Cómo limpiar materiales delicados como la porcelana

¿Querés conocer las mejores formas de limpiar materiales delicados como la porcelana sin dañarlos? ¡Acá vas a encontrar todo lo que necesitás saber!

27 de mayo de 2019

cómo limpiar materiales delicados cómo la porcelana
Limpieza de pisos y superficies

La porcelana es una arcilla horneada originaria de China que se usa para fabricar muchas cosas, desde juegos de té decorativos hasta accesorios para el baño. Por la naturaleza frágil de la porcelana y sus variantes, como la porcelana fina, lavar platos y adornos de este material es una tarea muy delicada. Es común que algunos de los objetos más valiosos de la casa estén hechos de porcelana; por eso, es una buena idea desarrollar una rutina de limpieza para dejarlos impecables sin dañarlos. Veamos las mejores formas de cuidar y limpiar porcelana.

Recordá: antes de aplicar cualquier producto comercial, realizá una pequeña prueba en un lugar poco visible. No olvides leer y seguir las instrucciones de la etiqueta y ponerte guantes de goma como protección.

Siempre que se trate de la limpieza de porcelana, es imprescindible utilizar agua fría o tibia, ya que el agua caliente puede dañar este delicado material.

Cómo limpiar la porcelana: adornos

La porcelana, en todas sus variantes, es un material muy común en los objetos de decoración, desde jarrones hasta adornos de mesa. Convengamos en que la decoración sólo se luce si está limpia. Cuando estos objetos juntan polvo, pierden su encanto. Seguí estos tips para limpiar porcelana:

  1. Primero, sacá el polvo con un trapo. Los trapos de microfibra son la mejor opción, ya que la carga negativa ayuda a retirar el polvo de la superficie en vez de “correrlo” de un lugar a otro.
  2. Después, usá un cepillo de cerdas suaves para sacar el polvo de huecos y hendiduras pequeñas.
  3. Lavá las piezas una por una usando agua tibia —no caliente— y detergente. Lavalas siempre en un recipiente de plástico. También podés lavarlas en la bacha de la cocina, pero antes tenés que cubrir el fondo y los laterales con planchas de goma, ya que hasta el golpecito más leve sobre una superficie dura puede dañar la porcelana.
  4. Colocá papel de cocina sobre la mesada.
  5. Enjuagá todo con agua tibia y colocá los objetos de porcelana sobre el papel de cocina para que se sequen.

Cómo limpiar porcelana: consejos útiles

Lo más importante es evitar cambios de temperatura. No uses agua muy caliente para lavar ni para enjuagar. Cuando laves objetos delgados, como platos, deslizalos en el agua de a poco y sumergí la superficie más grande primero para que la pieza se aclimate. Tené en cuenta que la vajilla con filamentos de metal se daña fácilmente y puede descascararse al entrar en contacto con el calor.

Limpieza de porcelana: manchas y marcas en la vajilla

Usar un juego de vajilla de porcelana para ocasiones especiales es muy lindo, pero sacar las manchas de té y las marcas que dejan los cubiertos no tanto. Por suerte, hay algunas maneras de deshacerse de las manchas de comida o bebida sin estropear la porcelana.

  1. Las variantes más resistentes de porcelana, como porcelana hecha en barro, pueden colocarse en el lavaplatos (e incluso en el microondas). La porcelana común y la porcelana fina son más delicadas, y hay que lavarlas a mano. A pesar de la dureza del material, estas piezas son frágiles y pueden dañarse fácilmente.
  2. Siempre hay que evitar los limpiadores con lavandina o sustancias fuertes al limpiar porcelana.
  3. Para quitar marcas y manchas, colocá un poco de bicarbonato de sodio y frotá levemente con una esponja suave humedecida, habiendo previamente realizado una prueba en un área poco visible. Podés reemplazar el bicarbonato con pasta de dientes, pero nunca uses un cepillo de dientes ni nada que pueda ser abrasivo para la porcelana.
  4. Si eso no funciona, probá con una mezcla que tenga partes iguales de sal y de vinagre dejando la solución actuar sobre la mancha por hasta una hora como máximo. Es importante que primero pruebes esta solución en un área reducida antes de su aplicación total.
  5. Luego, lavá la pieza como lo hacés habitualmente.
  6. Si las manchas son muy rebeldes, dejá la porcelana en remojo más tiempo o probá con un limpiador de porcelana con agua oxigenada agregada. Recomendamos tener extremo cuidado al utilizar los productos y sugerimos hacer una prueba en una pequeña superficie antes de su uso.

Cómo limpiar la porcelana del baño

La porcelana también está presente en algunos accesorios de baño antiguos (como canillas, cabezales de ducha y azulejos). Mezclá un poco de agua tibia con detergente y lavalos de la misma manera que lavás la vajilla o tus otros adornos de porcelana. No uses esponjas o trapos abrasivos para limpiar los accesorios de baño de porcelana. Para sacar el sarro y las marcas de agua, prepará una pasta de bicarbonato de sodio y aplicala sobre las manchas. También podés comprar un producto específico para limpiar porcelana de baño o azulejos de porcelanato. Como con cualquier producto que compres, recordá siempre leer y seguir las instrucciones de la etiqueta. También te sugerimos que, a modo de prueba, apliques primero el producto en un lugar pequeño y oculto para corroborar que no se produzcan efectos adversos. ¡Y no olvides los guantes!

  • Al limpiar porcelana, tenés que evitar los cambios bruscos de temperatura.
  • Recomendamos tener especial cuidado con la vajilla de porcelana decorada con filamentos de algún metal.
  • Evitá el uso de productos que contengan abrasivos o lavandina.
  • Ante la menor duda sobre cómo tratar la limpieza de tu porcelana, te recomendamos hacer la consulta con un especialista en el rubro.