplicarlo directamente sobre la ropa. Asegurate de diluir bien el suavizante con agua, cuando lo usás en el lavado a mano.

  • Evitá el contacto directo con la piel. Lavá enseguida el área, para evitar toda irritación.

Para saber cómo potenciar el olor del suavizante para que dure más en tu ropa, consultá este artículo.

Y ahora que conocés cómo se usa el suavizante de ropa, descubrí cuál es el mejor jabón líquido para ropa.

Publicado originalmente