Cómo limpiar una sartén de cerámica: guía paso a paso

Las ollas y sartenes antiadherentes requieren de un cuidado especial. Leé nuestra guía práctica y aprendé cómo limpiar una sartén de cerámica antiadherente.

Actualizado

Una olla de cerámica color naranja junto a un sartén de aluminio

Los utensilios de cocina antiadherentes son imprescindibles para cualquier aficionado de la cocina. Si bien tienden a costar un poco más que una sartén normal, deberían durar toda la vida. Con el tiempo, es necesario tirar las sartenes estándar a medida que las capas quemadas y crujientes se acumulan y hacen que sea casi imposible cocinar correctamente. 

Sin embargo, una sartén antiadherente te brinda un rendimiento perfecto con cada uso, siempre que la trates bien. Por lo tanto, es importante saber cómo limpiar una sartén de cerámica para obtener lo mejor de ella. Esta práctica guía paso a paso te va ayudar a que las sartenes te duren por muchos años.

Cómo limpiar sartén de cerámica

A continuación, te vamos a enseñar cómo limpiar una sartén de cerámica quemada en simples pasos:

Eliminá los restos aceitosos

Algunas recetas necesitan una gran cantidad de aceite, por lo que, si freís pollo o cebollas, puede quedar un residuo grasiento, casi pegajoso en la sartén, que se niega a desprenderse. Esto también pasa cuando cocinamos cortes de carne particularmente grasosos. Antes de limpiar las sartenes de cerámica, lo mejor es tratar de eliminar la mayor cantidad posible de este residuo. Esto es muy fácil y no hay que hacerlo de inmediato.

¿No sabés cómo limpiar sartenes de cerámica que se pegan? 

  • Poné media taza de vinagre blanco en la sartén y llenala con agua. 
  • Poné la sartén en el fuego hasta que hierva y vas a ver cómo los aceites flotan en la superficie (se verán como pequeñas burbujas brillantes). 
  • Retirá del fuego y colocá una toalla de papel absorbente sobre la superficie del agua, con cuidado de no quemarse las manos, para extraer los restos de grasa y aceites.

Dejá que la sartén se enfríe un poco

Este consejo es muy importante si no sabés cómo limpiar un sartén de cerámica. Obviamente, limpiar un sartén antiadherente mientras está caliente no es una buena idea, podemos lastimarnos. Sin embargo, es mucho más difícil hacerlo cuando está fría, ya que los alimentos pueden adherirse a la superficie a medida que se enfrían. Dejá que la sartén se enfríe un poco antes de lavarla, para que puedas tocarla con comodidad, pero que sientas un poco de calor.

Remojá el sartén en agua tibia y detergente

Colocá el sartén en la pileta llena de agua tibia y detergente. Lo creas o no, un detergente de buena calidad es todo lo que necesitás para limpiar completamente tus sartenes de cerámica. 

Los detergentes para platos están diseñados específicamente para cortar la grasa, levantar los restos de grasa y eliminar suciedades. Probá con el Cif Active Gel Limón Verde, que brinda un gran poder desengrasante para remover la grasa rápidamente. Algunas personas recomiendan usar bicarbonato de sodio, un limpiador eficaz y completo, para limpiar sartenes antiadherentes, pero no es una buena idea. Aunque es suave, el bicarbonato de sodio es abrasivo y puede dañar el revestimiento antiadherente.

Limpiá con suavidad - no frotes

La regla más importante para saber cómo lavar sartén de cerámica es nunca, nunca frotarlas. Las sartenes antiadherentes tienen un revestimiento inteligente en la base y en los lados que garantiza que los alimentos y los aceites simplemente se deslicen, en lugar de pegarse. 

Si fregás, podés dañar este revestimiento, haciendo que la sartén sea casi como una sartén normal. La superficie también puede dañarse con el uso de utensilios incorrectos (usá madera o plástico en lugar de metal), al usar productos químicos fuertes al limpiar (es mejor lavar el líquido) y con el uso de paños abrasivos.

Si una pequeña cantidad de residuos se adhiere a la superficie de tu sartén antiadherente, no te sientas tentado de usar un paño de limpieza abrasivo, como lana de alambre, por ejemplo. Esto dañará por completo tu sartén. En cambio: 

  • Limpiá siempre suavemente con una esponja o un paño. 
  • Si te cuesta eliminar los residuos, poné la esponja o el paño sobre la uña del pulgar y raspá suavemente la superficie del sartén, pero nunca raspes la superficie directamente.

No les tengas miedo a las sartenes antiadherentes

Muchas personas prefieren no usar sartenes antiadherentes porque perciben que el proceso de limpieza es demasiado difícil, pero realmente no podría ser más fácil. El antiadherente no es algo que se deba temer, y una vez que conozcas la mejor manera de limpiar los utensilios de cocina, puede ser una excelente adición a cualquier cocina. Incluso puede acelerar el tiempo que te lleva lavar los platos: ¿qué podría ser mejor?

Cómo curar un sartén de cerámica

El proceso de curado de las sartenes de cerámica es muy simple. ¿No sabés como curar una sartén de cerámica? Vas a necesitar lo siguiente:

  • Aceite 
  • Detergente lavavajillas

Nota: cuando cures tus sartenes asegúrate de que el ambiente esté bien ventilado, porque es normal que se forme mucho humo.

Seguí estos pasos para curar tu sartén de cerámica:

  1. Quitá todos los adhesivos de la sartén antes de curarla.
  2. Lavá la sartén con agua tibia y detergente.
  3. Poné una capa de aceite en la sartén, asegúrate de cubrir toda la superficie.
  4. Poné la sartén sobre una hornalla, a fuego bajo, y dejá que se consuma el aceite de a poco. Tené en cuenta que va a salir mucho humo durante el proceso.
  5. Una vez que el aceite se haya consumido totalmente, retirá la sartén del fuego y dejala enfriar.
  6. Por último, volvé a lavar la sartén para eliminar el excedente de aceite.
  7. ¡Listo, ya tenés tu sartén curada y lista para empezar a cocinar!

Si querés saber más acerca de cómo curar sartenes consultá este artículo. Si querés más información sobre cómo limpiar ollas quemadas, leé estos consejos.

Publicado originalmente