Los ambientes húmedos facilitan la aparición de hongos que pueden generar alergias, alientan el desarrollo de bacterias, y aumenta la posibilidad de contraer afecciones respiratorias. Una correcta ventilación de la casa es el primer paso para evitar la humedad ambiental.

Cómo sacar la humedad de un ambiente

Para su crecimiento en interiores, el moho necesita de altos niveles de humedad y superficies preferiblemente porosas, encontrando en baños, sótanos y almacenes su ecosistema ideal. Un deshumidificador (un aparato diseñado para esta función) es una buena alternativa para reducir la humedad ambiental y los daños que causan los hongos en el ambiente del hogar.

Cuando los techos y paredes están cubiertos de moho es necesario realizar una limpieza a fondo.

  • Protegete con guantes, barbijo y antiparras, sobre todo si vas a trabajar en el techo con la vista hacia arriba.
  • Colocá en un balde con Vim lavandina en gel (se calcula una parte de lavandina por cada tres de agua), que limpia superficies y mata mayor cantidad de gérmenes que las lavandinas líquidas comunes.
  • Frotá la superficie afectada con un cepillo de cerdas duras.
  • Enjuagá con agua y secá.

En esta nota podés enterarte cómo eliminar manchas de humedad con diferente métodos.

Las cortinas de baño también suelen llenarse de hongos y bacterias, por eso debés lavarlas seguido, ya sea a mano (en un balde con agua y lavandina) o en el lavarropas.

Hongos

Si te preguntas por los daños que causan los hongos presentes en el ambiente, tené en cuenta que son uno de los factores alérgenos más fuertes y provocan la mayoría de las enfermedades alérgicas respiratorias. Incluso, sin llegar a casos tan extremo, pueden generar rinoconjuntivitis (cuando los ojos lloran), estornudos, etc.

Evitar la formación de manchas de humedad en paredes o ventanas es clave, por eso siempre deberás ventilar los ambientes y, de ser posible, pintar las paredes con pinturas antifúngicas.