Cómo limpiar bronce

Si te gustaría devolverles el brillo original a tus objetos de bronce, podés hacerlo en casa con productos de uso diario. ¡Hacé clic para aprender cómo!

Actualizado

cómo limpiar bronce

Es muy común tener en casa diversos objetos de bronce. Habrás notado que, cuando éstos se exponen durante mucho tiempo al aire y a la humedad, adquieren una tonalidad verdosa también conocida como pátina. Para devolverles a todos tus objetos su brillo original, adoptá los procedimientos de limpieza caseros que te proponemos a continuación. Vas a poder utilizar ingredientes naturales con los que seguramente contás en tu hogar.

En todos los casos, te sugerimos que primero te ocupes de eliminar el polvo y otros rastros de suciedad, frotes el bronce con un paño humedecido en agua tibia y seques inmediatamente con una toalla suave. Después, podés proceder con cualquiera de los dos procedimientos descriptos más abajo.

Recordá: para prevenir que los objetos de bronce se rayen o dañen, hacé una pequeña prueba en un lugar poco visible. Y, si combinás estos métodos con algún producto comercial, leé cuidadosamente las instrucciones y seguilas paso a paso.

Podés limpiar bronce usando ingredientes de cocina diarios.

Cómo limpiar bronce con harina, sal y vinagre

Instrucciones:

  • Mezclá en un recipiente pequeño partes iguales de harina y sal.
  • Añadí gotas de vinagre blanco hasta formar una pasta suave.
  • Aplicá la pasta sobre el bronce: podés hacerlo con un paño suave o con una esponja. Si lo hacés con las manos, usá guantes de goma para proteger la piel.
  • Luego de haber probado el producto en una pequeña superficie, frotá con un paño seco y suave toda la superficie con movimientos circulares. Vas a notar que la pátina comienza a salirse. De lo contrario, continuá frotando vigorosamente hasta que el bronce recupere su color y brillo.
  • Dejá reposar la pasta en el bronce de unos 20 a 25 minutos.
  • Enjuagá el bronce con agua tibia y secá de inmediato con una toalla suave.
  • Si la pátina persiste, repetí el procedimiento.

Cómo se limpia el bronce con vinagre, jugo de limón y bicarbonato

Instrucciones:

  • Colocá en un recipiente 2 cucharadas de bicarbonato de sodio y agregá el jugo de un limón para formar una pasta.
  • Aplicá la pasta sobre el bronce: podés hacerlo con un paño suave o con una esponja. Si lo hacés con las manos, usá guantes de goma para proteger la piel y recordá hacer una prueba de seguridad del producto en un área imperceptible.
  • Con un paño seco y suave, frotá toda la superficie con movimientos circulares y notarás que la pátina comienza a salirse. De lo contrario, continuá frotando vigorosamente hasta que el bronce recupere el brillo.
  • Dejá reposar la pasta en el bronce de unos 20 a 25 minutos.
  • Enjuagá el bronce con agua tibia y secá de inmediato con una toalla suave.
  • Si la pátina persiste, repetí el procedimiento.
limpieza de bronce
  • Mezclá la pasta de limpieza que hayas elegido y esparcir por el bronce con un paño suave o una esponja. Verificar que el producto no cause daño en la superficie antes de su aplicación probándolo en un área pequeña.
  • Limpiá la superficie con el mismo paño y haciendo movimientos circulares.
  • Dejá reposar por 25 minutos antes de enjuagar y secar.
  • Publicado originalmente