Unilever logo
Cleanipedia logo
¡Suscribite acá! Accede a beneficios y descuentos para comprar los mejores productos. Cleanipedia, tu aliado en el hogar.

Cómo limpiar una tostadora en 8 pasos

Como no se ven, a veces, los restos de migas de pan quedan acumulados dentro de la tostadora durante semanas. Esto puede, además de dañar tu tostadora, atraer a insectos indeseados a tu cocina. Para evitarlo, aprendé cómo limpiar la tostadora en 8 pasos.

Actualizado Por Equipo de Cleanipedia

Cómo limpiar una tostadora fácilmente en casa

​​Seamos sinceros, la tostadora es, probablemente, el último electrodoméstico del hogar que se nos ocurre limpiar. Seguramente, la tenemos un poco más clara cuando se trata de cómo limpiar el microondas o la heladera pero, por el contrario, no tenemos ni idea de por dónde empezar cuando se trata de algo tan simple, como la tostadora. Si pensás que con pasarle un trapito por fuera es suficiente, tenemos algunas noticias: las migas que se acumulan en el fondo son el banquete perfecto para las cucarachas o las hormigas que, eventualmente, aparecen en tu cocina.

Para que no tengas que compartir las tostadas del desayuno con ningún visitante indeseable, te contamos en este artículo cómo limpiar una tostadora en 8 simples pasos.

Necesitará:

  • Bandeja de plástico
  • Esponja
  • Dos paños suaves
  • Cepillo de dientes
  • Detergente
  • Limpiador multisuperficies

Anuncio

V4-CIFCOCINA-300x250

Cómo limpiar una tostadora por dentro

Si alguna vez te quedó una miga enganchada en el costado de la tostadora, seguro sabrás que el olor a quemado que desprende es muy desagradable. Además, los restos de migas pueden acumularse y provocar que la tostadora corra el riesgo de incendiarse. Para evitar esos riesgos y molestias, seguí los siguientes pasos a la hora de cómo se limpia una tostadora eléctrica por dentro:

  1. Leé el manual para ver cómo limpiar la tostadora.

    Nadie mejor que el fabricante para aconsejarte cómo limpiar una tostadora eléctrica correctamente. Prestá atención a las recomendaciones de seguridad, qué productos podés usar, con qué frecuencia, etc.

  2. Desenchufá la tostadora.

    Una vez que hayas consultado con el manual y despejado cualquier duda de seguridad, desenchufá la tostadora. Si tenés una bandeja de plástico, te recomendamos ponerla debajo para que al limpiarla, las migas no caigan en el piso o en la mesada.

  3. Sacá y limpiá la bandeja de las migas.

    La mayoría de las tostadoras tienen una bandeja en la base para acumular las migas que caen. Extraé la bandeja y tirá las migas a la basura. Después, poné unas gotitas de un detergente como Cif Bio Active en la esponja, humedecelo y apretá la esponja para generar espuma. Limpiá la bandeja y ponela a secar en el escurridor de los platos. Es importante que esté absolutamente seca antes de volver a ponerla en la tostadora.

  4. Remové las migas de adentro.

    Dá vuelta la tostadora sobre la bandeja plástica (también podés hacerlo dentro de la pileta de la cocina o poniendo papel de diario debajo), y sacudila bien para remover las migas. Dale unos golpecitos con cuidado a los costados para ayudar a desprender las migas pegadas. Repetí este paso unas cuantas veces.

  5. Ayudá a desprender las migas con un cepillo de dientes.

    A continuación, con mucha suavidad, pasá un cepillo de dientes por las paredes internas de la tostadora. Frotá con cuidado las rejillas que sostienen la tostada y barré cualquier resto de migas hacia el fondo. Después repetí el paso anterior: sacudí la tostadora boca abajo para sacar las migas que no cayeron en la bandeja.

  6. Limpieza interior con productos: solo si el fabricante lo recomienda.

    Si el fabricante así lo recomienda, podés usar algún producto específico para limpiar la tostadora por dentro. Seguí sus recomendaciones y tomá las precauciones correspondientes. De lo contrario, desde Cleanipedia, desaconsejamos totalmente limpiar el interior de la tostadora con agua u otros productos. No solo podría dañarse, sino que además, corremos el riesgo de electrocución si no se seca adecuadamente.

  7. Limpiá el exterior de la tostadora.

    Usá unas gotitas de detergente en la esponja. Humedecela y frotala para generar espuma. Usá la espuma para limpiar el exterior. Pasale otro paño húmedo para sacar los restos y, por último, pasale un trapo seco.

  8. Limpiá la mesada a fondo.

    Por último, después de terminar de limpiar la tostadora (y cada vez que termines de usarla), pasá un paño por debajo para juntar las migas y restos que se pudieron haber caído. Para eso, utilizá un limpiador como Cif Ultra Brillo, que limpia más de 18 superficies, incluyendo aquellas más comunes en mesadas: metal, mármol, madera, granito, etc. Remové el producto con un paño suave.

En menos de 10 minutos podés completar este paso a paso facilísimo sobre cómo limpiar la tostadora por dentro. Mantener la tostadora limpia no solo alejará a los insectos de tu cocina si no que además evitará que las migas se quemen y que tengas que ponerte, en vez de disfrutar del desayuno, a ver cómo sacar el olor a humo de tu casa.

Encuesta

¿Qué tipo de detergente preferís para lavar tus platos?

0 Respuestas

Cómo limpiar una tostadora de pan: trucos para el mantenimiento

Además del paso a paso anterior sobre cómo limpiar la tostadora por dentro, te dejamos algunos trucos más para que tu tostadora esté siempre impecable.

  1. Ponela a brillar con vinagre. Si tu tostadora es de metal, y no tenés a manos un limpiador multisuperfices, usá agua y vinagre. En un rociador mezclá 3 partes de vinagre con una de agua. Rociá la superficie y pasale un papel absorbente.

  2. Migas quemadas: rastros que no se ven pero se sienten. Si alguna vez tuviste que limpiar acero inoxidable quemado en tus ollas o sartenes, sabrás entonces que los restos quemados pueden impregnar tus comidas de gustos y olores desagradables. Para evitar que eso pase con tu pan dentro de la tostadora, remové las migas que caen frecuentemente.

  3. Cuidado con la humedad. Si bien aconsejamos limpiar la bandeja de la tostadora con agua y detergente, asegurate de que esté bien seca antes de colocarla nuevamente. Además evitá mojar el interior para no dañarla.

Si ahora que tu tostadora está impecable, querés seguir por el microondas, tenemos otro artículo para vos: aprendé, acá, cómo limpiar el microondas en pocos pasos.

Preguntas frecuentes sobre cómo limpiar la tostadora

¿Cómo se limpia una tostadora por dentro?

Primero, consultá con el fabricante respecto a sus recomendaciones sobre cómo limpiar tu tostadora eléctrica. Después, desenchufala y limpiá la bandeja donde caen las migas con agua y detergente. Asegurate que se seque bien antes de colocarla nuevamente. Dá vuelta la tostadora y sacudila para sacar las migas. Por último, pasale un trapo con vinagre y agua por las paredes exteriores.

¿Cómo limpiar una tostadora plana?

Desenchufala y esperá a que se enfríe. Sacá las migas de la bandeja y limpiá la bandeja con agua y detergente. Después, poné la tostadora bocabajo en la pileta de la cocina y sacudí las migas, con cuidado de no dañar las rejillas o resistencias. Por último, pasale un trapo húmedo en los costados para limpiar cualquier resto de miga. Asegurate de que esté bien seca antes de volver a usarla.

¿Cómo limpiar un tostador horizontal?

Aunque son menos frecuentes, algunas tostadoras pueden calentar manteniendo el pan en posición horizontal, en vez de vertical. Este tipo de tostadora se limpia, al igual que la vertical, muy fácilmente. Desenchufala de la electricidad, remové la bandeja y tirá las migas. Sacudí las migas y ayudá a remover las que estén pegadas con un cepillo de dientes. Pasale un trapo húmedo por los costados para limpiar los restos de comida y ¡listo!

¿Cómo limpiar la sandwichera eléctrica?

Para limpiar una sandwichera eléctrica, primero desenchufala y, si la acabas de usar, dejala enfriar. Después, si tu sandwichera es como una plancha, simplemente usá agua y detergente para remover los restos de comida que estén pegados. Usá la espuma del detergente para limpiar pero evitá dejar abundante humedad. Después pasale un paño húmedo para remover los restos. Por último, pasale un trapo seco y dejala secar bien antes de usarla nuevamente.

Publicado originalmente