Skip to content
Limpieza de pisos y superficies

Los mejores consejos para la restauración de muebles antiguos

¿Querés darle nueva vida a tus muebles de madera? Descubrí cómo restaurar muebles viejos con Cleanipedia y seguí nuestros consejos.

Las antigüedades son muebles muy preciados y delicados, por lo que necesitan ciertos cuidados. Sin embargo, con el tiempo estos muebles pueden dañarse y tenemos que restaurarlos. En este artículo te vamos a enseñar cómo restaurar muebles viejos y cómo restaurar un mueble de madera con muchos consejos útiles.

El mueble tiene que estar limpio

El primer paso antes de restaurar muebles antiguos es asegurarse de que estén limpios. Para limpiar tus muebles de madera, solo tenés que pasarles un trapo húmedo con un poco de jabón neutro y dejarlo secar. Para retirar la pintura o el barniz, aplicá solvente o decapante con un pincel y retirá el producto con una espátula. Finalmente, limpiá el mueble con un trapo con solvente y lijá suavemente con una lija fina.

Cómo restaurar un mueble: reparación de golpes

Este es un punto muy importante en la restauración de muebles antiguos, ya que es necesario ocuparse de las hendiduras y de los golpes en la madera. Para hacer esto, vamos a utilizar un trapo húmedo con agua o leche caliente; lo colocamos en la zona de la hendidura y lo sujetamos al mueble con cinta. Dejamos que actúe por unas horas y las hendiduras habrán desaparecido. Para los huecos y fisuras, es recomendable taparlos con masilla (nos vamos a ayudar con una espátula) y luego lijar la superficie.

Prestá atención a los accesorios

A la hora de restaurar muebles antiguos, si vas a restaurar muebles de madera, es importante tener en cuenta los accesorios y mirar con detalle cada parte del mueble para asegurarse de que todo funcione bien. Si hay puertas descolgadas, cambiá las bisagras o pegá las bisagras viejas con cola de carpintero. Si el problema son los cajones, para asegurarte de que se deslicen bien, poné jabón en las guías o lijá un poco los bordes. Limpiá las cerraduras y accesorios de metal con un cepillo sumergido en vinagre o en bebida cola.

Pintá y barnizá el mueble

Si querés utilizar color en el proceso de restauración de muebles, te recomendamos que utilices pinturas al agua, ya que son fáciles de corregir si surge algún error. Usá una brocha para aplicar la pintura en capas, dando pinceladas largas. Dale una primera capa de pintura al mueble, dejá secar y luego dale la segunda capa. Para lograr mayor adherencia del producto, antes de pasar la segunda capa de pintura, lijá suavemente el mueble y dejá que se seque completamente. Finalmente, aplicá el barniz a base de agua en capas, dejando secar bien.

Ya sabés, restaurar tus muebles antiguos requiere de tiempo y dedicación, pero no es una tarea difícil si pones manos a la obra y lo hacés con amor.

Con estos consejos de restauración de muebles antiguos no tenés que preocuparte más. Poné manos a la obra y dale a tus muebles de madera viejos una nueva vida.

Cleanipedia recomienda


Limpiá tus muebles de madera y rellená agujeros antes de ponerte a trabajar. Es recomendable usar pinturas a base de agua para tus muebles antiguos y aplicarlas con una brocha ancha. No te olvides de darle una capa de barniz para un acabado más lindo y duradero.

Consejos útiles:

  • Asegurate de que tu mueble esté limpio antes de empezar a trabajar.
  • El agua o la leche caliente pueden aflojar las hendiduras de los muebles antiguos.
  • Si elegís una pintura a base de agua para la restauración de tus muebles, tendrás que usar un baniz a base de agua.