Unilever logo
Cleanipedia logo
¡Suscribite acá! Accede a beneficios y descuentos para comprar los mejores productos. Cleanipedia, tu aliado en el hogar.

Limpieza y desinfección: la guía definitiva para convertirte en un experto en eliminar gérmenes

Los virus, hongos y bacterias no tienen nada de agradable: nos enferman, arruinan los alimentos y dañan superficies como alfombras, cortinas y paredes. Para que nada de eso ocurra aprendé qué productos desinfectantes deberías tener siempre a mano en casa.

Actualizado

Escrito por Candelaria Valvason

Guía completa sobre limpieza y desinfección

Compartimos nuestro día a día con millones de inquilinos microscópicos: los gérmenes. Estos organismos diminutos viven en el ambiente, en las superficies que más tocamos, en la ropa, en las llaves y ¡hasta el celular! Aunque no todos son nocivos para la salud, lo mejor es mantener una buena higiene del hogar para evitar enfermarnos.

En esta guía te contamos todo lo que necesitás saber sobre la limpieza y desinfección: qué tipos de desinfectantes hay, qué superficies debés repasar con frecuencia e incluso cómo hacer tus propios desinfectantes naturales.

Tipos de desinfectantes

Primero, lo primero: es importante recordar que limpiar no es lo mismo que desinfectar. Mientras al limpiar removemos la suciedad, como el polvo, al desinfectar eliminamos virus, bacterias y hongos. Los desinfectantes pueden ser tanto químicos como naturales y se clasifican en tres tipos principalmente:

  • Desinfectantes bactericidas: se encargan de eliminar a las bacterias. Las bacterias son microorganismos vivos con células propias y pueden o no ser infecciosas. Los desinfectantes bactericidas suelen estar compuestos por derivados del cloro, el amoníaco, el oxígeno activo o el alcohol.

  • Desinfectantes virucidas: eliminan a los virus. Los virus, a diferencia de las bacterias, no tienen células propias (por lo cual necesitan de un organismo externo para vivir) y siempre son perjudiciales para la salud. Los desinfectantes virucidas están compuestos por derivados del cloro, el alcohol, el oxígeno activo o el ácido peracético.

  • Desinfectantes fungicidas o levarucidas: actúan contra hongos y levaduras. Los hongos se reproducen rápidamente (generalmente en condiciones húmedas) y, al igual que las bacterias pueden o no ser perjudiciales para la salud. Este tipo de desinfectantes suele contener cloro u oxígeno activo.

Anuncio

V3-DESINFECCIONCIFVIM-300x250

Productos para desinfectar

Es posible crear un hogar seguro y libre de microorganismos incorporando en tu estantería de limpieza algunos desinfectantes de superficies como los que te recomendamos a continuación:

  • Lavandina en Gel Vim: dentro de las propiedades de la lavandina se encuentra que es capaz de eliminar al 99.9% de virus, hongos y bacterias. La lavandina en gel rinde hasta 3 veces más que una lavandina líquida y, gracias a su consistencia en gel, se adhiere mejor a las superficies y no salpica. Siguiendo las recomendaciones del envase podés usarla para desinfectar muchas superficies de la casa como los azulejos del baño, el inodoro, las paredes y la cocina.

  • Cif Gel 2 en 1: si querés utilizar un limpiador desinfectante que no contenga lavandina, Cif Gel 2 en 1 es para vos. Este producto se encuentra en formato gatillo o en gel. Elimina el 99,9% de bacterias, además de ácaros y alérgenos. No requiere enjuague, a menos que se aplique en superficies que están en contacto con alimentos.

Cinco desinfectantes naturales

Además de los productos de Cif desinfectante que mencionamos anteriormente, también podés utilizar algunas alternativas caseras para eliminar gérmenes. Sin embargo, tené en cuenta que pese a que los desinfectantes naturales pueden ser muy efectivos en la lucha contra los gérmenes, estos productos suelen funcionar más lentamente que los limpiadores químicos especializados, por lo cual requieren estar más tiempo en contacto con la superficie.

  • Limón: el jugo del limón es un antibacterial natural muy efectivo. Para realizar un desinfectante natural con limón mezclá 1/4 de taza de jugo de limón con agua caliente y un poco de vinagre.

  • Bicarbonato: uno de los productos que no puede faltar en casa es el bicarbonato. Además de ser un desinfectante natural es un gran blanqueador y quitamanchas. Para usar el bicarbonato para la limpieza del hogar mezclá en un pulverizador 1/4 de taza de bicarbonato, una taza de agua caliente y el jugo de tres limones. Aplicá la solución en la zona que quieras desinfectar y dejala que actúe durante 10 minutos antes de enjuagar.

  • Vinagre: el ácido acético que contiene el vinagre es muy eficaz para eliminar bacterias y limpiar superficies como los azulejos. Combinalo en partes iguales con agua, verté la solución en un rociador y usá el vinagre para realizar la limpieza del hogar.

  • Aceites esenciales: dentro de los usos de los aceites esenciales (además de ser aromatizadores del hogar), está su uso como desinfectante. En un rociador mezclá 150 ml de alcohol etílico al 70 % con 20 gotas de aceite esencial de árbol de té, 20 de eucalipto y 20 romero. Echá unas gotitas sobre las cortinas, las camperas o el colchón para desinfectar y aromatizar estas telas.

  • Agua caliente: es una de las maneras más sencillas y accesibles para erradicar gérmenes. Según la Organización Mundial de la Salud, para eliminar bacterias el agua debe estar entre los 60ºC y 65ºC, como mínimo. Si tu ropa soporta las altas temperaturas, lavala a 60ºC para eliminar así virus y bacterias.

Limpiadores desinfectantes: alcohol y agua oxigenada

Dos productos, que no son naturales, pero que ayudan a eliminar gérmenes en el hogar son el alcohol y el agua oxigenada. Usalos de la siguiente manera:

  1. Alcohol. Para desinfectar con alcohol es necesario utilizar este producto en una concentración alta (mínimo un 60% y máximo un 80%). El alcohol etílico de venta libre suele tener una concentración del 96%. Para desinfectar poné en un rociador 7 partes de alcohol y agregá 3 partes de agua. Rociá la superficie y dejá que la solución actúe durante al menos 30 segundos antes de removerla.

  2. Agua oxigenada. El peróxido de hidrógeno es otro de los productos desinfectantes alternativos que podemos utilizar en casa. Generalmente se vende en una concentración al 3%. Para desinfectar mezclá una parte de agua oxigenada con dos de agua. Dejá que la solución actúe sobre la superficie durante al menos un minuto antes de limpiarla.

TIP: con todos los productos que mencionamos en esta guía, naturales o no, te recomendamos probarlos primero en una zona oculta y pequeña para descartar que no dañan la superficie.

Desinfectantes de superficies

Los gérmenes están por todos lados y para mantener la casa desinfectada es necesario ocuparse de todas las superficies del hogar. Algunas de las más comunes, que no pueden faltar en tus áreas de desinfección frecuente son:

  • Los pisos: además de remover el polvo y la suciedad, al limpiar el piso se eliminan los gérmenes que traemos de la calle. Limpiá el piso con un limpiador de piso y agua caliente.

  • La mesada de la cocina: para superficies como el acero, el granito, el porcelanato, el cromo y el vidrio aplicá un poco de Cif Gatillo 2 en 1 Y luego pasá un paño húmedo. Solo enjuagá la zona donde apoyes o prepares alimentos.

  • Azulejos del baño: prepará una solución con lavandina y agua o usá un limpiador antihongos, como el Cif Gatillo Limpiador Antihongos.

  • Picaportes: usá un poco de una solución con alcohol.

  • Controles remotos y celulares: usá alcohol isopropílico, que se evapora más rápido.

  • Llaves: otro de los objetos de uso frecuente que podés desinfectar con alcohol son las llaves. Basta con echarle unas gotitas de alcohol y agua ¡y listo!

  • Inodoro: usá Vim Lavandina en Gel, que gracias a su pico inclinado te permite llegar a las partes más difíciles de desinfectar.

Desinfectante de ambiente

A la hora de desinfectar tus ambientes usá los productos y soluciones que te ofrecimos antes. Sin embargo, la mejor manera de mantener la casa libre de gérmenes es creando un ambiente poco propicio para su proliferación. Para eso:

  • Mantené los ambientes ventilados.

  • Limpiá las superficies que más se tocan como picaportes, teclados o la cadena del baño.

  • Mantené los pisos o alfombras limpias.

  • Dejá los zapatos que usaste en la calle en la entrada de casa.

  • Colgá las camperas al sol un rato o al lado de una ventana al llegar a casa.

  • Lavá la ropa con el agua más caliente apta para esa tela (fíjate en la recomendación en la etiqueta).

Preguntas frecuentes sobre productos desinfectantes

¿Cuáles son los desinfectantes más comunes?

Existen dos grupos de desinfectantes principalmente: químicos y naturales. Dentro de los desinfectantes naturales es posible utilizar limón, bicarbonato o vinagre para desinfectar. Dentro de los desinfectantes químicos se encuentran aquellos que contienen lavandina, como Vim Lavandina en Gel, o Cif Gatillo 2 en uno, que no contiene lavandina. Ambos productos eliminan el 99,9% de las bacterias y microorganismos presentes en el hogar.

¿Cómo hacer un desinfectante natural en casa?

Para desinfectar en casa podés usar una solución que contenga limón y alcohol etílico. El alcohol que se consigue en farmacias o supermercados suele tener una concentración al 96%, por lo cual es preciso diluirlo para desinfectar las superficies. Para eso, prepará una solución en un rociador que contenga 7 partes de alcohol y 3 partes de agua. Agregale el jugo de dos limones y usala a tu conveniencia para desinfectar.

¿Cómo hacer desinfectante casero con bicarbonato?

Mezclá en un rociador 1/4 de taza de bicarbonato, una taza de agua caliente y el juego de dos limones. Aplicá la solución sobre la superficie utilizando un paño suave y dejá que actúe durante al menos 10 minutos. Enjuagá con agua tibia. Si es la primera vez que vas a utilizar esta mezcla probala en una zona pequeña primero para descartar que no vaya a dañar la superficie.

Publicado originalmente