Cómo limpiar una amatista y otras piedras energéticas

¿Sabés cómo lavar y cargar tus piedras energéticas? Aprendé cómo limpiar una amatista y recobrá su energía positiva para la finalidad con la que está hecha.

Actualizado

masajeador facial hecho de piedra amatista junto a una toalla de mano, una vela, un par de rosas y una botellita con aceite esencial

La piedra amatista es una variación del cuarzo en la gama de los colores violeta. Este estilo de piedras también se la conocen como piedras energéticas y se usan mucho en terapias alternativas en la medicina occidental. Si tenés una de estas piedras y querés aprender cómo limpiar una amatista, te recomendamos que sigas leyendo este artículo.

Cómo limpiar una amatista: reglas generales

A través de los conceptos de electromagnetismo y de la teoría cuántica sobre cómo todo vibra a una frecuencia determinada, se afirma que los cristales también poseen la capacidad de cambiar las frecuencias de objetos y cuerpos. Por eso se dice que es importante mantener siempre limpia estas piedras para que la energía fluya correctamente. Por eso, a continuación, te contamos cómo limpiar una piedra amatista.

  • Materiales:
    1. Envase de vidrio
    2. Sal marina o sal gruesa

Recomendación: realizar este procedimiento de noche y con la luna visible.

Cómo limpiar amatista paso a paso:

  1. Colocá la piedra amatista en el envase elegido.
  2. Tapá la piedra con sal marina o gruesa.
  3. Poné el recipiente cerca de una ventana donde pueda darle el reflejo de la luna en algún momento.
  4. Sacá la piedra del envase con las manos limpias y lavala con agua fría retirando los restos de sal.

Algunos recomiendan además agregarle salvia, albahaca o lavanda al agua con sal para obtener una mayor purificación. Ya te enseñamos cómo limpiar una amatista, ahora te vamos a contar cómo limpiar piedras energéticas.

Cómo se limpian las piedras energéticas

Como ya hemos dicho, lavar las piedras energéticas no es para quitarle la suciedad, sino para limpiar la piedra de cualquier energía negativa que podría estar “cargando” o reteniendo en su interior.  Si no lo sabías y querés aprender cómo lavar las piedras energéticas que tenés en tu casa o llevás con vos, seguí estos consejos.

  1. Agua y sal marina: lavá las piedras de la misma forma que te recomendamos que hicieras con la piedra amatista.
  2. Con otras piedras: poné las piedras de cuarzo ya purificadas, junto con otras piedras y la limpieza se hará inmediatamente. Las piedras de cuarzo transparente tienen la propiedad de limpiar otras piedras.
  3. Con la energía del sol: repetí el método de limpieza de agua y sal, pero esta vez, haciéndolo de día y exponiendo las piedras al sol por unas 3 horas en verano y unas cuatro en invierno.
  4. Con la energía de la tierra: enterrá las piedras en un lugar específico del patio o de una maceta por una semana, además de limpiarlas de malas energías las piedras van a estar cargadas por la madre tierra.
  5. Con tu propia energía: agarrá las piedras entre tus manos y pedí buenos deseos e intenciones. A su vez, con este método podés orientarlas hacia el propósito que necesites que cumplan. Por ejemplo, la curación o bienestar de algo o alguien.

Al haber estado en contacto con los centros de energía de la tierra, las piedras energéticas necesitan que se las purifique. Por eso, con estos métodos que te dimos sobre cómo limpiar una amatista o las piedras energéticas en general vas a poder aprovecharlas para que cumplan su función como receptoras o generadoras de energías.

Si te interesó este artículo, te recomendamos que leas cómo limpiar la casa de malas energías o 7 poderosos consejos de Feng Shui para atraer el amor a tu dormitorio.

Publicado originalmente