Se llama slime, o moco de gorila, y a los chicos les encanta jugar con él. Se trata de una masa gomosa que se prepara con varias combinaciones de productos, por ejemplo, pegamento, agua y jabón líquido para lavar la ropa.

Hay que tener cuidado con los productos que elegís para elaborarlo, ya que algunos pueden ser tóxicos y generar desde quemaduras e irritación en la piel hasta intoxicaciones en caso de que se lo ingiera.

Cómo hacer slime

El slime se vende en jugueterías, pero también se puede hacer slime casero. La cantidad y variedad de ingredientes es amplia.

Antes de poner manos a la obra, cubrí bien la superficie donde vas a trabajar con papel de diario, una toalla vieja o un mantel plástico. Si llega a caer alguna gota de slime, límpiala con algún producto multiuso, como Cif Crema Original. Si se salpica a la ropa, seguí estos pasos para remover la mancha.

La forma más conocida de cómo hacer SLIME es con detergente líquido para lavar la ropa:

  • Agua
  • Detergente líquido para lavar la ropa (algunos contienen borato de sodio)
  • Cola vinílica
  • Colorante comestible
  • Purpurina/ Brillantina (opcional)

Colocá en un recipiente dos cucharadas de plasticola, tres gotas de colorante y mezclá bien. En otro recipiente, mezclá dos cucharadas de detergente líquido con una de agua. Por último, juntá el contenido de ambos recipientes y batí enérgicamente hasta que se forme una masa.

Otra alternativa es con solución para limpiar lentes de contacto

  • Agua
  • Solución para limpiar lentes de contacto (contiene borato de sodio)
  • Cola vinílica
  • Colorante comestible
  • Purpurina/ Brillantina (opcional)

Sin embargo, estas formas de hacer slime no son las más seguras. Dado que contiene un ingrediente popular: el bórax o borato de sodio, se utiliza ampliamente en detergentes para lavar la ropa, suavizantes, desinfectantes y pesticidas, aunque también se usa en joyería, en la manufactura de vidrios, pinturas.

Este ingrediente es un cristal blanco y suave que se disuelve fácilmente en agua. Este componente es lo que le da la mezcla del slime las propiedades viscoelásticas. Pero es peligroso ya que, al estar en contacto con la piel durante mucho tiempo, puede producir quemaduras químicas.

Si se usa de manera adecuada no es dañino, pero no se recomienda manipularlo y, mucho menos, ingerirlo, algo que puede pasar con los chicos.

Cómo hacer slime casero

Si querés evitar estos ingredientes, como el bórax, podés recurrir a la Maizena. El ingrediente más inocuo que da propiedades viscoelásticas es el almidón de maíz o maizena, que, al ser un producto alimenticio, no tiene problemas si es ingerido por los niños, ni si se entra en contacto con él durante mucho tiempo.

Te contamos que necesitas:

  • Agua
  • Almidón de maíz (tipo maizena)
  • Cola vinílica
  • Colorante comestible
  • Purpurina/ Brillantina (opcional)

Cómo hacer slime con shampoo

También podés reemplazar el detergente para lavar la ropa por shampoo. En este caso, la receta lleva talco, shampoo (buscá una fórmula de consistencia densa, como una mascarilla), aceite de bebé, colorante comestible y agua.

Colocá agua en un recipiente y en otro colorante y agua; mezclás bien el colorante con el agua y, una vez que lo logres, añadí el talco. Luego, a esa preparación, sumale shampoo, algo más de talco y unas gotitas de aceite de bebé.