Juegos para ordenar el cuarto con tus hijos

Cómo organizar la habitación de los niños no tiene por qué ser difícil. Descubrí cómo conseguir que aprendan sus tareas de los niños jugando y sé su modelo.

01 August

cómo ordenar mi cuarto 7 juegos de ordenar el cuarto con tus hijos
Familia

A los niños, les gusta jugar y ensuciarse. Es bueno y saludable, es la mejor señal de un desarrollo normal de tus pequeños. Lo que a los padres no nos gusta tanto es que no junten los juguetes ni ordenen su cuarto. ¿Pero les has enseñado lo que significa y cómo se ve un cuarto ordenado?

Los niños posiblemente no entiendan tus explicaciones verbales, ellos aprenden mejor con ayudas visuales y mediante el juego. Mostrales lo que significa ordenar con juegos de ordenar el cuarto. Jugá y recogé con ellos, sé su modelo a imitar.

 La suciedad en los pequeños es la mejor señal de chicos felices que juegan, se divierten y aprenden. Para ayudarte a limpiar la suciedad elegí un jábon y un suavizante indicados para  la ropa de tus peques, como los de la línea Ala y Vivere. ¡Creemos en el derecho de los chicos a ensuciarse!

Juegos para ordenar el cuarto –  una forma diferente de conseguir que chicos cumplan con sus tareas:

  1. El día sucio: Hoy toca jugar con pinturas y ceras. Vamos a ensuciarnos la cara, las manos y la remera, la condición es que después vayamos justos al canasto de la ropa sucia a depositar las remeras y al baño a lavarnos la cara y las manos. Para las manchas difíciles lavá la prenda manchada con jabón ropa líquido de calidad como Ala Jabón Líquido.
  2. El día de la feria: Es el día en que tus pequeños podrán mostrarte los juguetes de los que se sienten más orgullosos. Como en toda feria, los pondrán en un lugar preferente en el cuarto donde se vean bien lindos y estén ordenados. El objetivo es enseñarles cómo organizar los juguetes en la habitación.
  3. El día del general: ¡Atención, a formar! El cuarto tiene que estar listo para poder revisar las tareas de los niños. El general pasará a ver cuán limpio y ordenado está el cuarto, elogiará lo que los chicos hayan hecho bien y les dará consejos sobre aquello que se pueda mejorar. Buscá siempre el refuerzo positivo y evitá las críticas, en su lugar aconsejá cómo debería mejorarse aquello que no esté bien. ¡Muy bien! La cama está bien hecha y no hay bloques en el suelo, pero la próxima vez, no te olvides de guardar las figuritas de indios y los soldaditos en su cajita.
  1. El día de los premios: ¡Sorpresa! Aunque suene a chantaje, de vez en cuando premiá a los chicos con algo que les guste y no se esperen. No te olvides de explicarles que el general te informó que estaban haciendo bien las tareas de los niños.
  1. El día de las despedidas: ¿Cómo organizar los juguetes de los niños? Esta tarea también implica deshacerse de los juguetes viejos y rotos. Haceles entender que para conseguir juguetes nuevos tienen que deshacerse de aquellos deteriorados.
  1. El día de las presentaciones: Deshacerse de los juguetes supone un esfuerzo para los pequeños de la casa. Dales una recompensa reemplazando los juguetes viejos por juguetes nuevos. ¡Hacé de este día una fiesta y no pierdas la oportunidad de jugar con ellos y sus nuevos juguetes! Por supuesto que después de jugar, ordenarán juntos los juguetes.
  1. El día de los videojuegos: Es inevitable, la tecnología está por todas partes. Hay muchos juegos de ordenar el cuarto electrónicos disponibles para la computadora y la tablet. Usá la tablet para jugar con ellos a videojuegos educativos y explicarles por qué la mamá se enoja cuando nuestro héroe del videojuego no ordena su cuarto y cómo se pone contenta cuando lo ordena.

Cómo organizar la habitación de los niños parece una tarea difícil de enseñar a los pequeños, pero no es imposible. Muchos padres lo consiguen. La clave está en mostrar con hechos fáciles de entender por los chicos lo que es un cuarto limpio y ordenado, usar el refuerzo positivo y no criticar ni amenazar. También podés jugar con ellos, y recoger y limpiar juntos para servirles de modelo. ¡Puede ser divertido!

  • Educar mediante el juego.
  • Usar ayudas visuales.
  • Convertirte en el modelo a imitar.