Ordenar la casa según el Feng Shui en 8 pasos

El feng shui es una filosofía que enseña a vivir en armonía con el espacio que nos rodea… acá te resumimos cómo organizar la casa según el Feng Shui.

13 de junio de 2019

consejos de feng shui para ordenar la casa y vivir en armonia
En casa

El Feng Shui es una filosofía milenaria que contempla la relación entre las personas y el medio en el que habitan. Sus raíces se hunden el estudio de los elementos y las complejas relaciones entre el Ying y el Yang, pero nosotros lo simplificamos para vos en 8 tips básicos para vivir en una casa en armonía.

En el Feng Shui, la limpieza del hogar y el orden son fundamentales. Tratá a tu casa bien y ella cuidará de vos.

Cómo organizar la casa según el Feng Shui:

  1. Cuidar y alimentar el Chi con energía positiva: El Chi es la energía vital que nutre y sostiene todo lo que nos rodea. Un espacio en armonía y con un buen Chi tendrá consecuencias positivas inmediatas en nuestra salud y bienestar, y con el tiempo, puede influir en nuestra suerte y atraer nuevas oportunidades. Por el contrario, un Chi deteriorado puede influir en problemas de salud y en la predisposición de los habitantes hacia emociones negativas. El Feng Shui nos invita a combatir el caos y poner orden en el espacio donde vivimos llevando a él todo aquello que genere una energía positiva.
  1. Ordenar y simplificar para que la energía fluya por el espacio: El caos que dura mucho tiempo estanca la energía y deteriora el Chi de nuestro hogar. Revisá y repará todo aquello que esté dañado o estropeado. Asimismo, evitá las bauleras que atrapan y estancan la energía. Lo natural es ordenar y guardar los objetos en buen estado en los espacios donde se usan y necesitan, que contienen energías afines. Por ejemplo, guardá tu colección de música en el living y no en tu dormitorio, que es donde normalmente se escucha, y no guardes tus edredones en la baulera durante el verano, sino en un espacio de tu placar del dormitorio. Podés guardar los dispositivos electrónicos en áreas sociales o de trabajo, como el living o el escritorio, en lugar de en áreas de descanso, como los dormitorios.
  2. Feng shui, limpieza del hogar: Una limpieza profunda del hogar se inicia con una limpieza física. Usá una buena lavandina para la cocina y el baño, y aquellos lugares con manchas difíciles. Lustrá y revitalizá los muebles de madera con productos que contengan cera. Un producto magnífico para la limpieza general es Cif Pisos Sachets Concentrados Lavanda. En el Feng Shui, los aromas juegan un papel fundamental y el olor a lavanda se asocia a la relajación y la armonía.
  3. El sahumerio y la limpieza energética: Después de limpiar lo visible hay que limpiar lo invisible. El humo de incienso ayuda a limpiar las energías por su naturaleza. Otras fragancias recomendables son el romero, el sándalo, la mirra y las esencias florales. Mové los muebles y ventilá la casa para que la energía fluya y se renueve, además tiene la ventaja añadida de hacer la limpieza del hogar más sencilla.
  4. Feng Shui, habitación por habitación: En el Feng Shui, cada habitación va a ser tratada de forma independiente.
  • El ingreso: Lo más importante es que sea luminoso y que esté libre de obstáculos.
  • El living: Estará cerca del ingreso. El living es el centro de las relaciones sociales en el hogar y el lugar que genera la energía de sus habitantes; por lo tanto, los elementos que lo componen se dispondrán de forma tal que potencien las relaciones sociales y fomenten la generación de energías positivas. Su mueble principal es el sofá.
  • El baño: Controlá las pérdidas de agua. En el Feng Shui, el agua se asocia al dinero; si perdemos agua, la prosperidad se nos va por el desagüe.
  • Los dormitorios: Deberán estar lejos del ingreso. Se buscará que se potencie la intimidad y el descanso. Su mueble principal es la cama.
  1. Niños y personas mayores: Las habitaciones de los niños deberán estar orientadas hacia al este y las de las personas mayores hacia al oeste, siguiendo el ciclo solar.
  1. El simbolismo de los colores: En el Feng Shui, los colores se asocian a los 5 elementos y a las sensaciones. Por ejemplo, el amarillo simboliza la felicidad y la energía, entonces es adecuado para la cocina; el rosa trae tranquilidad y puede usarse en varios lugares de la casa. De acuerdo con el Feng Shui, pintar una habitación puede tener consecuencias en la personalidad. Además, no te tenés que preocupar por los efectos secundarios, como sacar manchas de tinta.
  1. La importancia de las terminaciones: Las formas redondeadas favorecen la circulación de energía; por el contrario, las formas angulosas o puntiagudas estancan la energía y corrompen el Chi.

Cómo verás esta filosofía va mucho más allá de cómo ordenar la casa según el Feng Shui y proporciona una gran satisfacción a quienes la practican. Además, con estos tips tenés una buena base para iniciarte en ella. ¡Llená tu casa de energía positiva con el Feng Shui!

  • Hacé una lista de zonas de la casa que necesitan limpieza y orden.
  • Empezá por las partes más difíciles.
  • Usá ropa cómoda.
  • Confiá en los mejores productos, como Cif.