¿Cómo limpiar la bañadera?

¿Necesitás limpiar la bañera y no sabés cómo? Seguí leyendo para aprender cómo limpiar una bañera percudida, manchada o con moho. Es súper sencillo.

Actualizado 18 de septiembre de 2019

cómo limpiar la banadera

No hay nada más relajante que un baño al final de un día ajetreado, pero, para disfrutarlo en su totalidad, ¡el agua y la bañera tienen que estar limpias! De lo contrario, en vez de relajarnos, nos vamos a poner a limpiar la bañera, y eso es lo último que queremos hacer al final del día, ¿no?

Creemos erróneamente que la limpieza de la bañera se puede posponer, a diferencia de otros sectores del baño como el inodoro. Lamentablemente, si así lo hacemos, el trabajo se va a volver después mucho más arduo. En esta guía, te proponemos una serie de consejos que te van a enseñar cómo limpiar la bañadera de forma sencilla y con el mínimo esfuerzo.

Tomate los minutos necesarios para enjuagar y eliminar el exceso de agua de tu bañera después de cada uso; esto te va a ayudar a mantenerla limpia por mucho más tiempo. La espuma del jabón y las marcas de agua dura no se secan por sí solas en la superficie, por eso el resultado es mucho mejor si te acostumbrás a enjuagarlas y secarlas vos.

¿Cada cuánto hay que limpiar la bañera?

Independientemente de la frecuencia con la que te bañes o duches, te recomendamos desinfectar y limpiar tu bañera al menos una vez por semana. Así vas a quitar la suciedad, la espuma de jabón y los pelos que se van acumulando con el tiempo. Prestá atención a nuestras recomendaciones:

  1. Asegurate de que el baño esté bien ventilado y ponete guantes de goma antes de comenzar a limpiar.
  2. Usá un trapo de microfibra. Evitá los cepillos de mano o las esponjas para lavar platos, ya que pueden dañar el plástico y esmalte de la bañera.
  1. Aplicá un buen desinfectante para baño, como el Vim. Antes de usar cualquier producto comercial, leé las intrucciones en las etiquetas y seguí sus indicaciones de seguridad. También asegurate de que sea un producto idóneo para la superficie que querés limpiar.
  2. Enjuagá y limpiá cualquier residuo sobrante con un trapo y agua, o con la propia ducha.
  3. Usá una toalla vieja y limpia para secar la bañera y prevenir la aparición de manchas de agua dura.

Si seguís estos dos últimos consejos cada vez que te bañes, te aseguramos que la limpieza de la bañera a largo plazo va a ser mucho más sencilla.

¿Cómo quitar las manchas de la bañera?

Saber cómo limpiar una bañera percudida puede ser una tarea complicada, especialmente porque el origen de las manchas es difícil de determinar. A veces nos vienen dadas por antiguos propietarios o inquilinos de la casa, otras son consecuencia de los juguetes que nuestros hijos introducen en la bañera. Lo importante es que tenemos la solución para removerlas. Nuestros consejos también te van a servir para saber cómo quitar el moho de la bañera. Seguí estos 2 pasos:

  1. Usá vinagre blanco a modo de pretratamiento. Dejalo actuar por unos 10-15 minutos y después limpiá la mancha con un trapo. Este método es particularmente efectivo para las manchas de agua dura. Si usás un producto comercial, probá con el Cif Crema Ultra Higiene, que, al contener lavandina, también desinfecta.
  2. Si alguna mancha persiste, usá un cepillo de dientes viejo para aplicar una pasta de bicarbonato de sodio y agua. Esperá 15 minutos y después refregá suavemente con un trapo y enjuagá con agua fría.

¿Cómo limpiar un hidromasaje?

¡Qué placer tener una bañera en casa que produce burbujas! ¡Cuánto relax! Pero para que siga siendo relajante, procurá mantener tu hidromasaje en óptimas condiciones: no olvides que estos equipos tienen más partes para limpiar. El proceso es simple, no te preocupes:

  1. Cada vez que uses el hidromasaje, dejá correr agua fría después.
  2. Para desinfectar el hidromasaje, llená la bañera una vez por semana con agua fría y agregá lavandina de uso doméstico, como Vim (seguí las instrucciones en la etiqueta del producto). Poné en funcionamiento el sistema durante 10 minutos y drená la bañera. A continuación, repetí el proceso con agua limpia y fría.
  3. Para limpiar la superficie, seguí el mismo método que te contamos más arriba para las bañeras tradicionales.
  • Usá una esponja o trapo suave. Tené en cuenta que refregar fuerte puede dañar la bañera.
  • Aplicá siempre limpiadores de baño de buena calidad. Podés probar alguno de la línea Cif, como el Cif Crema o el spray CIf Baño.
  • Enjuagá cualquier residuo con agua limpia y fría.
  • Secá cualquier remanente de agua para prevenir el sarro.
  • Enjuagá y secá la bañera después de cada uso, así vas a evitar la formación de manchas, moho y suciedad.
  • Publicado originalmente 24 de septiembre de 2018