Los bebés aprenden llevándose sus juguetes a la boca, método que les permite explorar y descubrir a una edad en la que todavía no tienen un completo control de sus manos.

Es muy tierno verlos en un rincón mordisqueando sus juguetes para bebés, pero eso enciende una alarma en los padres. ¿Es saludable? ¿Se contagiará gérmenes? Los chicos son un grupo de riesgo, dado que sus sistemas inmunológicos son aún inmaduros. Por eso, es importante aprender cómo limpiar juguetes para bebés de forma segura para reducir el riesgo de enfermedades.

Lavar los peluches en el lavarropas

Entre los juguetes para bebés favoritos están los peluches. Lavarlos es muy fácil y, en la mayoría de los casos, podés dejar que el lavarropas haga todo el trabajo. Sólo chequeá la etiqueta del muñeco antes del lavado y seguí estos pasos:

  1. Revisá rápidamente que no tenga hilos sueltos o cintas que puedan engancharse o desenredarse durante el ciclo de centrifugado. Si hay, córtalos o retíralos, y cosé cualquier agujero que encuentres.
  2. Colocá el peluche dentro de una bolsa de red para reducir el riesgo de daño. Si no tenés, recurrí a una funda de almohada.
  3. Metelo en el lavarropas. Usá Ala Jabón Líquido Piel Sensible –que gracias a su fórmula con pH balanceado es suave con las fibras textiles y con la piel– con un ciclo de agua tibia. Si tu hijo estuvo enfermo, elegí agua caliente.
  4. Secalo en un sector bien ventilado.

Cómo limpiar los juguetes

Los juguetes de plástico son simples de limpiar con un paño Cif Ballerina Multiuso Antibacterial. Pero también podés darles un lavado más profundo para asegurarte de que sean higiénicos para los chicos. El detergente como Cif Active Gel Limón es un excelente aliado para esta tarea. Aplícalo con un paño, enjuágalo bien y dejá que se seque bien antes de devolverlo a la caja de juguetes.

Además, conocé el mejor modo de lavar la ropa de bebé y cómo esterilizar mamaderas y otros accesorios de recién nacidos.