Unilever
Información sobre el Coronavirus (Covid-19): Cómo proteger tu hogar y a tu familia.

Cómo limpiar un horno eléctrico

Te resumimos los mejores métodos para que aprendas cómo limpiar un horno eléctrico

Actualizado

Como se limpia un horno eléctrico correctamente

El horno eléctrico es un electrodoméstico muy práctico a la hora de sacarnos del apuro para cocinar o calentar comida ya lista. Además, a quién no le gusta mirar a través del vidrio del horno prendido y ver cómo se derrite el queso de la pizza, cómo burbujea la salsa de los canelones o cómo la carne al horno salpica jugos y aromas cuál carnaval. Sin embargo, es cierto que las altas temperaturas en el horno pueden causar que los alimentos dejen residuos difíciles de limpiar. Es importante tomar precauciones especiales a la hora de limpiar un horno eléctrico. Pero para que la suciedad no sea un impedimento para disfrutar y cocinar una y otra vez esos platos, hoy te contamos cómo limpiar un horno eléctrico.

Antes de empezar

Antes de que te contemos cómo se limpia un horno eléctrico, tené en cuenta las siguientes recomendaciones:

  •  De ser posible, prestá siempre atención a las recomendaciones y precauciones brindadas por el fabricante del horno a la hora de limpiarlo.
  •  Ya que algunos métodos de limpieza implican limpiar el horno mientras está caliente, tené mucho cuidado de no quemarte. Nunca toques las resistencias calientes o el ventilador.
  • Mantené el ambiente ventilado mientras limpiás el horno para evitar posibles intoxicaciones.
  • Evitá que los productos de limpieza mojen cableados o resistencias.

Cómo limpiar un horno eléctrico con resistencias: paso a paso

Los siguientes pasos van a ser más efectivos, si los seguís luego de cocinar, una vez que el horno está tibio. Esto ayudará no solo a que los alimentos no se peguen, sino además a usar el calor para remover la grasa más fácilmente. Nunca uses un cuchillo, espátula de acero o demás elementos punzantes ya que podría dañarse el horno.

  1. Desenchufá el horno. Antes de empezar a limpiarlo, asegúrate de que el horno esté apagado por completo. 
  2. Si lo vas a limpiar luego de cocinar, esperá a que se enfríe y recordá nunca tocar las resistencias o el ventilador mientras está caliente. 
  3. Poné en remojo las bandejas y rejillas. En un fuentón con agua tibia y detergente, poné en remojo las rejillas mientras limpias el horno. Dejalas sumergidas durante media hora, y luego usá una esponja de acero o cepillo para remover las suciedades pegadas. 
  4. Usá algún producto diseñado para limpiar hornos. Estos productos están creados con el fin de ayudarte a remover con eficacia la grasa quemada y las suciedades más profundas. Usá un producto como Cif Gatillo Antigrasa, ya que el rociador va a cubrir mejor todos los rincones y esquinas del horno. Aplícalo por las paredes y la base (con cuidado de no mojar las resistencias o el ventilador si lo hubiese), dejalo actuar unos minutos y con una esponja seca ayudá a aflojar las suciedades.
  5. Extraé el producto para limpiar el horno usando papel de cocina. De este modo, vas a evitar desparramar la grasa y vas a dejar las superficies más brillantes. Después, agarrá un bowl con agua tibia y un trapo, y enjuagá el horno para extraer los restos de productos y así evitar contaminar los alimentos la próxima vez que prendas el horno.
  6. Limpiá el vidrio. Primero limpiá bien el vidrio con algún producto antigrasa, como Cif Gatillo Antigrasa. Lo mejor es que lo dejes actuar unos minutos, de modo que no tengas que raspar el vidrio y corras el riesgo de rayarlo. Una vez que saques toda la grasa, usá algún rociador limpiavidrios como CIF Limpiador Líquido Gatillo Vidrios y Superficies Delicadas para dejar el vidrio impecable.

Si hubiese salpicaduras o suciedad en la resistencia,  pasale muy suavemente un trapo húmedo con vinagre, con cuidado de no rallar la resistencia. 

Si tenés otro tipo de horno, que no es eléctrico, leé acá cómo limpiarlo.

Cómo limpiar un horno eléctrico muy sucio por dentro

A veces pasan semanas sin que limpiemos el horno y las suciedades se acumulan formando una barrera que parece imposible de erradicar. Si tu horno está muy sucio probá lo siguiente:

  •  Limón y sal. Por sus propiedades desinfectantes y su capacidad de neutralizar olores, el limón puede ayudarnos a limpiar el horno. Formá una pasta y aplicala cuando el horno esté tibio. Dejala actuar 20 minutos y retirá la grasa y las suciedades con un papel de cocina. 
  •  Otro método consiste en usar levadura en polvo. Formá una pasta nuevamente con agua tibia y la levadura. Aplicá la pasta sobre las manchas más rebeldes y dejala actuar durante media hora. Pasados los 30 minutos, retirala usando también papel de cocina para así absorber la suciedad. Luego repasá la zona con un trapo con agua ¡y listo!
  • Si querés una ayuda extra, probá Cif Gatillo Antigrasa. Lo bueno de los productos de limpieza antigrasa es que están formulados específicamente para ayudarte con las manchas más difíciles de remover, incluso aquellas pegadas en el horno desde hace tiempo.  

Cómo limpiar un horno eléctrico con bicarbonato

  1. Si tenés en casa un poco de bicarbonato, podés probar este método muy eficaz para limpiar el horno:
  2. En un recipiente, mezclá 3 partes de bicarbonato con 1 parte de agua para formar una pasta.
  3. Esparcí la mezcla dentro del horno y dejala actuar un par de horas para que el bicarbonato pueda actuar como desengrasante.
  4. Pasado ese tiempo, con un cepillo mojado, remové suavemente la pasta.
  5. Si querés limpiar aún más a fondo, poné vinagre en un rociador y humedecé las paredes. Vas a ver cómo se forma espuma con el resto del bicarbonato. Usá una esponja para refregar la superficie.
  6. Por último, enjuagá muy bien el horno, usando primero una esponja con agua, y luego un trapo seco para extraer los restos de bicarbonato y vinagre. 

Si cuando terminás, querés aprender algunos consejos más para la limpieza de hornos, no dejes de leer esta nota.

Publicado originalmente