Un inodoro sucio es fuente de enfermedades. Es uno de los sitios de la casa que requiere mayor frecuencia de limpieza y desinfección, pero no lleva demasiado tiempo hacerlo. Te compartirmos 3 tips para que lo dejes reluciente y libre de gérmenes de manera rápida y fácil.

Limpiar el inodoro en tres pasos

El mejor limpiador de inodoro es la lavandina, ya que elimina virus, bacterias y hongos como ningún otro producto.

  1. Cubrí toda la superficie interior del inodoro con VIM Lavandina en Gel, que gracias a su consistencia no salpica, tiene una mejor adhesión y acción sobre el artefacto. Dejalo actuar por 5 minutos y luego cepillá si hay manchas.
  2. Para limpiar la tabla, la tapa y el exterior (mochila, botón de descarga, laterales, base) segui usando VIM Lavandina en Gel.
  3. Apretá el botón, así dejás que corra agua y lavas el cepillo.

Como dato extra, para que esté siempre limpio y desinfectado, podes utilizar VIM Canastas para Inodoro Poder X5, potencia cada descarga del inodoro: abundante espuma, previene el sarro, fragancia duradera, brillo intenso e higieniza.

Cómo quitar sarro del inodoro

Si dentro del inodoro se acumuló sarro, aplicá VIM Lavandina en Gel: solo deberás dejarlo actuar más tiempo, alrededor de unos 15 minutos, y cepillar más fuerte.

También existe una fórmula casera para combatir el sarro: llená un envase con pico rociador de vinagre blanco y jugo de limón en partes iguales. Rociá la zona del inodoro que posea sarro y dejá actuar por 20 minutos. Luego, con el cepillo refregá sobre las manchas.

Cómo blanquear el inodoro

Para lograrlo, mezclá 100 gramos de bicarbonato de sodio, dos cucharadas de agua oxigenada y el jugo de medio limón. Colocá la pasta que formes en las paredes internas y externas del inodoro. Se dejá actuar entre 15 y 30 minutos y luego se enjuaga.