Cómo usar lavandina desinfectante para limpiar el inodoro

La lavandina desinfectante es un producto de limpieza excelente, pero a veces no sabemos cómo usarla. Descubrí acá cómo se usa la lavandina para limpiar.

¿Alguna vez un invitado te pidió pasar al baño e inmediatamente te avergonzaste? A veces no nos damos cuenta y nos dejamos estar con la limpieza del baño. Por suerte, hoy en día existen productos “todo en uno” cuyos componentes no sólo eliminan gérmenes y bacterias, sino que, además, permiten un efecto más perdurable en el tiempo. Entre sus componentes más efectivos, se encuentra la lavandina. Seguí leyendo para saber cómo se usa la lavandina y cómo los productos que contienen este ingrediente poderoso pueden ayudarte a aliviar la rutina de limpieza del baño.

Usá lavandina en gel, preferentemente con una botella de punta inclinada, como la de los productos Vim, ya que facilita la limpieza de los bordes internos del inodoro. El gel es mucho más efectivo por su adherencia a la superficie interna y por su llegada a áreas difíciles de alcanzar.

¿Cómo se usa la lavandina?

Aunque muchos productos comerciales para baño contienen lavandina, tené presente que también podés comprarla sola y diluirla en agua. La lavandina es increíblemente eficaz para matar gérmenes, bacterias y moho; por eso, es ideal si desinfectás tu inodoro una vez por semana. Antes de usar cualquier producto que contenga lavandina, te recomendamos:

  1. Chequear que sea adecuado para la superficie que querés limpiar.
  2. Protegerte con ropa adecuada y guantes. La lavandina tiene componentes químicos corrosivos que pueden causar daño y te pueden quemar si entran en contacto con tu piel.
  3. Asegurarte de que el baño esté bien ventilado. Los químicos fuertes, como la lavandina, pueden emanar vapores tóxicos que no debés inhalar.
  1. Comprobar que tengas el tipo de lavandina adecuado; la lavandina desinfectante que usás para las superficies del baño es distinta a la que blanquea ropa, por ejemplo.
  2. Leer siempre las instrucciones en el envase.

Los limpiadores de baño vienen generalmente en spray, así que no tenés que preparar una solución con lavandina antes de empezar. En caso de que uses lavandina desinfectante líquida y necesites hacer una mezcla, tené en cuenta lo siguiente:

  1. Llená un balde con agua fría.
  2. Agregá lavandina según la proporción indicada en el envase.
  3. Nunca pongas lavandina en agua caliente, porque puede generar emisiones nocivas.
  4. Nunca mezcles lavandina líquida con otros productos de limpieza.

En cuanto a la limpieza del inodoro, simplemente seguí estos 5 consejos:

  1. Remojá un trapo de microfibra en la solución de agua y lavandina o echá el spray en la superficie que quieras limpiar, y refregá el inodoro por dentro con un cepillo de inodoro y también por fuera con un paño.

Cuando tengas que limpiar el inodoro y no te acuerdes de cómo se usa la lavandina, refrescá tus ideas releyendo este artículo de Cleanipedia. Lo ideal es que mantengas una rutina de limpieza para que no se acumulen suciedad ni bacterias. El baño es un ambiente de la casa que debe estar siempre higiénico. ¡Ahora ya sabés cómo limpiarlo!

  • Comprá lavandina desinfectante en el formato apropiado.
  • Vestite adecuadamente, usá guantes de goma y poné el baño en condiciones antes de comenzar: sacá todo lo que pueda obstaculizar la limpieza.
  • No olvides seguir las instrucciones de los productos que uses.