cómo limpiar gamuza botas zapatos camperas y accesorios
Lavandería

Cómo limpiar gamuza: botas, zapatos, camperas y accesorios

¿Necesitás limpiar una campera o unos zapatos de gamuza? Te explicamos cómo. ¡Leé acá para conocer los consejos útiles que tenemos para vos!

La gamuza es un material mucho más suave y vulnerable que el cuero común. No sólo puede mancharse más rápida y fácilmente que el cuero, sino que también es más difícil de limpiar. A diferencia del cuero, las manchas en la gamuza pueden empeorar con materiales de limpieza normales, como el agua y el jabón. Por eso, es muy importante saber cómo limpiarlas, sobre todo si tenés botas, zapatos, camperas u otros accesorios hechos de este delicado material.

Cómo limpiar gamuza: botas y zapatos

Para limpiar zapatos de gamuza o botas de este material, nunca uses agua sobre una parte de la superficie. La aplicación parcial de agua puede dejar marcas y hacer que tu calzado parezca viejo, gastado y decolorado. Eso no quiere decir que nunca puedas usar nada de agua para limpiar gamuza. Como es un material tan delicado, tenés que saber exactamente cómo usar líquidos para limpiarlo. Además, tener un cepillo de buena calidad para gamuza es una herramienta esencial. Acá te presentamos la mejor forma de usar un limpiador de gamuza sin dañar el material:

  • En primer lugar, usá el cepillo para quitar la suciedad superficial de tus botas o zapatos. Así, la gamuza va a estar más limpia antes de aplicar otros tratamientos más intensivos. Asegurate de cepillar siguiendo la dirección de la fibra del material, y no en dirección opuesta.
  • Si tus botas están gastadas en los bordes, usá nuevamente el cepillo, pero esta vez con un movimiento vigoroso hacia adelante y hacia atrás para eliminar las fibras sueltas. Tratá de cepillar solamente la zona gastada.
  • Para sacar las manchas rebeldes, hay que agregar un poco de agua, pero, como la limpieza localizada puede dejar marcas, limpiá la bota entera. Así, no se va a notar la pérdida de color.
  • Usá el cepillo para gamuza para aplicar una pequeña cantidad de agua a todo el calzado y cepillá la parte manchada. Colocá una horma o bollitos de papel en el interior del calzado para conservar su forma y dejalo secar. No uses papel de diario, ya que se podría transferir tinta al material.
  • Si en tus botas quedaron marcas de la sal del agua, usá un poquito de vinagre blanco para limpiarlas. Es probable que el olor a vinagre sea perceptible durante las primeras veces que uses las botas, pero se va con el tiempo.

Cómo limpiar gamuza: camperas y accesorios 

Para limpiar camperas y accesorios de gamuza, tenés que tener las mismas precauciones y seguir casi los mismos pasos que cuando limpiás calzado de ese material, aunque con algunas mínimas diferencias:

  • Pasá un cepillo para gamuza a fin de aflojar las fibras del material. Así, eliminás la suciedad superficial y dejás expuestas las manchas más profundas y arraigadas.
  • Para limpiar manchas (especialmente residuos aceitosos o marcas de sudor), aplicá una capa fina de harina de maíz sobre la prenda y dejala actuar unas horas, preferentemente toda la noche. La fécula de maíz absorbe las manchas eliminándolas del material. A continuación, usá un cepillo para gamuza para sacar la harina.
  • La limpieza a vapor también es efectiva para limpiar manchas de las camperas de gamuza, pero asegurate de no sobresaturar el material. Para eso, la mejor opción es colgar la prenda de gamuza en el baño luego de un baño o una ducha.
  • Finalmente, si necesitás usar un limpiador de gamuza más fuerte, averiguá qué limpiador especializado para cuero es apto para limpiar gamuza. De todas formas, igual que con el agua, te conviene usarlo de modo uniforme en toda la prenda, no sobre un solo lugar, para evitar que queden áreas más decoloradas.

Recordá: Siempre se recomienda leer y seguir las instrucciones de la etiqueta del limpiador de gamuza y aplicar el producto, a modo de prueba, en una superficie que no sea visible al vestir la prenda.

limpieza de gamuza

Cómo limpiar gamuza: tips de protección y cuidado

La mejor forma de aprender cómo limpiar botas de gamuza, zapatos y prendas de este material y mantenerlos con el tiempo es, ante todo, no dejar que se ensucien mucho, aunque ¡es más fácil decirlo que hacerlo! Estos consejos te van a ayudar a proteger tus prendas de gamuza:

  • Usá un protector para gamuza. En general, podés conseguir protectores de gamuza en el supermercado o en zapaterías. Actúan como barrera contra la suciedad y las manchas de agua. Aplicá el protector antes de estrenar las botas o la campera de gamuza y después de cada limpieza. Igualmente, tené en cuenta que, aunque estos productos reducen la acumulación de suciedad, no la previenen.
  • Mantené seca la prenda. Antes de salir, mirá el pronóstico del tiempo y, si está por llover, ponete algo que sea más impermeable. La gamuza no se lleva bien con la lluvia, y puede estropearse.
  • Guardala en buenas condiciones. Cuando no uses tus prendas de gamuza, guardalas como corresponde. No dejes tus prendas en lugares que puedan acumular humedad, como áticos, garajes o roperos húmedos.
  • Protegé tus prendas al transportarlas. Si te vas de viaje y querés llevar ropa de gamuza, no la guardes en bolsas de plástico o de otros materiales herméticos porque podrían hacer que la gamuza transpire. Es mejor usar una bolsa de tela de algodón o incluso una funda de almohada.

Ahora ya sabés cómo limpiar botas de gamuza y cuidar y mantener la gamuza de tus prendas y accesorios preferidos para que te duren por más tiempo. Hacé la prueba y comprobalo con tus propios ojos.

Tip principal:


Limpiar zapatos de gamuza y mantener una larga vida útil de tus accesorios y ropa de gamuza es posible con los elementos precisos, como, por ejemplo, un cepillo para gamuza que sirva para acicalar este material en un instante.

Consejos útiles:

  1. Nunca trates de quitar manchas de la gamuza con agua.
  2. En cambio, es mejor pasarle el cepillo para gamuza de modo uniforme a toda la prenda, y una pequeña cantidad de agua para evitar la decoloración del material.
  3. Para manchas rebeldes, se sugiere comprar un limpiador de gamuza o producto exclusivo para gamuza o bien podés preparar una fórmula casera con vinagre blanco o almidón de maíz.