Qué es asbesto y por qué es peligroso

Mantenete alejado de los problemas de salud del hogar, identificando qué es el asbesto y sus consecuencias, con nuestra guía.

Actualizado

Comedor con muebles blancos con pared azul

Antes de enterarnos de que el asbesto es perjudicial para la salud, era un material de construcción bastante común, resistente a la corrosión, a la exposición al calor y a la electricidad. No hay dudas de que fue útil en el pasado, pero ahora se convirtió en una amenaza para los propietarios de viviendas de todo el mundo, especialmente cuando quieren realizar trabajos de bricolaje. 

Para asegurarnos de que te sientas seguro en tu hogar, preparamos una guía completa sobre este tema, desde qué es el asbesto, cómo se ve y por qué es peligroso.

¿Qué es el asbesto?

El asbesto es un mineral completamente natural y puede tener una textura esponjosa. 

¿Para qué sirve el asbesto? Principalmente, debido a sus propiedades, este material se usaba como aislante, pero también se podía usar para endurecer tela, cemento y plástico. Las compañías antiguas solían entusiasmarse con las cualidades ignífugas y a prueba de pudrición del asbesto, y lo comercializaban como un material milagroso para la construcción. Definitivamente no estaban equivocados, pero no tenían idea de los efectos nocivos que esto podría causar a las personas que lo manipulaban.

Qué es el asbesto y sus consecuencias

Cuando no se encuentra alterado, es poco probable que el asbesto cause daño a las personas que viven con él. Entonces, ¿qué hace al asbesto dañino?:

Si está dañado o alterado, el asbesto libera pequeñas fibras en el aire que pueden inhalarse y causar mucho daño. Desde el cáncer de pulmón hasta el engrosamiento pleural, el asbesto puede desencadenar en una variedad de enfermedades dañinas. Estas pequeñas fibras tampoco se pueden ver ni oler, por lo que ni siquiera sabrás si las estás inhalando. ¡Ahora sabés por qué es tan importante saber qué es el asbesto y cómo lidiar con él!

Cómo se ve el asbesto

Después de descubrir qué es el asbesto y por qué es peligroso, tenés que aprender cómo encontrarlo y manipularlo en tu hogar. Si estás buscando asbesto, revisá estas áreas:

Lista de productos que contienen asbesto según las zonas de la casa

  • Paredes: los enlucidos decorativos tienden a contener asbesto.
  • Pisos: si ves que tus baldosas tienen una apariencia aceitosa, eso significa que posiblemente fueron hechas con asbesto y alquitrán. Las baldosas de vinilo también solían hacerse de asbesto.
  • Techos: si ves fibras grises o blanquecinas, significa que su techo podría estar hecho de asbesto.
  • Los sistemas ignífugos, el aislamiento y las tuberías a menudo se fabricaban con asbesto.
  • Revestimiento externo: las láminas de asbesto solían unirse con guías de aluminio en el exterior de los edificios y con guías de plástico o de madera en el interior. El adhesivo utilizado para unir los materiales también contenía este mineral.
  • Canaletas y sofitos: los productos antiguos de tablas de cemento contenían asbesto.
  • Baños y sótanos: dado que este mineral fue muy promocionado por sus propiedades impermeables, a menudo se usaba en lugares con mayor humedad.

Ahora que sabés que son los asbestos y para qué se utiliza el asbesto, te recomendamos verificar los nombres de los materiales o sus fabricantes en tu hogar y averiguar si contienen asbesto. Otra información útil es la fecha de la construcción del edificio: los edificios construidos entre 1940 y 1980 tienen más probabilidades de contener asbesto que los construidos después de este período.

Identificar el asbesto en tu hogar está bien, pero cuando se trata de lidiar con él, siempre es necesario recurrir a profesionales, ellos saben cómo eliminar el asbesto sin causar ningún daño a tu casa, lo que te brinda la tranquilidad de saber que toda tu familia está a salvo. 

¿Querés saber cómo combatir alergias en casa? Leé este artículo. Y si necesitás consejos sobre cómo desinfectar la casa y cuidar la salud de tus hijos, convertí tu casa en un espacio seguro con esta información.

Publicado originalmente