Skip to content
cómo limpiar el cuero
Limpieza de pisos y superficies

Cómo limpiar cuero

Si tenés muebles de cuero, es importante mantenerlos para proteger el material. Acá te mostramos métodos efectivos sobre cómo limpiar cuero.

Si tenés sillas, sofás y otros muebles de cuero o cuerina en casa, es importante limpiarlos y darles mantenimiento de manera regular para proteger sus materiales y alargar su vida útil. A continuación, te indicamos algunas sugerencias de cuidado general así como métodos efectivos sobre cómo limpiar el cuero.

Recordá: antes de aplicar cualquiera de estas instrucciones sobre cómo limpiar el cuero, realizá una prueba en un lugar oculto o poco visible. Y, si combinás estos métodos con un producto comercial como pomada para limpiar cueros, se aconseja leer y seguir las instrucciones de la etiqueta. También te sugerimos que prestes atención a las instrucciones de cuidado del fabricante y averigües exactamente de qué tipo de cuero están hechos tus muebles u otras superficies de cuero afectadas, ya que hay ciertos tipos de cuero que resultan más susceptibles que otros a las manchas de agua y de grasa.

Mantenimiento de muebles de cuero: cuidados generales

En la vida cotidiana, para lograr un efectivo mantenimiento de muebles de cuero, tan sólo debés dedicar un momento a quitarles el polvo y otros rastros de suciedad que pueden tener en la superficie. Para esta tarea, simplemente tenés que pasarles un paño de microfibra seco o usar una aspiradora con un cepillo de cerdas suaves. Nunca utilices una aspiradora a vapor sobre un mueble de cuero.

Otro punto importante es que evites sentarte en ellos después de ponerte cremas corporales u otros productos grasosos o con el pelo mojado.

Cómo limpiar muebles de cuero

Instrucciones:

  • Una vez eliminados el polvo y la suciedad, si el mueble tiene alguna mancha, mezclá en un recipiente jabón neutro con agua destilada. Humedecé en esta mezcla un paño de lana y pasalo sobre la mancha, habiendo probado inicialmente en un área poco visible. Recordá no exponer el mueble ni ningún otro objeto de cuero al sol, así que para secarlo es mejor utilizar otro paño de lana limpio y seco.
  • En cuanto se derrame algún líquido, utilizá una toalla de cocina para absorberlo y limpiá con jabón neutro y agua destilada siguiendo el método descripto anteriormente.
  • Para devolverle el brillo original a un mueble de cuero, pasale un paño de lana humedecido con leche descremada, no obstante, se aconseja probar el método en un área pequeña antes de su uso. Este producto actúa como un protector de cuero natural, e inmediatamente después pasale otro paño de lana limpio y seco.

Cómo limpiar sillones de cuero blanco

  • Una vez eliminados el polvo y la suciedad, si el mueble tiene alguna mancha, mezclá en un recipiente mediano dos partes de aceite de linaza con una parte de vinagre.
  • Humedecé un paño de lana suave de color claro en esta mezcla y pasalo por la superficie o donde haya una mancha. Se aconseja probar el preparado antes de su aplicación en un área poco visible. Con otro paño de lana seco, limpio y de color claro, absorbé el exceso de aceite.
  • Si la mancha persiste, podés repetir esta operación.
  • Otra sugerencia: en caso de manchones de tinta o de marcadores, podés hacer una pequeña prueba con una goma de borrar, ya que suele ser efectiva para eliminar este tipo de manchas sin dañar ni ensuciar el cuero.

Descubrí cómo limpiar una silla de cuero paso a paso con este video:

Cómo limpiar sillas de cuero

Qué crema para limpiar cuero podés elegir

Existen distintos tipos de pomadas y productos protectores fabricados según el tipo de cuero que se deba tratar. Vienen en una diversidad de presentaciones, como tubo aplicador o pomadas para untar con paños de franela. Como siempre, te recomendamos, en caso de usar productos comerciales, no olvides leer las instrucciones de la etiqueta del producto que vayas a usar y llevá a cabo una prueba primero en un lugar oculto o poco visible.

Las ventajas de usar este tipo de productos es que devuelven el brillo y reavivan el color del cuero, además de servir como impermeabilizantes y rehidratantes. El tratamiento con crema para limpiar cuero también protege contra distintos tipos de manchas de suciedad o marcas de agua, y te recomendamos realizarlo por lo menos una vez al año. Acá te tenemos preparados algunos ejemplos de tipos de cremas y su uso indicado:

Crema para limpiar cuero blanco

Aunque se recomienda evitar el uso de cremas hidratantes corporales, ya que éstas son elaboradas para hidratar pieles en ser humano, en el caso de los muebles de cuero blanco, la vaselina puede servir como hidratante.

Instrucciones:

  • Aplicá la vaselina en toda la superficie del mueble.
  • Frotá suavemente con un paño de lana seco y de un color claro. Sólo aplicá una vez que la prueba no presentó inconvenientes.
  • Dejá secar.
  • Lustrá con un paño de lana seco y de color claro.

Crema para limpiar cuero con acabado y pigmentación

En este caso, algunas cremas fabricadas a base de aceite de ricino o algunas otras con linóleo pueden resultar muy efectivas porque penetran en el cuero hidratándolo en profundidad y devolviéndole su brillo original.

Instrucciones:

  • Aplicá la crema en una franja poco visible y luego por toda la superficie del mueble.
  • Frotá la superficie suavemente con un paño de lana seco.
  • Dejá secar.
  • Lustrá con un paño de lana seco.

Crema para limpiar cuero liso

El cuero liso puede limpiarse con cremas hechas a base de ceras minerales y cera de abejas, ya que su textura oleosa rehidrata la piel sin alterar su aspecto original. Se recomienda probar el producto en una pequeña superficie el antes de su empleo y seguir las instrucciones de la siguiente técnica.

Instrucciones:

  • Aplicá la crema en toda la superficie del mueble.
  • Frotá la superficie suavemente con un paño de lana seco.
  • Dejá secar.
  • Lustrá con un paño de lana seco.

Limpiar muebles de cuero no siempre es una tarea que tenemos del todo incorporada en nuestra rutina. Recordá siempre que es muy importante aprender cómo limpiar el cuero de forma adecuada para así poder darles una mayor vida útil a tus muebles.

Tip principal:


La leche descremada es una opción algo extraña pero muy efectiva a la hora de limpiar cuero. No obstante, se recomienda una prueba del producto sobre una superficie poco visible sobre el cuero.

Consejos útiles:

  1. Si limpiás el cuero en forma frecuente, te va a durar mucho más tiempo.
  2. Evitá sentarte sobre sillas o sillones de cuero después de haber utilizado cosméticos o cremas para la piel.
  3. Hay productos diferentes para tratar tipos distintos de cueros, así que asegurate de tener el correcto.