Unilever logo
Información sobre el Coronavirus (Covid-19): Cómo proteger tu hogar y a tu familia.

Cómo limpiar accesorios de baño: una guía completa

Una limpieza del baño no está completa sino incluye todos sus accesorios. Por eso en este artículo te explicamos cómo limpiar la cortina del baño y todos los elementos que forman este espacio de la casa.

Actualizado

Por Equipo de Cleanipedia

¿Limpiaste tu baño y todavía sentís que le falta “algo” para que quede reluciente? ¡Es hora de aprender cómo limpiar los accesorios del baño!

Cuando hablamos de limpiar el baño, normalmente lo asociamos con tareas como repasar el inodoro, el lavamanos y la bañera o la ducha, pero no es lo único que hay que hacer. No hay que olvidarse de esos accesorios a los que, muchas veces, no les damos mucha importancia y que deberían limpiarse con frecuencia. Desde la cortina de la ducha hasta la jabonera o el portacepillos de dientes, te contamos todos los trucos para lograr una limpieza a fondo en todos los rincones del baño. Con un poco de ingenio, una buena preparación y los productos adecuados, limpiar todo tu baño va a ser rápido y fácil.

Los productos de limpieza para para baños pueden ser también destinados a la limpieza de accesorios tales como el cepillo y portacepillos de inodoro. Asegurate de haber leído las instrucciones del envase.

Cómo limpiar la cortina del baño

Aprender cómo limpiar la cortina del baño es una tarea sencilla. Sin embargo, cada cortina requerirá una limpieza distinta dependiendo el material del que estén hechas. Seguí estos simples pasos para limpiar una cortina de tela:

  1. Programá un ciclo de lavado caliente

    Luego de sacar las argollas de la cortina, programá un ciclo de lavado de entre 55° y 90°. El agua caliente es ideal para eliminar bacterias, ya que muchas no resisten las altas temperaturas.

  2. Utilizá el producto adecuado.

    Un jabón en polvo como Ala Antibacterial es perfecto para lavar tus cortinas, ya que elimina el 99,9% de bacterias.

  3. Dejá secar al sol.

    Colgá tu cortina al aire libre y dejá que el sol haga el resto.

Cómo lavar cortinas de baño de plástico - guía paso por paso

Las cortinas de plástico, por su parte, no pueden lavarse en el lavarropas. Para un lavado correcto, vas a necesitar una bañera o un recipiente grande en donde pueda entrar la cortina. Aprendé cómo limpiar la cortina plástica del baño con estas recomendaciones:

  1. Sumergí la cortina.

    Llená la bañera y agregá algún producto de limpieza. Nosotros te recomendamos Ala jabón líquido para diluir. Recordá siempre seguir las instrucciones de la etiqueta del producto

  2. Dejá en remojo.

    Lo ideal es dejarla en remojo toda la noche para que se afloje la suciedad.

  3. Aplicá un producto antibacterial.

    Retirá el exceso de agua y, con un trapo limpio, aplicá un producto como Cif 2 en 1 y déjalo actuar por cinco minutos. También podés utilizar lavandina en gel Vim. Si elegís este producto, es importante enjuagar al final.

  4. Dejá secar al sol.

    Extendé la cortina al aire libre y asegurate de que reciba luz solar.

Si la cortina tiene manchas de moho, es importante eliminarlas para asegurarte de que no perjudiquen tu salud ni la de tu familia. Un producto como Cif Antihongos actúa rápidamente contra las manchas negras, eliminando los microorganismos causados por el exceso de humedad. Antes de utilizar el producto, no te olvides de seguir las recomendaciones del fabricante.

Si querés conocer más trucos sobre cómo limpiar la cortina del baño y las mamparas, te invitamos a leer este artículo.

Cómo limpiar los accesorios del baño: la jabonera

Por suerte, la acumulación de residuos de jabón en la jabonera es bastante fácil de evitar:

  1. Optá por jaboneras con agujeros.

    De esta forma, vas a evitar que se acumule líquido enjabonado y humedad debajo del jabón.

  2. Elegí el producto correcto.

    El gatillo de Cif Baño es ideal para eliminar restos de jabón y otros residuos que pueden quedar en la jabonera. Aplicalo directamente sobre la superficie a tratar, déjalo actuar por un minuto y retíralo con un paño húmedo. ¡Limpieza fácil asegurada!

  3. Repetí el proceso todas las semanas.

    Esto evitará la formación de hongos y manchas negras.

Cómo limpiar los accesorios de baño: el cepillo y el portacepillo del inodoro

Saber cómo limpiar el cepillo del baño correctamente es una de las tareas más difíciles. Para hacer una limpieza semanal profunda del cepillo y el portacepillo del inodoro, seguí estos pasos:

  1. Enjuagá el cepillo.

    Podés aprovechar la descarga del inodoro para darle un primer enjuague al cepillo y eliminar los residuos superficiales. Luego, lava los dos accesorios con agua caliente.

  2. Sumergí los dos accesorios en un balde con agua y lavandina.

    Podés utilizar producto como Vim Lavandina en gel, que es muy fácil de manipular. La proporción recomendada es de 100ml. en 5 litros de agua.

  3. Pasales una esponja o cepillo de dientes viejo.

    Esto ayudará a eliminar cualquier resto de suciedad.

  4. Dejalos secar al sol.

    Ponelos sobre un repasador o una toalla vieja limpia y dejá que se sequen bien.

Cómo limpiar los accesorios del baño: el portacepillos de dientes

De todos los accesorios para baños, el portacepillo de dientes es el que siempre tenés que tratar de mantener limpio, ya que los gérmenes pueden transferirse a tu cepillo de dientes ¡y de ahí a tu boca! Ese sí que es un buen incentivo para limpiarlo bien. La limpieza del portacepillos de dientes depende de su forma: si es un vaso viejo o un sujetador de metal, los podés lavar en el lavaplatos una vez por semana, pero si tenés un portacepillos de cerámica, la tarea es un poco más compleja.

Si querés probar con un limpiador casero, podés usar enjuague bucal. Como está diseñado para eliminar bacterias, es perfecto para limpiar tu portacepillos de dientes. Lo único que tenés que hacer es cubrir el portacepillos con el producto, dejarlo actuar por una hora, enjuagarlo ¡y listo! Va a quedar como nuevo.

Cómo limpiar los accesorios cromados del baño

Los accesorios cromados del baño tienen muchas ventajas: además de verse bien, no se oxidan y son muy fáciles de limpiar. Para sacar a relucir estos elementos, te recomendamos un producto cremoso como Cif Crema Multiuso. Su fórmula con micropartículas remueve la suciedad muy fácilmente. Para un uso correcto, aplicá una pequeña cantidad sobre un paño húmedo. Luego, frotá sobre la superficie y enjuagá. No te olvides de seguir siempre las instrucciones de la etiqueta.

¡Ahora sí podés empezar a disfrutar de un baño impecable! Si querés aprender cómo limpiar una ducha o una bañera, no te pierdas nuestros artículos con los mejores tips de limpieza.

Publicado originalmente