Cómo sacar el chicle de la ropa

Tener chicle pegado en la ropa es muy molesto. Si te pasó esto, no dejes de leer nuestra guía sobre cómo sacar el chicle de la ropa y solucioná el problema.

Actualizado

cómo sacar el chicle de la ropa

Son miles las personas a las que les encanta el chicle. Es relajante, es calmante, pero, cuando se te pega en la ropa, es un fastidio. Por suerte, tenemos buenas noticias para vos: aprender cómo sacar una mancha de chicle de la ropa no es difícil y, con la técnica correcta y los productos de limpieza adecuados, vas a poder dejar tus prendas como nuevas súper rápido. ¡Mirá esta guía que Cleanipedia preparó para vos!

No expongas el chicle al calor pero sí al frío, porque es mucho más fácil de sacar en frío que cuando está pegajoso. Simplemente poné la prenda con chicle pegado en el freezer dentro de una bolsa con cierre hermético durante un par de horas y… ¡magia!

Cómo sacar una mancha de chicle: la técnica correcta

Es hora de dejar de lado todo lo que aprendiste sobre quitar manchas. En la mayoría de los casos, lo que típicamente harías con una mancha sería ponerla bajo el agua, pero esto no va a funcionar con el chicle. ¿Alguna vez pensaste cuánto tiempo los paquetes de chicles están en los kioscos hasta que alguien los compra? Puede pasar bastante tiempo, y aun así siguen siendo súper masticables y hasta podés hacer globos. ¿Por qué no se endurecen? Las fábricas de chicles tienen un truco: les agregan aceite vegetal para darles más humedad, lo que ayuda a mantenerlos suaves por más tiempo. Esto significa que el chicle es una mancha de aceite que no se va a disolver en agua solamente. Éste es el motivo por el cual muchos de nosotros no sabemos cómo sacar una mancha de chicle: porque no nos damos cuenta de que se trata de una mancha a base de aceite y entonces usamos las técnicas incorrectas.

Cómo sacar el chicle de la ropa: guía paso a paso

  • Lo primero que tenés que hacer es quitar la mayor cantidad posible de chicle de la ropa. La densidad del chicle actúa como barrera, previniendo que los productos de limpieza ataquen las partes que están pegadas a las fibras; entonces, lo que necesitamos es quitar la mayor cantidad de chicle antes de comenzar a lidiar con la mancha.
  • Para hacer esto, tenés que congelar el chicle. Puede sonar un poco raro, pero pensá lo siguiente: el chicle se vuelve suave y pegajoso con el calor. Cuando está en nuestra boca, es más flexible que cuando está en el paquete, y esto no es lo que buscamos. Mientras más caliente y pegajoso esté, más complicado va a ser tratar de quitarlo. Al congelar el chicle, tenemos más control sobre él.
  • Podés congelar el chicle poniendo un cubito de hielo directamente sobre la zona afectada o, si ésta es extensa, podés poner la prenda en una bolsa grande con cierre hermético y luego dejarla en el freezer por un par de horas.

Una vez que el chicle se haya congelado y esté bien sólido, y no pegajoso al tacto, ya podés comenzar a trabajar. Con un objeto desafilado, como una cuchara o un cuchillo de plástico, comenzá a levantar el chicle de la tela. No te apures, es mejor hacerlo con tranquilidad para no estropear las fibras. Despacio y suavemente, levantá los bordes del chicle y seguí despegándolo de la tela. Continuá hasta que la mayor parte haya salido. Es común que queden un par de pedacitos y un poco de decoloración.

Cómo sacar la mancha de chicle de la ropa

Ahora que la mayor parte del chicle ya fue eliminada, es momento de enfocarnos en la mancha. Ésta es la parte más fácil. Si contás con un buen jabón de ropa líquido, no tenés de qué preocuparte. Acá compartimos con vos esta guía sobre cómo sacar una mancha de chicle de la ropa:

  • Aplicá un poco de Ala Lavado Perfecto Jabón Líquido (o disolvé un poco de jabón en polvo en agua) directamente sobre la mancha. No te olvides de leer las indicaciones en el envase del producto y hacé una prueba en un área pequeña primero.
  • Dejá que este pretratamiento actúe de 5 a 10 minutos. Esto va a permitir que el jabón penetre la mancha y comience a levantarla de las fibras.
  • Luego masajeá el jabón en la tela con las manos, fregando suavemente la mancha. No refriegues fuerte porque esto puede hacer que la mancha se expanda.
  • Enjuagá con agua fría.
  • Revisá la prenda. Si todavía le queda una marca visible, agregá más jabón y repetí el procedimiento.
  • Cuando la mancha haya desaparecido, poné la prenda en el lavarropas con un jabón de ropa de calidad. Nosotros te recomendamos alguno de la línea Ala para asegurarte de que quede cien por ciento limpia y sin manchas.
  • Congelá el chicle: podés poner un cubito de hielo directamente sobre el chicle pegado o también podés dejar las prendas más grandes adentro del freezer en una bolsa con cierre hermético.
  • Una vez que el chicle se haya enfriado, levantalo con cuidado usando una cuchara o algo desafilado.
  • Para los restos de chicle pegado, aplicá un buen jabón para ropa como el Ala Jabón Líquido  directamente sobre la mancha a modo de pretratamiento. Recordá leer las instrucciones en el envase y hacé primero una pequeña prueba en un área poco visible.
  • Publicado originalmente