Información sobre el Coronavirus (Covid-19): Cómo proteger tu hogar y a tu familia.

Cómo pulir muebles de madera

Tres pasos sencillos para pulir muebles de madera en casa

Actualizado

Cómo pulir muebles de madera correctamente

Si aún recordás el día en el que compraste o trajiste a tu casa algún mueble de madera por primera vez, seguramente ese recuerdo esté rodeado de sensaciones y olores reconfortantes: suavidad al tacto como una seda, brillo como el de un diamante, con su olor y matices típicos a vainilla, especias o notas más frutales y florales dependiendo del tipo de madera.

El paso del tiempo y el desgaste natural debido a su uso, pueden opacar y volver más ásperos nuestros muebles de madera. Por suerte, siguiendo algunas de estos pasos para pulir muebles de madera vamos a ayudarte a recuperar esas sensaciones.

1- Limpiá bien la superficie

Ya sea porque hayas decidido pulir la madera de la cama, los cajones de la cocina, el escritorio o la biblioteca, lo primero que tenés que hacer es sacar bien la tierra para asegurarte que no queden residuos. Para ello te proponemos hacer lo siguiente:

- Mezclá en un bowl agua tibia con unas gotas de detergente de cocina y removelo hasta generar espuma. El agua y la madera no son buenos aliados, por lo cual tenemos que ser muy cuidadosos. Solo utilizaremos la espuma.

- Con un trapo de microfibra, juntá un poco de espuma y frotala sobre la zona deseada. Inmediatamente después, secala con otro trapo.

2- Elegí el método para pulir tus muebles

Existen muchos tipos de maderas y productos para limpiar muebles de madera. De ser posible, elegí el método que mejor se aplique según la madera y las recomendaciones del fabricante.

a- Pulir madera con cera para muebles o productos específicos para madera

Este es un método muy recomendable ya que la cera para muebles es muy versátil y fácil de usar, y además está fabricada con el fin ayudarte a pulir muebles.

Agarrá un trapo que ya no vayas a utilizar, preferiblemente de microfibra, y ponele un poco de cera. Frotalo sobre la madera siguiendo movimientos circulares. Andá reaplicando la cera cuando sea necesario. No te olvides de pasar la cera por las partes escondidas del mueble, como la cara interior de los cajones o alrededor de las manijas.

Dejalo secar bien un par de horas antes de utilizarlo.

En caso de que tu mueble no requiera de cera, te recomendamos un producto específico para limpiar maderas y así sacar el máximo brillo y dejarlo como nuevo.

b- Pulir madera con vaselina 

La vaselina es un derivado del petróleo con múltiples beneficios. En este caso va a hidratar tus maderas y va a darles brillo otra vez. Aplicá la vaselina sobre el mueble y con un trapo seco frota la zona para pulirla.

c- Pulir madera con sal de limón (ácido oxálico) y vinagre

Mezclá tres cucharadas de sal de limón con una de vinagre blanco hasta formar una mezcla homogénea. Frotalo sobre la superficie con un trapo. Dejalo secar bien.

No es recomendable el uso de aceite para pulir o impermiabilizar maderas, ya que puede contaminarse fácilmente y an caso de estar en ambientes húmedos, pueden generarse hongos sobre la superficie

3- Mantené el pulido con estas recomendaciones

  • Conservá tus muebles alejados de la exposición directa al sol y la humedad: como ya mencionamos anteriormente, el agua y la madera no son buenas combinaciones. El agua provoca que la madera se hinche y se deforme, dañando tus muebles. El sol, por su parte, reseca la madera en exceso causando grietas irreparables. Si tus muebles están al lado de puertas o ventanas, controlá que no estén siendo afectados por el agua y el sol.
  • Cuidado con las fuentes excesivas de calor o frío. Evitá posicionar tus muebles directamente en frente de estufas o aires acondicionados. Ambos resecan la madera y opacan tus muebles.
  • Para la limpieza y mantenimiento regular de tus muebles podés usar algún producto para limpiar apto para maderas o multi-superficies. Esto te ayudará a sacarle el polvo y mantener el brillo por más tiempo.
  • Limpia las manchas inmediatamente. Si se derrama algún líquido sobre tu mueble como una taza de té o mate, limpialo inmediatamente con un papel absorbente primero y luego con una esponja y espuma. Esto evitará dejar marcas irreparables y dañar la madera.

Si necesitás más información para el cuidado regular de tus muebles, no dejés de leer el siguiente artículo sobre cómo lustrar muebles de madera.

Publicado originalmente