Unilever
Información sobre el Coronavirus (Covid-19): Cómo proteger tu hogar y a tu familia.

Qué es el cambio climático: causas y consecuencias

Hay muchas formas de reducir tu huella de carbono. Descubrí las causas del cambio climático y qué podés hacer en casa para evitarlo.

Actualizado

persona abrazando un árbol

Podemos entender como cambio climático la variación en el clima y la temperatura de nuestro planeta causada por las acciones del ser humano. Si la temperatura sigue subiendo, se acentuará el calentamiento global y puede tener consecuencias desagradables para las generaciones futuras.

A pesar de esto, con solo un par de cambios simples en tu rutina diaria, podés conseguir un impacto real en la reducción de las emisiones de carbono hacia nuestra atmósfera. Si querés aprender qué podemos hacer para evitar el cambio climático, seguí estos sencillos consejos.

¿Cómo nos afecta el cambio climático? Empezá por la huella de carbono

La huella de carbono es una representación de la cantidad de volumen de dióxido de carbono que se libera en la atmósfera debido a nuestras actividades diarias, y una de las principales causas del cambio climático. Hay varias formas en las que este gas afecta a nuestra salud: desde el aumento de la temperatura, el deshielo de los polos y un crecimiento del nivel de los océanos; hasta la formación de huracanes y un aumento de las enfermedades o alergias respiratorias. Si queremos tomar medidas para evitar el calentamiento global y las consecuencias del cambio climático, necesitamos reducir nuestra huella de carbono.

¿Qué podemos hacer para evitar el cambio climático?

Hemos recopilado 10 maneras de reducir nuestra huella de carbono en casa. ¡Tomá un camino hacia un futuro más verde!

  1. Asegurate de apagar todos tus aparatos electrónicos cuando no estén en uso. La reducción de las emisiones de carbono en el hogar comienza con la garantía de que las luces, los televisores y otros electrodomésticos estén apagados cuando no se usan.
  2. Sustituí los electrodomésticos que utilizás con regularidad por unos más eficientes. Esto incluye la compra de electrodomésticos con una buena calificación energética para cambiarlos por los antiguos y menos eficientes. También se recomienda el uso de bombillas LED sobre bombillas tradicionales.
  3. Asegurate de que tu hogar solo use la energía que necesita. No uses la secadora si la ropa está suficientemente seca como para tenderla y mantené el termostato a una temperatura cómoda de 18°C.
  4. Reducí los residuos. Nuestra basura acaba en vertederos y plantas de reciclaje para ser procesada. Si reducís tus residuos, ayudarás a reducir la energía necesaria para procesarlos. Para obtener ayuda sobre la reducción del desperdicio de alimentos, consultá este artículo.
  5. No más productos de un solo uso. Una de las medidas para evitar el calentamiento global que podemos implementar desde ya es sustituir todos aquellos objetos de un solo uso por alternativas reutilizables de larga duración, siempre que sea posible. Todos los productos que podás lavar y reutilizar son la mejor manera de reducir la contaminación. Intentá intercambiar los pañales y productos de higiene íntima por opciones de larga duración, las pajitas de plástico por pajitas de metal reutilizables y los botes de champú por barras de champú naturales.
  6. Reutilizá las sobras de comida y los recipientes de plástico. La próxima vez que pidás comida a domicilio, guardá los envases de plástico grandes para reutilizarlos y almacenar alimentos. También debés intentar nunca tirar comida. ¡Hay un montón de recetas que podés crear usando comida sobrante!
  7. Reciclá y reciclá. Si todavía tenés dudas sobre cómo reciclar correctamente, consultá con tu planta de reciclaje local, ya que algunos plásticos y otros materiales pueden no ser adecuados para el reciclaje. En este artículo vas a encontrar razones de porque reciclar.
  8. Siempre que sea posible, dejá el auto en casa. Otra de las medidas para evitar el calentamiento global que podemos implementar desde ahora es caminar o ir en bicicleta al trabajo y a hacer la compra. Evitar el transporte en auto y moto es una de las mejores maneras de reducir tu huella de carbono.
  9. ntentá cambiar a energías renovables. Algo tan sencillo como añadir paneles solares al techo o cambiar a un proveedor de energía verde o ecológica.
  10. Consumí una dieta basada en plantas. La industria de producción de carne tiene una de las mayores huellas de carbono, debido a la gran cantidad de energía necesaria para producir productos animales industrialmente. El hecho de reducir la ingesta de carne a tan solo un par de veces a la semana puede ayudar significativamente.

Ya sabés lo importante que es el cambio climático y descubriste varios trucos que podés incluir en tu día a día para reducir la contaminación del aire. Te recomendamos nuestra sección de sustentabilidad para interiorizarte aún más. Recordá que cada granito de arena cuenta, ¡así que no dudés en expandir este mensaje con más gente!

Publicado originalmente