Paño de limpieza – ¿Qué tipo debo usar?

Hay una enorme variedad de paños de limpieza para usar ​​en el hogar. Acá te presentamos algunos de los más comunes así como los usos que suelen dárseles.

Existe una enorme variedad de paños de limpieza para usar en todo el hogar: desde el repasador hasta el estropajo, pasando por los paños de microfibra y los trapos, entre tantos otros. Algunos son fabricados para tareas específicas, mientras que otros pueden destinarse a usos múltiples en el aseo del hogar. A continuación, te presentamos algunos de los paños de limpieza más comunes. Cif Ballerina tiene muchísimos usos y siempre da buenos resultados, Cleanipedia te la recomienda.

Estropajo

Éste suele ser un paño cuadrado, usualmente áspero, que se utiliza para fregar áreas pequeñas o que incluso puede emplearse para limpiar frutas y vegetales en la cocina. Es también un buen aliado para fregar paredes y otras superficies percudidas. Se fabrica en una variedad de fibras, como algodón (incluyendo algodón orgánico), ramio, seda, fibras de esparto, mezclas sintéticas, mezclas de algodón y poliéster, y microfibra. Según la superficie que tengas que limpiar, corroborá siempre que sea el indicado para no rayar ningún material.

Algunos estropajos, sobre todo aquellos utilizados en la cocina, tienen un pequeño tubo o dispositivo de plástico en el cual podés poner jabón líquido, que es dispensado al presionar la esponja y fregar con ella.

Trapo

En muchos hogares, este tipo de paño se produce con restos de franelas, camisones o toallas viejas. Ésta es de hecho una excelente opción para reutilizar prendas viejas, ya que sin gastar dinero podés llenar un cajón con paños limpios de distintos materiales y tamaños. Te serán muy útiles como sacudidores y para quitar el polvo en superficies varias, además de secar derrames y otras tareas de aseo en las que no te importará deshacerte del paño de limpieza al concluirlas.

Toallitas húmedas

Fabricadas con tela no tejida, estas toallitas desechables están tratadas para ser lo suficientemente duraderas y suaves. Se empaquetan para retener la humedad, lo que permite la limpieza de superficies sin necesidad de usar agua. Estos pequeños paños están hechos para dispensar una hoja a la vez, y nunca deben lavarse o reutilizarse. Los hay con jabón antibacterial y para diferentes áreas del hogar como la cocina y el baño, también los hay perfumados. Son excelentes para limpiar derrames de manera rápida y fácil.

Repasador

Estos paños resultan bastante útiles para secar las manchas y derrames sobre la mesa, porque están fabricados con algodón muy absorbente. También son muy útiles para secar la vajilla. Se puede adquirir un repasador sencillo en rollo, o también los hay en paquetes de 4 o más. Los repasadores son un instrumento esencial en la cocina, ya que resultan ideales para secar alimentos como verduras o frutas o en la preparación de diversos platillos que necesiten ser envueltos o filtrados.

Toalla microfibra

Hecha de fibra sintética tejida, la toalla microfibra funciona de manera efectiva para un uso muy específico: atrapar la suciedad. Las podés usar en seco o húmedo, y, en ocasiones, su efectivo poder de limpieza puede obviar la necesidad de una solución jabonosa. En la cocina, por supuesto, dicha solución es recomendada para reducir bacterias. Los paños de microfibra vienen en una variedad de tamaños y son recomendados para hacer frente a necesidades de limpieza tanto en superficies delicadas como en aquellas que son ásperas y duras.

Paño de pulido

Cuando llega el momento de limpiar la plata o pulir el bronce, las telas suaves que se venden como paños de pulido ayudarán a proteger el elemento que se está puliendo así como a distribuir uniformemente el esmalte (una prenda vieja de franela puede sustituir este tipo de paño). Son geniales para remover el polvo de muebles y superficies de madera.  También te van a resultar muy útiles para limpiar utensilios de metal, tales como cuchillos finos hechos con acero de alto carbono, o simplemente para brillar cubiertos.

Tanto el paño de microfibra como el repasador o algún trapo viejo que tengas en tu casa y ya no te sirva más son todos métodos de limpieza que te van a ayudar a limpiar rápido y de modo fácil. Tené en cuenta esta información y ¡ponela en práctica!