Nuestra rutina de limpieza debe cubrir el cuidado de todos los ambientes. Pero limpiar la casa todos los días es complicado debido a la falta de tiempo, por eso es importante poner énfasis en el lugar correcto. Hay dos sectores de la casa que necesitan una tarea de aseo más frecuente y profunda:

  • la cocina
  • el baño.

En estos dos, se concentran la mayor cantidad de gérmenes y bacterias, lo que motiva que debamos desinfectar a fondo para combatirlos.

Tips para limpiar la casa

Si querés maximizar el tiempo y reducir la cantidad de productos de tu kit (y con eso también gastar menos dinero), elegí productos multipropósito y concentrados. Un ejemplo, es VIM Lavandina en Gel, que desinfecta y elimina todo tipo de gérmenes de toda tu casa. A su vez, la consistencia en gel permite mayor precisión a la hora de colocarla, por eso ideal para utilizar en áreas pequeñas o de difícil acceso, y a rinde 3 veces más que las lavandinas liquidas.

Con la lavandina en gel podrás desinfectar uno de los rincones con más bacterias, el baño. Usala para el interior y exterior del inodoro, la bacha y la bañera, ya que también ayudará a remover manchas de sarro y agua dura.

Cómo mantener la casa limpia

  • Organizá las tareas de orden y limpieza para que sean compartidas entre todos los miembros de la familia, incluidos los chicos.
  • El mantenimiento evitará la aparición de gérmenes hasta que sea momento de la limpieza profunda: limpiá la mesada, las hornallas y la pileta luego de cocinar, así no se acumula suciedad.
  • En cuanto al baño, para mantener la bañera limpia por más tiempo, luego de bañarte, secá la bañadera con una toalla vieja o un paño, así vas a evitar la aparición de manchas de agua dura y la suciedad.

Polvo afuera

Eliminá el polvo de todas las superficies de la casa. Sacá pelusas de los muebles pasando un paño de microfibra humedecido, de esa forma evitarás que el polvo se propague por el aire. Otra opción es pasar la aspiradora. Para los pisos, utiliza aspiradora para remover el polvo.