Cualquier casa en la que haya un gato como mascota debe tener una litera con piedritas sanitarias: es el modo más limpio para que hagan sus necesidades. Además, es clave que aprendas a higienizarla, para mantener la limpieza de tu casa y la salud del gato. Una vez que encuentres tu mejor estrategia, será una tarea simple. Entonces, ¿cómo limpiar la litera y cada cuánto debés hacerlo? Te lo contamos.

Limpieza diaria de la litera del gato

Antes de empezar, protégete con un par de guantes de goma y una máscara para reducir el riesgo de contraer toxoplasmosis, un virus que puede ser contraído a través de las heces del gato. Si estás embarazada, no hagas esta tarea, otro integrante de la casa puede realizarla.

Para empezar, lo único que necesitás es una pala:

  • Con su ayuda, retirá las heces y los aglomerados de orina (las piedritas sanitarias o arena para gatos concentrarán la orina en pequeñas bolitas).
  • Tirá los residuos en una bolsa de residuos y llévala a un cesto de basura que no sea el de la cocina: es ideal que esté en el patio, jardín o balcón, pero si no contás con ese espacio puede ubicarse en el garaje o lavadero.
  • Si es necesario, recargá las piedritas sanitarias o arena para gatos de la bandeja.

Limpieza semanal de la litera del gato

Una vez por semana tendrás que seguir este método de 7 pasos. Es mejor hacerlo al aire libre pero también podés hacerlo en la bacha del lavadero o la cocina. Es muy importante que desinfectes el área después de hacerlo con Cif Gel 2 en 1, que limpia y contiene acción antibacterial que elimina el 99,9% de las bacterias y gérmenes de forma simple. Y su vez, remueve alérgenos y acaros.

Primero, recordá protegerte con guantes de goma y una máscara:

  1. Abrí todo lo que puedas una bolsa de residuos y volcá con cuidado todo el contenido de la caja adentro. Tené a mano una pala o un cepillo para limpiar cualquier resto que pueda caer.
  2. Usá la pala para raspar cualquier residuo seco que haya quedado en la litera.
  3. Barré todos los restos y metelos dentro de la bolsa, cerrala y métela en un cesto de basura apartado de la cocina.
  4. Diluí VIM Lavandina en Gel en agua, siguiendo las indicaciones del envase. Colocá el líquido dentro de una botella con pico rociador y aplicalo en toda la caja. Pasá un paño Cif Ballerina Multiuso Antibacterial por toda la superficie (interior y exterior). También podés usar una mezcla de agua tibia y detergente lavavajillas Cif Active Gel Antibacterial.
  5. Pasá un paño seco por toda la caja para retirar cualquier humedad.
  6. Dejá la litera al aire libre o junto a una ventana para que se seque. Si tenés poco tiempo, podés usar papel tissue. Es importante asegurarse de que la caja quede completamente seca antes de volver a colocarle piedritas sanitarias o arena para gatos.
  7. Una vez que esté seca, rellená la litera y ubicala en su lugar, lista para que tu gato la use.

Después de limpiar a fondo la litera, lavate las manos de forma correcta con Jabón Líquido Lifebuoy Total, con acción antibacterial.

¿Cada cuánto debo limpiar la caja de piedritas del gato?

Más allá de retirar los excrementos y las bolitas de orina, tendrás que hacer una limpieza y desinfección semanal. Si más de un gato usa la misma bandeja, higienízala a fondo con más frecuencia, hasta dos o tres veces a la semana, dependiendo de cuánto la usen.

¿Cómo quitar el olor a orina de gato?

Limpiar la bandeja regularmente, con los pasos de nuestra guía, debería mantenerla libre de olores, pero podés tomar algunas medidas extra.

  • Espolvoreá una fina capa de bicarbonato de sodio en la base de la bandeja antes de agregarle las piedritas sanitarias o arena para gatos. El bicarbonato de sodio es súper absorbente, por lo que ayudará a mantener controlado el olor de la orina.
  • Probá otro tipo de piedritas sanitarias o arena para gatos. Algunas están especialmente diseñadas para combatir los olores. La arena para gatos hecha a base de trigo es otra buena opción y controla de forma natural el olor. Por otro lado, las piedritas que generan aglomerados de orina ayudarán a evitar el olor.
  • Asegurate de que el ambiente esté bien ventilado y sin humedad ambiental. No escondas la litera en un lugar oscuro y encerrado, eso solo empeorará la presencia del olor de la orina del gato. Ubicala en un sitio bien ventilado y asegúrate de abrir las ventanas de forma regular.