Unilever logo
Cleanipedia logo
¡Suscribite acá! Accede a beneficios y descuentos para comprar los mejores productos. Cleanipedia, tu aliado en el hogar.

Cómo achicar una camisa en casa: métodos prácticos para darle una segunda oportunidad a tus prendas

Las camisas son prendas de vestir que no pasan de moda. Si tenés una camisa vieja que te queda grande o querés aprender algunos métodos prácticos para reciclar camisas de algún familiar, leé esta nota y aprendé cómo achicar camisas fácilmente.

Actualizado Escrito por Candelaria Valvason

Trucos para saber cómo achicar una camisa

Camisas, remeras, musculosas: piezas infaltables en el ropero de cualquier persona. ¿El problema? La mayoría de las veces es imposible acertarle con los talles y terminamos comprando prendas que son más largas, más anchas o menos ajustadas de lo que deseamos. Para vos, que fuiste víctima de una compra impulsiva que salió mal, que recibiste una remera para tu cumple y te queda enorme o que perdiste unos kilos y ahora la ropa te queda bailando, te traemos la solución. Te contamos en este artículo cómo achicar una camisa o una remera con métodos caseros para que puedas ajustarla al talle y la medida que querés.

Necesitará:

  • Olla
  • Cucharón
  • Jabón de la ropa
  • Agua hirviendo

Anuncio

V4ESPEJO-HOGARCIFALA-300x250

Cómo achicar una camisa de mujer con agua caliente

Para achicar una camisa en casa, no hace falta gastar plata llevándola a una costurera. Algunos métodos son facilísimos y podés intentarlos vos mismo en casa. Para achicar una camisa o blusa de mujer usando agua caliente, seguí los siguientes pasos:

  1. Leé la etiqueta de la camisa.

    Revisá la etiqueta para ver de qué material está hecha tu camisa. Algunos materiales, sobre todo aquellos sintéticos como el poliéster o el elastano, no suelen modificarse con la temperatura. Por el contrario, la lana, el algodón y la seda, sí pueden achicarse con el calor del agua. Averiguá qué significan los símbolos de la etiqueta de las prendas para saber si es posible encogerla con calor.

    Si la etiqueta recomienda lavado en frío quiere decir que probablemente vaya a encogerse con el calor.

  2. Considerá el riesgo de someter la prenda al calor.

    Seguro alguna vez te pasó que, sin querer, achicaste una prenda al lavarla a altas temperaturas. La mayoría de las veces la alta temperatura solo achica la prenda. Sin embargo, tené en cuenta que existe un pequeño riesgo de que tu camisa se dañe. Puede que prefieras, en ese caso, probar con otro método.

  3. Sacá bien todas las manchas.

    Si tu camisa o blusa fue víctima de una mancha de vino, chocolate, puré de zanahoria, etc., mejor empezar por removerla. El calor puede aflojar la mancha y favorecer que se extienda por la tela. Usá un jabón de la ropa como el Ala Matic, que remueve las manchas más difíciles, aún en ciclos cortos de lavado. Aplicá un poco del producto directamente sobre la mancha y dejala actuar durante 10 minutos. Procedé a lavar la camisa como lo hacés habitualmente.

    Si usas un jabón de la ropa concentrado asegurate de diluir el jabón primero antes de aplicarlo sobre la mancha.

  4. Cómo achicar blusas grandes o camisas con agua hirviendo.

    Agarrá una olla grande y calentá bastante agua dentro, hasta que hierva. Sacá la olla del fuego y apagá la cocina. Sumergí la camisa con la ayuda de un cucharón o una espumadera con cuidado de no quemarte. Dejá la camisa sumergida durante al menos 30 minutos.

  5. Retirá la camisa del calor.

    Agregá uno o dos vasos con agua fría para terminar de reducir el calor y evitar, de ese modo, posibles quemaduras. Estrují la camisa y ponela a secar colgada en un lugar aireado.

  6. Repetí el paso anterior, de ser necesario.

    Una vez que esté seca, fijate si quedó del tamaño deseado. Si querés achicarla aún más, repetí el paso anterior.

Encuesta

¿Qué tipo de jabón usás para lavar la ropa?

0 Respuestas

Cómo achicar una camisa de hombre

Generalmente, muchas de las camisas de hombre suelen ser más anchas de lo esperado. Aprendé cómo achicar una camisa de hombre para ajustarla a la talla deseada:

1. Ponete la prenda al revés. Usá la camisa dada vuelta.

2. Usá alfileres para tomar las medidas. Una vez que tengas puesta la camisa, agarrá los restos de tela de las mangas y de los costados, y con cuidado para no pincharte, usá alfileres para delimitar esos restos.

3. Sacate la camisa y usá una lapicera para delimitar el área que vas a cortar. Te recomendamos que marques la camisa por fuera de los alfileres para evitar encogerla demasiado.

4. Cortá los restos de camisa. Usá una tijera y cortá los restos, siguiendo la línea que marcaste con la lapicera.

5. Cosé las partes. La forma más rápida es utilizando una máquina de coser pero también podés hacerlo vos mismo, manualmente, utilizando hilo y una aguja, siguiendo movimientos en zigzag.

Este método no falla cuando se trata de cómo achicar una remera a mano para que quede perfecta para tu talle (o para ajustar una camisa como te contamos arriba). ¿Tenés poco tiempo? Aprendé cómo achicar una camisa rápidamente, a continuación.

Cómo achicar una camisa de hombre para mujer: 4 métodos fáciles

¿Aburrida de las camisas de siempre? Hora de darle una segunda oportunidad a las camisas viejas de tu papá, de tu hermano o a alguna camisa de tu novio que te quede grande. Te contamos algunos métodos fáciles para achicar camisas de hombres.

1. Hacé un nudo en un costado. Ponete una remera blanca debajo, dejá unos botones abiertos, hacé un nudo al costado o en frente, ¡y listo! Vas a tener un look casual, relajado y juvenil en un abrir y cerrar de ojos.

2. Usá el lavarropas a alta temperatura. Seguí los pasos que te contamos al principio pero a la hora de usar agua caliente, en vez de meter la camisa en una olla con agua hirviendo, ponela directamente en el lavarropas. Usá un programa que utilice alta temperatura (entre 60 ºC y 90 ºC). Recordá fijarte cómo sacar las manchas difíciles antes, para prevenir que se expanda por la tela.

3. Usá la secadora. Si tenés secadora, ¡tal vez aprendiste este método por error! El calor de la secadora puede achicar muchísimo las prendas. Meté las camisas en la secadora a alta temperatura y achicalas sin hacer mucho esfuerzo.

4. Usá alfileres de gancho. Si vas a usar la camisa debajo de una campera, aprovechá y achicala rápidamente con unos alfileres de gancho. Juntá los restos detrás y aseguralos con los alfileres por afuera. Ponete encima una campera abierta y ¡problema solucionado!

¿Viste? Achicar camisas es más fácil de lo pensado. La próxima vez que te regalen una blusa gigante, ya vas a saber cómo achicar una blusa de ancho e incluso, si tenés una remera viejita (un poco estirada) cómo achicar una remera con agua caliente. Si además de remeras gigantes, por el contrario, tenés otras que son demasiado pequeñas, en Cleanipedia, también tenemos la solución para esos casos: aprendé ahora mismo cómo agrandar una remera fácilmente.

Preguntas frecuentes sobre cómo achicar remeras

¿Cómo reducir el tamaño de una remera?

Podés usar un método tradicional como llevarla a una costurera o arreglarla cosiéndola vos mismo. También, si la camisa es de algodón o de lino podés lavarla a altas temperaturas o sumergirla en agua hirviendo.

¿Cómo usar una camisa de mujer que me queda grande?

Si la camisa te queda grande, hacé un nudo en la parte de adelante y usala abierta con una remera debajo. También podés hacer el nudo atrás o usar alfileres de gancho para sujetar los restos. Otra idea es usarla completamente abierta, a modo de abrigo, con una remera debajo.

¿Cómo arreglar musculosas grandes?

Para arreglar musculosas anchas, dala vuelta y ponetela. Marcá los excesos de tela usando alfileres. Sacatela y marcá la línea que hiciste con los alfileres con una tiza. Cortá los restos siguiendo la línea marcada. Cosé las partes usando una aguja e hilo.

¿Cómo hacer una pinza en una camisa?

Para achicar la camisa y hacer una pinza, usala dada vueltas. Marcá con un alfiler la parte que quieras achicar. Cosé la zona marcada y cortá los restos con una tijera. Si no tenés tiempo para coserla, podés ponerle un alfiler de gancho para amarrar y ajustar la zona deseada.

Publicado originalmente