Lavandería

Cómo lavar la seda

Aprender cómo lavar ropa de seda no tiene por qué ser difícil. Con esta guía que preparamos para vos vas a saber cómo limpiar la seda de modo seguro.

¿Cómo lavar la seda?

El procedimiento depende del tipo de seda que se trate. Sin embargo, existen medidas de precaución para tener en cuenta y evitar que se arruine esa prenda que tanto te gusta. Un tip importante para no olvidar es que la seda nunca debe lavarse con lavandina y, además, debe mantenerse lejos de los productos a base de alcohol, como el perfume y el spray para el cabello.

Otras precauciones: mantené la seda alejada del calor y de la luz solar, ya que puede mancharse y ponerse amarilla con el paso del tiempo. Además, te aconsejamos tratar el material con cuidado y evitar usar demasiada fuerza, ya que esto puede dañar el material.

Cómo lavar ropa de seda a mano

  • Para comenzar, hacé una prueba en un lugar poco visible de la seda: tomá una toalla blanca y usala para humedecer la zona. Presioná suavemente la mancha con la toalla húmeda para ver si sale algo de color. Si queda color en la toalla blanca, te recomendamos que no laves la seda a mano, y que en su lugar la lleves a un profesional o a una tintorería.
  • En caso de que la prueba haya sido exitosa (y no haya quedado color en la toalla), el siguiente paso es tratar la mancha: primero humedecela con agua fría o vinagre diluido.
  • Luego enjuagá la prenda en un balde con agua tibia y un poquito de jabón suave y esperá no más de cinco minutos.
  • Después de cinco minutos, quitá el agua del balde y volvé a llenarlo con agua fría y ¼ de una taza de vinagre blanco. El vinagre va a ayudar a quitar cualquier exceso de jabón y alcalinidad.
  • Agregá varias gotas de Ala Camellito Ropa fina al balde: va a dejar tu seda súper suave.
  • Quitá el agua fría del balde y reemplazala por agua fresca, y luego enjuagá.
  • Una vez que hayas enjuagado la prenda de seda, sacala del balde y dejala estirada sobre una toalla.
  • Enrollá la seda en la toalla y suavemente presioná sobre la toalla para que absorba el agua de la seda.
  • Estirá la prenda de seda sobre otra toalla limpia y dejá secar.

Cómo lavar ropa de seda en el lavarropas

  • Antes de poner tu prenda en el lavarropas, chequeá primero la etiqueta de fabricación. Si la prenda sólo admite “lavado en seco”, no la pongas en el lavarropas.
  • En caso contrario, elegí un ciclo de lavado delicado que use agua fría y una temperatura máxima de 30° C. No elijas una temperatura del agua superior a los 30° C porque puede dañar el material.
  • Colocá la seda en una funda de almohada o una bolsa de tela especial para lavarropas para que la seda no se atasque o enganche en el tambor del lavarropas.
  • Elegí un jabón para ropa suave y no alcalino y evitá usar demasiada cantidad: seguí siempre las indicaciones en la etiqueta. Cleanipedia te recomienda Ala Camellito Ropa fina para cuidar tu ropa.
  • Nunca uses el secarropas con este tipo de material. Dejá la prenda de seda estirada sobre una toalla limpia para que se seque sola.

Aprender cómo lavar la seda puede ser un proceso súper fácil si seguís los pasos adecuados y tomás las medidas de precaución necesarias. Ya sea que laves a mano o en el lavarropas, los resultados sin duda van a ser gratificantes y van a dejar tu tela preferida sin manchas y lista para usar. Ahora ya sabés cómo limpiar un vestido de seda, una camisa o cualquier otra prenda hecha con este material tan vistoso. ¡Disfrutá de tu placar!

 

Tip principal


Si usás un jabón para ropa con pH neutro y no enzimático o uno especialmente diseñado para lavar materiales delicados, como el Ala Camellito Ropa fina, vas a asegurarte de que tu ropa de seda sea tratada con cuidado. Recordá siempre leer la etiqueta adherida a la prenda antes de lavarla.

Consejos útiles:

  • Nunca laves la seda con lavandina. Usá siempre un jabón especialmente diseñado para ropa delicada.
  • Mantené la seda alejada de cualquier producto a base de alcohol como el perfume.
  • No dejes tu prenda de seda expuesta al calor o la luz del sol, porque esto puede dañar el material.

La seda es uno de los materiales más lindos y lujosos que existen y ha sido un elemento clave de nuestros placares por siglos. Aunque no parezca, lavar la seda puede ser sumamente difícil debido a sus fibras tan delicadas. Pero ¡no te desanimes! Aprender cómo limpiar la seda no tiene que ser una tarea complicada: simplemente seguí los métodos apropiados y la guía que Cleanipedia tiene preparada para vos.