Las pulgas son uno de los insectos más difíciles de erradicar. De hecho, una pulga en fase “pupa” (el periodo entre larva y adulto) puede soportar hasta un año sin chupar sangre de animales o seres humanos. Ya en la adultez solo aguantan una semana sin comer.

Aprendé cómo combatir las pulgas, también en su fase de larva.

Etapa 1: aislá a tu mascota y limpiá la casa

En primer lugar, aislá a tu mascota para ocuparte de los ambientes.

  • Limpiá el piso utilizando Cif Ballerina Antibacterial con Cif Pisos 2 en 1, que ofrece una limpieza profunda y elimina el 99,9% de bacterias.
  • Aplicá el mismo producto en otras superficies como el inodoro y la bacha del baño: para eso colocalo puro y dejalo actuar durante diez minutos. Luego pasá un paño Cif Ballerina Antibacterial humedo.
  • Aunque tu mascota no vaya a la cocina, limpiala a fondo con Cif Gel con Lavandina, que brindará una limpieza rápida y profunda en la mesada, anafes, electrodomésticos y alacenas laminadas.
  • Para reforzar la desinfección, rociá un spray anti pulgas por huecos y algunas superficies de difícil acceso.
  • Además, tenés que cambiar la ropa de cama y lavar las fundas de los almohadones. Podes utilizar Ala Matic Antibacterial que remueve las manchas más difíciles y elimina el 99.9% de las bacterias.

Etapa 2: utilizá el producto anti pulgas

Una vez que hayas terminado con la casa, lavá a tu mascota con un producto específico para animales diseñado contra pulgas y garrapatas.

Es importante que tu mascota no regrese a la casa hasta que no esté sanitizada, ya que si quedó alguna pulga se puede volver a instalar en cuestión de segundos.

Por supuesto, es necesario desinfectar la cucha o cama en la que duerme y los juguetes de tu mascota (en esta nota podrás aprender a realizar juguetes con material reciclado).

En caso de que todos esto no de resultado y tu mascota siga con pulgas, la única solución será contratar a un fumigador para que aplique producto fumigador que elimine las pulgas en tu casa.

Etapa 3: evitá que regresen

Realiza un mantenimiento periódico rociando producto antipulgas por toda la casa. También podés reforzar colocándole a tu mascota un collar anti pulgas, hay algunos químicos y otros naturales (aunque menos efectivos).

Es importante mantener la casa limpia y desinfectada para poder prevenir la invasión de pulgas en el hogar.