Cómo limpiar una parrilla: consejos y tips

Para compartir un asadito el domingo con familiares o amigos, ¡necesitás una parrilla limpia! Acá vas a encontrar consejos para dejarla lista para usar.

Actualizado

Saber bien cómo limpiar la parrilla después del asado o cualquier otra comida puede ser un tanto complejo, y, por eso, es necesario usar elementos especiales. Para no estropear tu parrilla, no te olvides de leer las instrucciones de limpieza del fabricante.

Vas a necesitar lo siguiente:

  • Limpiador de parrilla (cualquier limpiador multiuso en aerosol puede servir).
  • Un balde con agua y jabón.
  • Piedra pómez o una espátula o cepillo de horno para quitar las cenizas quemadas.
  • Una hidrolavadora (opcional).

Para tener en cuenta: Te recomendamos proteger tus manos y tu ropa en todo momento. No olvides leer las instrucciones de cualquier producto que uses, y aplicalo primero en una pequeña parte, a modo de prueba, y luego completá la limpieza.

Para evitar que los alimentos queden adheridos a la parrilla, tenés que untarla previamente con aceite comestible. Esto va a permitir un fácil lavado luego de su uso.

Cómo limpiar una parrilla: tips para la limpieza interior

  • Retirá la parrilla desmontable, remojala un rato en el agua caliente con jabón y después refregala con detergente, como si fuera la parrilla del horno.
  • Tirá las cenizas y los desperdicios que se desprendan del interior.
  • Si tu parrilla usa rocas de lava o leños cerámicos, remojalos unos minutos en un balde con agua y jabón, y luego dejalos secar. Así, vas a poder reutilizarlos y reducir la suciedad al mínimo.

Descubrí cómo limpiar una parrilla paso a paso en este video:

Cómo limpiar la parrilla: más métodos para la limpieza interior

Por lo general, deberías limpiar la parrilla después de usarla, cuando todavía está un poco tibia, pero ¡no caliente! Así, vas a poder aflojar los depósitos de cenizas y grasa sin mucho esfuerzo y sacarlos fácilmente. Si esto no fuera posible, podrías emplear un par de técnicas:

  • Limpieza del interior de la parrilla con hidrolavadora protegiendo tus ojos con antiparras.
  • Para las parrillas con tapa, humedecé papel de diario y colocalo dentro de la parrilla. Retirá la tapa y aplicá en la base una temperatura moderada. Esto se puede realizar con un par de leñas de madera encendidas. Asegurate de que el papel que colocaste dentro de la parrilla no se prenda fuego, ya que esto sólo va a agregar problemas al proceso de limpieza.

Cuando la suciedad de la parte interna está floja, podés sacarla de un modo fácil y rápido:

  • Limpiá el interior de la parrilla con una piedra pómez o con un cepillo, suave pero firmemente, asegurándote de sacar toda la suciedad rebelde. Si la parrilla es enlozada, tené mucho cuidado y cepillá suavemente: si cepillás muy fuerte, vas a estropear el material.
  • Sacudí o retirá la suciedad que se haya aflojado.
  • Con el limpiador de parrilla específico, enjuagá minuciosamente el interior de la parrilla.

No esperes que la parte en la que apoyás el carbón quede impecable: es muy posible que, con el tiempo, esa zona tenga un daño permanente. Fijate que no queden desperdicios adheridos.

Cómo limpiar una parrilla: tips para la limpieza exterior

El último paso es la limpieza exterior de tu parrilla. Pero no te preocupes, es muy fácil:

  • Pasá un trapo humedecido por el exterior de la parrilla y, si ves que algo quedó pegado en la superficie, sacalo con un poco de agua tibia mezclada con bicarbonato de sodio.
  • Si el exterior es de acero inoxidable, podés pasar un trapo con aceite para crear una capa protectora.

Encontrá más artículos como éste sobre la limpieza de exteriores con Cleanipedia. ¡Sólo con un click!

  • Es recomendable limpiar la parrilla tan pronto como sea posible, cuando alcance una baja temperatura, pero nunca limpiarla en caliente.
  • Publicado originalmente