Cómo quitar manchas de salsa de tomate de la ropa

Si necesitás quitar manchas de salsa de tomate, encontraste la solución. Descubrí acá tips para aprender cómo sacar una mancha de salsa de tomate exitosamente.

En la cocina, todos tenemos siempre alguna lata de salsa de tomate lista para usar que nos salva a la hora de preparar cualquier comida de manera rápida: fideos, ravioles, pizza, entre otros platos. Son opciones fáciles y también súper ricas. De todos modos, la salsa de tomate también tiene una desventaja: en cuanto abrimos la lata, siempre alguna gota se nos salpica o nos manchamos enseguida, ya sea al empezar a cocinar, cuando está caliente en la cacerola, o cuando estamos comiendo. La buena noticia es que aprender cómo quitar una mancha de salsa de tomate no tiene por qué ser un fastidio. Con los productos adecuados y las técnicas correctas, quitar manchas de salsa de tomate de la ropa puede ser muy sencillo. ¡Seguí leyendo y enterate!

Ala Matic Polvo quita las manchas de salsa de tomate por completo, incluso en ciclos cortos de lavado, por lo que resulta una opción excelente tanto para el pretratamiento de las manchas como para el lavado en el lavarropas. Simplemente seguí las instrucciones en la etiqueta y lavá como de costumbre.

Cómo sacar manchas de salsa de tomate: guía paso a paso

Si buscás por Internet, seguro encontrás todo tipo de soluciones mágicas que prometen resultados inmediatos. Pero ¿para qué perder el tiempo con métodos que no funcionan? Lo mejor es que optes por técnicas seguras y testeadas para que tu ropa no se arruine ni termine peor de lo que estaba. Cleanipedia te da consejos de limpieza seguros y, en este artículo, te propone la guía que sigue a continuación para que sepas cómo sacar manchas de salsa de tomate de la ropa con éxito. Seguí estos tips:

  • En primer lugar, vas a tener que deshacerte de dos cosas: los trozos de tomate en la superficie de la tela y la salsa adherida a las fibras. Para los restos sólidos de comida, utilizá una cuchara y quitalos cuidadosamente para que la mancha no se extienda. Lo mejor es que la mancha quede “contenida” y no se esparza. Para quitar el exceso de líquido, usá un paño limpio y seco para absorber (no refriegues, porque esto también podría extender la mancha). Seguí pasando el paño suavemente y dando pequeños toquecitos hasta que la mancha vaya desapareciendo: esto va a indicar que estás en el buen camino y que estás quitando la mayor cantidad de exceso de líquido posible.
  • Como “mancha natural”, la salsa de tomate puede ser tratada con el conocido método del chorro de agua, que consiste en dejar correr agua fría de la canilla directamente sobre la mancha. Éste es un proceso sencillo, pero necesita efectuarse de modo correcto para que sea efectivo. En lugar de dejar correr el agua sobre la superficie de la mancha, intentá hacerlo dando vuelta la prenda, es decir, del lado del revés, para que el agua caiga sobre el otro lado de la mancha. Esto suele ser mucho más efectivo porque permite que los residuos de comida salgan del mismo modo en el que entraron en contacto con la tela. Es importante también actuar con rapidez: tratar las manchas cuando las fibras están secas es más difícil.
  • Usá un quitamanchas y realizá un pretratamiento antes de poner tus prendas a lavar. Luego de la aplicación, dejá en remojo para que el producto penetre en las fibras durante unos minutos y después poné la prenda en el lavarropas.
  • Por último, lavá como de costumbre con un jabón de calidad. Ala Matic Líquido es buenísimo para las manchas de salsa de tomate y es muy fácil de usar siguiendo los pasos en la etiqueta. No te olvides de leer las instrucciones de cuidado de tu prenda y respetarlas al pie de la letra.
  • Para completar el proceso de lavado y garantizar los mejores resultados, usá un buen suavizante para la ropa. Nosotros te recomendamos Vívere, porque cuida las telas a la vez que les brinda suavidad, frescura y rico aroma.

 

  • No friegues: nunca refriegues una mancha de salsa de tomate, ya que esto puede esparcirla en lugar de erradicarla.
  • Realizá un pretratamiento: con un jabón para la ropa de calidad como el Ala Matic Líquido, un pretratamiento es ideal para quitar manchas de salsa de tomate por completo. Seguí siempre las instrucciones en la etiqueta.
  • Lavá normalmente: evitá las altas temperaturas, ya que pueden asentar las manchas.