Información sobre el Coronavirus (Covid-19): Cómo proteger tu hogar y a tu familia.

Tipos de alergias en el embarazo qué hacer y cómo tratarlas

Las alergias en el embarazo son comunes y no tenés que preocuparte. Aprendé sobre los tipos de alergias en el embarazo y cómo tratarlas..

Actualizado

mujer embarazada sosteniéndose la barriga

Durante el embarazo, el cuerpo puede desarrollar alergias y otras reacciones que no habíamos sufrido nunca. Esto puede ser un motivo de preocupación para nuevas mamás, pero debés saber que es algo normal y que existen maneras de tratar y prevenir estas nuevas reacciones de tu cuerpo.

Si tenés algún tipo de alergia durante el embarazo, como la rinitis o reacciones en la piel, te ayudamos a lidiar con ellas y darte algunos consejos para que no te preocupes más de lo habitual. De todos modos, si los síntomas de tus alergias se disparan, es recomendable acudir a un profesional para descartar afecciones más graves.

Alergias en la piel en el embarazo

Los cambios hormonales que se sufren estando embarazada provocan que nuestra piel se reseque y se agriete con más facilidad e incluso, podés experimentar reacciones exageradas – como ronchas en la piel – a picaduras de insectos, ingesta de medicamentos y contacto con perfumes, jabones y detergentes.

Además de estas alergias en la piel en el embarazo por causas externas, existe la posibilidad de que estos síntomas vayan ligados a afecciones internas más importantes, como la colestasis del embarazo. Así que, si tu alergia en la piel va acompañada de nauseas o vómitos considerables, es muy recomendable acudir a un especialista para poder descartarla.

Cómo tratar este tipo de alergia en el embarazo

  • Lavá la ropa, sábanas y toallas con jabones que tengan fórmulas con pH neutro e hipoalergénicas, que serán más suaves con la ropa y la piel. Estas características las podrás encontrar Ala Jabón en Polvo Piel Sensible.
  • Evitá rascar la zona irritada o inflamada, aunque a veces sea difícil.
  • Utilizá ropa holgada y transpirable para evitar rozaduras.
  • Reducí el uso de jabones y cremas perfumadas: es mejor utilizar cosméticos naturales o sin alcohol para evitar la alergia en el embarazo.
  • La ducha: templada o fría. El agua muy caliente puede promover la inflamación.
  • Probá remedios naturales como la leche de magnesia o pasta de avena hervida en agua.
  • Recurrí a técnicas de relajación y meditación para evitar irritar más la piel a causa del estrés.

Rinitis alérgica en el embarazo

Esta afección se parece mucho a una rinitis alérgica normal, pero se cree que es causada por los mismos cambios hormonales que se sufren en las diferentes etapas de un embarazo. Con la rinitis alérgica en el embarazo las fosas nasales se irritan y se inflaman hasta el punto de causar una molesta congestión, exceso de mucosidad y estornudos. Si la rinitis empieza a ser demasiado incómoda, podés probar alguno de los tratamientos que recomendamos a continuación.

Cómo tratar la rinitis del embarazo

  • Aplicá soluciones salinas una o dos veces al día en las fosas nasales para reducir la inflamación.
  • Bebé suficiente líquido para deshacer la mucosidad que provoca la rinitis del embarazo.
  • Utilizá un humidificador de aire para evitar la congestión nasal durante la noche.
  • Date un baño de vapor para humedecer las fosas nasales.
  • Evitá lugares con poca ventilación y huí del humo de cigarrillos.

A veces, por mucho que intentes curar tus alergias de la manera más natural, es posible que necesites ayuda de un antihistamínico para no empeorar tu salud ni la de tu futuro bebé. Si los síntomas de las alergias en el embarazo – ronchas o rinitis – persisten, acudí a la consulta de un especialista.

Para más información sobre cómo llevar un embarazo saludable, descubrí las sustancias tóxicas que se deben evitar acá. No olvidés que la piel de bebé también es muy delicada: aprendé cómo lavar la ropa de recién nacido para que no irrite su piel o cómo bañar a un recién nacido.

¿Más dudas? Te recomendamos nuestra sección de Familia donde encontraras temáticas relacionadas.

Publicado originalmente