Información sobre el Coronavirus (Covid-19): Cómo proteger tu hogar y a tu familia.

Cómo limpiar metal plateado

Cómo limpiar metal plateado para dejarlo reluciente

Actualizado

Cómo limpiar metal plateado de manera sencilla y rápida

Si hacemos un recorrido por nuestras casas, seguro encontramos decenas de objetos recubiertos con metales o aleaciones similares a la plata; entre los cuales se destacan el cromo, el níquel y el aluminio. Cubiertos, joyas, objetos decorativos; estos elementos se “platean” por medio de un proceso de bombardeo iónico de aluminio en polvo u otros compuestos, obteniendo así, el acabado que los caracteriza. Sin embargo y al igual que otros materiales, el metal plateado se va oxidando y desgastando con el paso del tiempo. En este artículo, te contamos cómo limpiar metal plateado para eliminar las manchas de óxido y dejarlo reluciente.

Cómo limpiar metal cromado

¿Cómo se limpia el metal cromado? Existen diversas maneras de limpiar las superficies recubiertas en cromo. Hay quienes van directo a los productos de limpieza, mientras que otros eligen alternativas más caseras, menos abrasivas y ciertamente más ecológicas. Sea cual sea el método de limpieza que elijas, tené cuidado; si bien el cromo es un elemento fuerte, es extremadamente sensible a las rayaduras. 

Productos de limpieza

Al limpiar las superficies cromadas asegurate de elegir el producto correcto. Desde Cleanipedia te recomendamos el Cif Gel 2 en 1, apto tanto para cromo como para enamel, acero inoxidable, vinilo, porcelanato, granito y decamel. 

Agua y jabón líquido

Clásico de clásicos. Sólo basta con agua y jabón líquido. Para las superficies cromadas, humedecé un paño suave en una solución de agua y jabón líquido (no abrasivo) y frotalo con suavidad a lo largo del objeto. Enjuagado el objeto, secalo con mucho cuidado usando un trapo de microfibra o una toalla. 

Agua, sal y bicarbonato de sodio

Para limpiar los objetos cromados con Bicarbonato de Sodio, llená un recipiente con agua, una cucharada de sal y otra de bicarbonato, y poné la mezcla a hervir. Llegado al punto de ebullición, sumergí el objeto a limpiar durante 5 minutos (siempre que el objeto pueda entrar en contacto con el agua) y secalo con un trapo de microfibra o una toalla.     

Agua y vinagre

El as que siempre debemos tener bajo la manga: el vinagre es el producto perfecto para la limpieza casera. Al igual que con el jabón líquido, sumergí un trapo en un recipiente con agua y vinagre y frotalo con delicadeza sobre la superficie del objeto. 

Cómo limpiar metal niquelado

Agua y jabón líquido

Tal como ocurre con el cromo, el agua y el jabón líquido son aplicables a las superficies niqueladas. Simplemente basta con pasarle un paño suave humedecido en agua y jabón para devolverle su brillo. 

Agua y amoníaco

El amoníaco o hidróxido de amonio es un producto muy utilizado para la limpieza del hogar. Si bien el amoníaco posee muchas ventajas, debemos tomar ciertas precauciones al aplicarlo. Nunca mezcles el amoníaco con otros productos de limpieza y recordá usar guantes, máscara y lentes para evitar el contacto con los ojos, la piel y la boca. 

Para pulir una superficie de metal niquelado, diluí una parte de amoníaco por dos de agua (1 cucharada de amoníaco por tres de agua). Tenés dos opciones: A) Meter el objeto en la mezcla o B) Humedecer un paño en la solución y frotar el objeto. Sea cual sea la opción que elijas, después secalo con un trapo suave o una toalla

Cómo limpiar metal pintado

Para los metales pintados, te recomendamos llevar a cabo la limpieza con un producto multisuperficies. 

Aluminio y otros metales

En el caso del aluminio, el agua tibia y el jabón harán la magia. Las soluciones caseras de bicarbonato, vinagre, aceite y amoníaco disuelto en agua también son aplicables a metales como la plata, el cobre, el bronce y el latón. 

Cómo sacar manchas de óxido

Papel de Aluminio

El papel de aluminio es un gran aliado a la hora de sacar machas de óxido y dejar la superficie de tu metal plateado brillante. Una vez limpia la superficie, mojá un pedazo de papel de aluminio en agua con sal y restregalo por las zonas oxidadas.

Protección y cuidado

  • Leé las indicaciones de cada producto.
  • Ante la duda consultá con un profesional.
  • Mantené el amoníaco fuera del alcande de los más chicos en una zona fresca alejada del calor y la humedad.

Esperamos nuestro articulo te haya servido para saber cómo limpiar metales plateados. Para más consejos prácticos sobre la limpieza y el pulido de otros metales, como ser el oro o el bronce, te invitamos a leer Cómo limpiar oro y Cómo limpiar bronce.

Publicado originalmente