cómo limpiar botones cierres broches y accesorios
Lavandería

Cómo limpiar botones, cierres y hebillas de cinturón

¿No sabés cómo limpiar cierres, botones o hebillas de metal? ¡Acá vas a encontrar toda la información que necesitás!

Los botones, cierres, broches y hebillas de cinturón pueden ser los detalles que hagan destacar tus prendas, o bien los responsables de deslucirlas en el caso de que estén sucios. A veces, tenés que limpiar ciertas partes de tus prendas con más cuidado que otras para no dañarlas. Para ayudarte a limpiar esas piezas delicadas, te dejamos consejos que te van a ser útiles. Si querés limpiar un botón de metal de tu blazer, si estás preocupada por los botones de nácar de tu blusa, si te estás haciendo mala sangre por la hebilla deteriorada de un cinturón o si querés limpiar los botones de plástico de tu sobretodo, este artículo es para vos.

Es siempre una buena idea hacer una prueba del método de limpieza y el producto que elijas usar. Por ejemplo, en un botón que tengas de más o alguno que no se vea tanto para verificar que no haya efectos adversos.

Cómo limpiar botones

Para limpiar los botones de tu ropa, lo primero es saber de qué material están hechos. El plástico, el metal y el nácar son los tres materiales más comunes. Si están hechos de otro material, buscá y seguí las indicaciones en la etiqueta de tu prenda.

Cómo limpiar botones de plástico

En general, los botones de plástico se pueden limpiar con un paño húmedo y agua tibia con jabón. Pero, si querés hacer una limpieza más profunda, repasá el botón con un hisopo o trapo suave con un limpiador a base de cítricos.

Cómo limpiar botones de metal

Limpiar botones de metal es un poco más difícil que limpiar botones de plástico. La mejor manera de limpiarlos es pasándoles un hisopo embebido en vinagre. Si no funciona, probá con un paño suave embebido en líquido para pulir joyas. Si elegís esta última opción, no te olvides de sacar toda la suciedad acumulada que tenga el botón en las grietas con un cepillo de dientes en desuso, ya que podría penetrar el material y romperlo.

Cómo limpiar botones de nácar

Los botones de nácar son lindos y delicados, pero requieren cuidados especiales a la hora de limpiarlos. Si no tomás las precauciones necesarias, pueden perder ese lustre maravilloso. El mejor método para limpiar los botones de nácar es frotarlos, cuidadosamente, con un paño suave. Si esto no remueve la suciedad, pasales un cepillo de dientes en desuso mojado en un poco de detergente diluido en agua. No los sumerjas ni los frotes con mucha fuerza, porque podrías sacarles el brillo.

Cómo limpiar cierres

El mayor problema de los cierres es la frecuencia con que se puedan trabar. La buena noticia es que podés evitar esto limpiándolos seguido. Y si tenés un cierre que ya se trabó, no te preocupes, lo podés arreglar. ¿Cómo? Pasando un cepillo con vinagre por la parte de adelante y de atrás del cierre. El ácido del vinagre debería aflojar cualquier residuo que esté trabándolo.

Cómo limpiar broches y hebillas de cinturón

Muchos broches de ropa son bastante fáciles de limpiar, ya que suelen estar hechos de metales económicos, así que una repasada con una esponja con agua y jabón suele ser suficiente. Las hebillas de metal de los cinturones son la excepción a la regla. Podés usar un limpiametales o probar con limpiadores caseros.

Para dar brillo a las hebillas de cinturón, pasale un poco de ketchup con un trapo y luego sacalo con agua y jabón. Esto podrá sonar descabellado, pero en verdad ayuda a pulir el metal y realzar su brillo. Sobre metal laqueado sólo pasá un trapo suave y seco.

Como con cualquier producto comercial, en caso de utilizar alguno, no olvides seguir correctamente las indicaciones de la etiqueta. Ante cualquier duda, probá primero sobre una pequeña superficie oculta o poco visible, y no olvides ponerte guantes para proteger tus manos.

Si los botones, las hebillas o los cierres de tus prendas a veces te vuelven loca, estos consejos te van a ayudar.

Tip principal


Identificá siempre de qué material es el botón o accesorio antes de limpiarlo, ya que ciertos métodos podrían dañar el material. A veces, podemos llegar a pensar que un botón de perla está hecho de plástico, cuando en realidad es una perla de cultivo, la cual necesita un tratamiento especial. Es muy habitual encontrar botones y accesorios de alta calidad en piezas de antigüedad.

Consejos útiles:

  1. El modo en que limpies los botones y accesorios va a depender del material del cual están confeccionados.
  2. En los artículos de bronce, se puede aplicar un poco de vinagre en un hisopo de algodón.
  3. Para limpiar nácar, se necesita un paño suave. No hay que mojar el material ni usar abrasivos.