Unilever logo
Cleanipedia logo
¡Suscribite acá! Accede a beneficios y descuentos para comprar los mejores productos. Cleanipedia, tu aliado en el hogar.

Descubrí cómo limpiar y pintar melamina

Si querés pintar melamina y renovar tus muebles dándole otro look o aprender cómo limpiar melamina para que se vea siempre como nueva, leé este artículo.

Actualizado

Por Equipo de Cleanipedia

Sillón de azul con cojín y mesa pequeña de madera con planta

Los muebles con revestimiento de melamina son una excelente opción para decorar nuestra casa, ya que son muebles modernos, vienen en una variedad extensa de colores y son económicos y resistentes. Los beneficios de melamina son múltiples, y en contraste con la madera, resiste rayones y abolladuras gracias a la resina en las hojas de melamina que genera una capa externa impenetrable. También es muy resistente al calor.

Si tenés un mueble de melamina y te aburriste de su color y querés saber si se puede pintar la melamina o si simplemente, querés saber cómo limpiar muebles de melamina, seguí leyendo este artículo.

¿Cómo limpiar muebles de melamina?

Si querés saber cómo limpiar melamina, a continuación te compartimos una lista de productos que pueden manchar estos muebles y los consejos para su remoción. ¡Renovar muebles de melamina nunca fue tan fácil!

  • Pegamento: mezclá en partes iguales, agua y alcohol. Pasá la mezcla con un trapo y después secá. Usá guantes para cuidarte la piel.

Anuncio

Banner Ala CIf
  • Tinta: sacá las manchas de lapiceras humedeciendo algodón en alcohol. Si la mancha fue hecha con fibras o marcadores, pasá solamente un trapo limpio y húmedo.

  • Grasa: sacá las manchas de grasa, con una esponja y detergente líquido. Podés aprender cómo limpiar melamina con grasa con ingredientes naturales, para eso mezclá vinagre y agua caliente.

  • Esmalte de uñas: aplicá acetona sobre un trapo o algodón para limpiar la mancha. Pasá un trapo húmedo para sacar el exceso de acetona y posteriormente un trapo seco.

  • Moho: agregá una cuchara o 50 ml de lavandina en 1 litro de agua. Sumergí un trapo limpio en la mezcla y aplicá en la zona afectada. Esta opción también sirve para desinfectar el mueble de melamina.

Estos métodos de limpieza propuestos sirven incluso también si querés aprender cómo limpiar melamina blanca. Para aprender más trucos de limpieza, te recomendamos que leas nuestro artículo sobre cómo sacar manchas de pintura.

Por último, te aconsejamos que nunca dejes los muebles de melamina húmedos y que no utilices estos productos sobre la melamina:

  • Disolventes de pintura

  • Esponjas abrasivas u objetos con filo

  • Ceras o siliconas.

Ahora que aprendiste cómo limpiar un mueble de melamina. ¿Te interesa también saber cómo darle un look diferente para tener muebles de melamina restaurados?

Cómo pintar un mueble de melamina: antes de empezar

Si necesitas restaurar muebles de melamina que se dañaron por el paso del tiempo, entonces pintarlos podría ser una buena opción. Desde hace tiempo que existen pinturas especiales para pintar y renovar muebles de melamina, así que con estos consejos que te vamos a brindar, podés empezar a pintar melamina y cambiar el color de tu mueble, ¡hoy mismo!

Con qué pintar la melamina: tipos de pintura

¿Con qué se pinta la melamina? Te recomendamos que utilices acrílicos, látex o esmaltes al agua para pintar muebles de melamina. Asegúrate de usar pintura o esmaltes universales especiales para madera. No te recomendamos que utilices pintura para pared o para otro tipo de superficies.  Si la pintura te salpica la ropa, no te pierdas nuestro artículo.

Los elementos que vas a necesitar son:

  • Pintura para imprimación al agua o sintética

  • Rodillo de poliuretano o pincel de pelo sintético

  • Lija Nº 100

  • Alcohol.

Para pintar sobre melamina, seguí estos pasos que te dejamos a continuación:

Si te gusta el color blanco mate, podés dar por finalizado los pasos en el punto 6; si no, seguí hasta el paso 7 para saber cómo pintar un mueble de melamina:

  1. Limpiá y desengrasá la superficie.

  2. Retirá los herrajes, tiradores o manijas para trabajar más cómodamente. 

  3. Masillá o tapá los orificios con un material específico para estos muebles, solo si el mueble presenta roturas.

  4. Lijá la superficie para facilitar que el producto se adhiera fácilmente.

  5. Aplicá la primera capa de pintura de imprimación. Como la melamina no es porosa, es necesario pasar este producto para que la pintura no se salga.

  6. Volvé a aplicar la pintura de imprimación después de esperar 60 minutos desde la primera mano. Repetí la operación por tercera vez, si el mueble es muy oscuro.

  7. Si querés aplicar un color, lijá para retirar impurezas de la pintura o pincel, y a continuación, darle una o dos manos más. Corregí las imperfecciones con un trapo húmedo y pasar la capa final. Entre cada paso, dejá secar.

¿Querés renovar otros muebles? Entonces, quizás te interese nuestro artículo sobre cómo pintar muebles de pino fácilmente.

Publicado originalmente