cómo usar suavizante de ropa consejos y trucos para dejar tu ropa limpia
Cuidado de la ropa

Cómo usar suavizante de ropa: consejos y trucos para dejar tu ropa limpia y suave

El suavizante es un excelente producto para mantener tu ropa suave, pero ¿sabés cómo aprovecharlo al máximo? ¡Acá obtendrás más información!

Todos conocemos los beneficios generales de usar un suavizante de ropa (también conocido como “acondicionador para la ropa”) como Comfort: las prendas quedan suaves (como el nombre lo sugiere) y con un aroma rico y fresco. El suavizante también protege tu ropa del uso y del desgaste. Pero usar suavizante también ofrece otros beneficios: reduce la estática de la ropa, ayuda a que se seque más rápido y hace que plancharla sea más fácil. Además, existen algunos trucos para obtener los mejores resultados y hay estrategias para aprender cómo suavizar la ropa y no estropear las prendas sin querer. ¿Querés saber más? Leé este artículo. A continuación, te ofrecemos una guía rápida para que aproveches al máximo tu suavizante.

Cómo usar el suavizante de ropa

  1. La mayoría de los lavarropas tienen un compartimento para poner jabón, lavandina y suavizante para ropa. La ubicación de ese compartimento puede variar de un lavarropas a otro, así que, si no lo encontrás, te sugerimos consultar el manual de uso.
  2. La mayoría de los suavizantes son líquidos e incluyen, por lo general, una taza medidora.
  3. Llená la taza según las instrucciones del producto: agregá más o menos suavizante en función del volumen de la carga de lavado.
  4. Volcá el suavizante de ropa en el compartimiento correspondiente. El lavarropas se encarga de agregar el suavizante durante el ciclo de enjuagado.

Cómo suavizar las toallas

¡Para que tus toallas estén siempre suaves, lavalas con suavizante! Es importante que sigas las instrucciones en la etiqueta del suavizante que hayas elegido. Después de lavarlas, tus toallas van a estar suaves y esponjosas.

Cómo suavizar las toallas: trucos alternativos

Acá te mostramos unos secretos para dejar tus toallas suaves y esponjosas:

  1. Lavá unas pocas toallas con una pequeña cantidad de jabón de ropa y una taza de vinagre. Esto ayudará a aflojar las fibras de las toallas que estaban apelmazadas y duras. Simplemente, utilizá el vinagre como suavizante, vertiendo una taza de vinagre en el mismo compartimiento del suavizante. Este secreto es ideal para suavizar esas toallas tan firmes que raspan. Cuanto más laves las toallas de este modo, más suaves estarán. Asegurate de lavar pocas toallas a la vez para permitir que el vinagre actúe mejor.
  2. Otra opción es agregar una tableta suavizante a un lavado sin jabón. Esto tendrá un efecto suavizante similar.

Cómo usar el suavizante de ropa: qué debés evitar

  • El suavizante no debe estar en contacto directo con la ropa, ya que dejará manchas y marcas.

Al usar suavizante en cada lavado, tu ropa va a quedar mucho más esponjosa y delicada. Cuidar las fibras es muy importante para que las prendas duren más y se mantengan en buen estado. Ahora ya sabés cómo suavizar la ropa. Es fácil, ¿no?

Tip principal


El uso de un suavizante para ropa como Comfort cuida las prendas, ya que deja una sensación suave y delicada al contacto con la piel.

Consejos útiles:

  1. Siempre leé la etiqueta del producto y seguí las instrucciones.
  2. Verificá el manual de tu lavarropas para descubrir exactamente dónde verter el suavizante de ropa.
  3. No pongas el suavizante en contacto directo con las prendas.