Unilever
Información sobre el Coronavirus (Covid-19): Cómo proteger tu hogar y a tu familia.
Anuncio
Vim

Lavandina: consejos y estrategias para usarla en casa

La lavandina es un producto muy útil, pero es importante saber cómo utilizarla. Este artículo te describe sus usos para limpiar diferentes superficies en casa.

Actualizado

uso de lavandina consejos y estrategias para utilizarla en el hogar

La lavandina es un producto de amplio espectro muy útil en el hogar, aunque es siempre conveniente revisar los mejores modos de uso. Este artículo describe algunos usos de la lavandina y los productos derivados para limpiar superficies varias en el hogar.

Por precaución, se recomienda siempre probar el producto en una superficie pequeña o poco visible antes de su uso. Al administrar un producto potente como la lavandina y sus derivados se ruega leer las instrucciones del fabricante y utilizar siempre guantes de goma.

La lavandina es un elemento de limpieza sumamente versátil. Cuando usás un producto como Vim, podés aprovecharlo para toda la casa. Es importante leer las instrucciones en la etiqueta del envase y probar previamente en un área pequeña.

Métodos de Limpieza con Lavandina

La lavandina y el amoníaco son productos utilizados para eliminar hongos y moho tanto dentro como fuera de tu casa. No obstante, no se deben combinar ambos productos.

Se recomienda especialmente la lavandina para las siguientes tareas, pero siempre y cuando utilices guantes de goma y hagas una prueba del producto previamente a su aplicación:

Eliminar moho y hongos de los azulejos del baño:

Mezclá partes iguales de una lavandina potente como Vim Original y agua en un envase con atomizador y rociá sobre la parte a tratar. Dejá reposar durante 15 minutos, luego frotá con un cepillo de cerdas duras y enjuagá. También podés hacer esto para blanquear los azulejos percudidos.

Creá tu propio desinfectante casero

Ésta es una manera muy sencilla de crear tu propio desinfectante para utilizar en toda tu casa: sólo consiste en diluir lavandina en agua. Una dosis recomendada es mezclar 1/2 taza de lavandina (100ml) en 5 litros de agua, de todos modos siempre recomendamos leer la etiqueta del producto que hayas seleccionado. A continuación, envasá la solución obtenida en una botella vacía y limpia con atomizador. Rociá el preparado en una toalla de papel o trapo para limpiar las superficies, los manteles de plástico o los muebles de jardín y donde creas que sea necesario. Sólo asegurate de no utilizarlo en presencia de amoníaco u otros productos de limpieza. Es recomendable cerciorarse siempre de no causar efectos perjudiciales para la salud antes de utilizarlo.

Desinfectar y desodorizar basureros:

Aunque vacíes los basureros con frecuencia, éstos necesitan ser desinfectados regularmente. Si es posible, llevá el tacho de basura afuera y eliminá cualquier residuo suelto con agua. A continuación, añadí de1/2 a 1 taza de lavandina (dependiendo del tamaño del tacho de basura y las recomendaciones de la etiqueta) en aproximadamente 5 litros de agua. Usá un cepillo de mango largo para llegar al fondo y los lados del basurero. Vacialo y luego enjuagalo con agua, dejarlo escurrir y secarse al aire libre.

Eliminar hongos de las paredes y superficies pintadas:

Para sacar el moho de las paredes y superficies pintadas, prepará una solución de 1/4 de taza de lavandina con 2 tazas de agua y aplicá con un paño en las áreas afectadas. Dejá actuar la solución durante 15 minutos y luego enjuagá. Repetí según sea necesario.

Limpiar floreros: 

Añadí una cucharadita de lavandina para limpiar floreros con un cepillo de mango largo (y usando guantes de goma). Asegurate de enjuagar bien y secar con una toalla suave. Un pequeño truco para aumentar el tiempo de vida de las flores es: inmediatamente después de cortarlas, agregá 1/4 de cucharadita de lavandina por cada litro de agua del florero. De esta manera, vas a evitar que el agua se enturbie, ya que inhibe el crecimiento de bacterias.

Anuncio

Vim

Publicado originalmente