Cómo lavar un coche

¿Tenés ganas de lavar el auto, pero no sabés por dónde empezar? ¡Descubrí cómo lavar un coche aquí!

Actualizado 27 de mayo de 2019

Limpiar el auto requiere de tiempo, paciencia y materiales específicos. A continuación, te dejamos una guía paso a paso para que aprendas cómo limpiar bien el coche por dentro y por fuera.

Asegurate de tener las herramientas necesarias ante de comenzar a lavar tu coche. Esponjas suaves, guantes para el lavado y paños de gamuza son los mejores elementos para limpiar el auto, ya que no lo rayan.

Cómo lavar un auto en casa: el interior 

¿No sabés cómo lavar un coche? Comenzá por lavar el interior. Vas a necesitar los siguientes productos de limpieza:

  • Champú (solamente para los asientos de tela)
  • Limpiador y acondicionador de cuero (solamente para los asientos de cuero)
  • Protector (para el tablero de control)
  • Detergente (para los pedales)
  • Una aspiradora de mano

Una vez que reúnas los materiales con que lavar el auto, el procedimiento es muy simple:

  1. Leé las instrucciones en la etiqueta de cada producto antes de comenzar a limpiar.
  2. Luego, limpiá las fundas de tela de los asientos con champú para remover la suciedad y las manchas de líquido. Tené especial cuidado cuando limpies las fundas de cuero y siempre seguí las recomendaciones del fabricante.
  3. Limpiá el tablero de control con un hisopo y los pedales con detergente.
  4. Aspirá el interior del auto con tu aspiradora de mano.

¡Ahora ya estás listo para lavar el exterior de tu coche!

Cómo lavar el auto para que brille: el exterior

¿No sabes cómo limpiar bien el coche? Antes de comenzar, vas a necesitar los siguientes elementos de limpieza:

  • Un balde grande
  • Una manguera (preferentemente que esté conectada a una canilla)
  • Una esponja suave grande, una manopla o guante de lavado suave y un paño de gamuza
  • Jabón líquido (Si bien existen limpiadores de autos especializados, no son esenciales. Siempre leé y seguí las indicaciones en las etiquetas de los productos)
  • Abrillantador de plástico
  • Abrillantador de metales
  • Una esponja o paño de pulir
  • Cera para autos
  • Un cepillo de dientes o un cepillo especializado para limpiar detalles

¿Ya tenés todos los elementos? Entonces podés empezar a lavar tu coche. Recordá no lavar tu auto en un día soleado o muy caluroso, ya que esto hará que el agua se seque muy rápido y puede dejar manchas de jabón en la superficie del coche. Mejor optá por lavar el coche en un día nublado o estacioná el auto en la sombra antes de comenzar a lavarlo.

  • Mojá el auto con la manguera de arriba a abajo. Retirá con el agua la tierra de la superficie y el barro de las ruedas.
  • Luego, con la esponja limpiá bien las ruedas. Frotá las ruedas con la esponja para eliminar la suciedad y que no se transporte a otra parte del coche.
  • Frotá suavemente el resto de la superficie del coche con una manopla de lavado. La lana de cordero es lo que mejor funciona para limpiar la carrocería, ya que cualquier otro material más abrasivo puede dañar la pintura. Secá el coche suavemente con un paño de gamuza.
  • Usá un cepillo de dientes o un cepillo especializado para quitar la suciedad en las grietas de la carrocería.
NA
  • Pulí todos los metales, pero tené cuidado de no usar un pulidor de metales en superficies no metálicas. Recordá siempre seguir las instrucciones en la etiqueta del producto. Luego usá el pulidor de plástico para limpiar y pulir los faros delanteros, los intermitentes y la luz de freno. Los faros delanteros sucios no solo son más opacos, sino que pueden ocasionar accidentes de tránsito, por lo que este paso es muy importante.
  • Aplicá la cera. Recordá aplicar cera también en las ruedas del coche.
NA
  • Por último, limpiá las ventanas. Podés usar agua y jabón para limpiar las ventanas del coche, pero los limpiavidrios te darán mejores resultados.
NA

Ahora ya sabés con qué lavar el auto por dentro y por fuera y cómo lavar el auto sin rayarlo. ¡Compartí estos consejos con tu familia y amigos!

  • Aspirá los asientos para el coche regularmente para evitar que se acumule la tierra.
  • Evitá lavar tu coche en un día soleado o caluroso.
  • Usá un paño de gamuza para secar el exterior de tu auto.
  • Publicado originalmente 5 de noviembre de 2018