Unilever
Información sobre el Coronavirus (Covid-19): Cómo proteger tu hogar y a tu familia.

Cómo lavar poliéster en tan solo 7 pasos

¿Querés saber cómo lavar poliéster? Te lo resumimos en este paso a paso.

Actualizado

Cómo lavar poliéster correctamente: seguí estos 7 pasos

Si revisás tu armario y mirás con detenimiento las etiquetas de tu ropa, seguro vas a encontrar más de una prenda hecha de poliéster y elastano: en calzas del gym, remeras deportivas, prendas de encaje, uniformes de trabajo o en accesorios como gorras, corbatas y mochilas. Este material ha ganado muchísima popularidad ya que tiene propiedades que lo hacen destacar por sobre otros materiales: muy difícilmente se arruga, por su elasticidad es óptimo para hacer deporte, se seca rápido, resiste a la humedad, es liviano, combina fácilmente con otros materiales y además es económico, entre otras propiedades. Sin embargo, pese a su versatilidad y variedad de beneficios, requiere, al igual que otras telas, de un cuidado determinado. Para que aprendas cómo lavar poliéster y te conviertas en un “pro” del lavado de esta tela, te dejamos 7 pasos súper efectivos para lavar poliéster correctamente.

Método:

  1. Leé la etiqueta

    Cada prenda requiere de un cuidado determinado. Al lavar todas las prendas del mismo modo y con el mismo producto corrés el riesgo de dañarlas o de que duren menos tiempo. La etiqueta te dirá si podés lavarla en casa o tenés que llevarla a la tintorería, así como también a qué temperatura lavarla, con qué ciclo y si se puede planchar.

    Step 1: Leé la etiqueta
  2. Separá la ropa

    Separá las prendas que sean 100% de poliéster (o que sean de poliéster y elastano) de las que tengan otros materiales como el algodón o seda en su composición. También vas a necesitar separar las prendas por colores (ropa clara y ropa oscura). Si bien el poliéster no suele desteñir, mejor lavarlas por separado con algún producto especial para la conservación de este material.

    Step 2: Separá la ropa
  3. Tratá previamente las manchas

    Si tus prendas de poliéster y elastano se ensuciaron y no sabés cómo limpiar manchas en poliéster, seguí este consejo: primero tratá las manchas con un jabón que idealmente remueva las manchas pero a la vez cuide las fibras de tu ropa tal como el Jabón Líquido Skip para Diluir. Este producto remueve las manchas, reduce el amarillentamiento y previene la formación de pelotitas, las cuales pueden formarse en este material debido a su alta fricción. Probá el producto en una zona aislada primero y siempre seguí las instrucciones en el envase del producto que elijas. Aplicá el jabón en la zona a tratar, dejá actuar por unos minutos (el tiempo recomendado en el envase) y luego proseguí a lavar tu prenda normalmente (a mano o en lavarropas).

    Step 3: Tratá previamente las manchas
  4. Del revés

    Esta es una regla fundamental a la hora de elegir cómo lavar de poliéster. Siempre que laves tus prendas sintéticas, ya sea a mano o en el lavarropas, asegurate de hacerlo del revés. Esto evitará que las fibras se dañen y que se enganchen con broches o cierres de otras prendas.

    Step 4: Del revés
  5. El lavado

    Si la etiqueta de la prenda indica “solo lavado en seco”, tendrás que llevar tu ropa a la tintorería, pero si admite el lavado a mano o en lavarropas, podés hacerlo utilizando un jabón líquido apto para este material, tal como el Jabón Líquido Ala o el jabón líquido Skip Evolution. En el caso de lavar tus prendas en el lavarropas, usá un ciclo de lavado corto y con agua tibia o fría, nunca caliente. Se recomienda agregar a tu ciclo de lavado un suavizante de ropa para reducir los efectos de la estática.

    Step 5: El lavado
  6. El secado del poliéster

    Tan importante como saber cómo lavar poliéster, es saber cómo secar tus prendas de poliéster. No es recomendable el uso del secarropas para este tipo de prendas, pero si elegís usarlo, asegurate de que sea un ciclo de calor bajo para no dañar las fibras que componen a este material. Es mucho mejor dejar que tus prendas se sequen al aire libre para conservar mejor las telas.

    Step 6: El secado del poliéster
  7. Planchado

    Nuevamente, consultá la etiqueta antes de planchar tus artículos o prendas de poliéster. Este material raramente queda arrugado. Si las vas a planchar, hacelo a muy baja temperatura para no dañarlas.

¿Qué tipo de jabón usás para lavar la ropa?

Cómo remover manchas difíciles del poliéster

Volviste del gimnasio y te pusiste como todos los días a preparar la cena. Sin darte cuenta, manchaste tu remera o pantalón de poliéster con gotitas de aceite de la ensalada, salsa de tomate de la pasta o un poquito de vino tinto que se salpicó mientras lo servías. No te preocupes, que tenemos unos tips rápidos y efectivos para limpiar manchas en poliéster:

  • Tratá la mancha cuanto antes. Si te diste cuenta en el momento, mejor limpiar las manchas en poliéster cuanto antes. Usá un papel absorbente para remover los excesos de aceite, salsa u otros líquidos, y además evitar de ese modo que la mancha se siga propagando por la tela.

  • Leé la etiqueta. Antes de aplicar cualquier producto y empeorar la mancha, leé la etiqueta en la prenda. Algunas prendas pueden contener otros materiales además del poliéster, por lo cual deberás aplicar un producto que sea apto para esa composición.

  • Aplicá un quitamanchas o jabón líquido en el área manchada. Estos productos están formulados para ayudarte a remover las manchas más difíciles. Luego de leer la etiqueta en el envase, aplicá un producto como el Jabón Líquido Skip Evolution sobre la mancha y déjalo actuar durante el tiempo recomendado. Si nunca lavaste esta prenda con este producto, aplicalo en una zona oculta primero para descartar daños.

  • Enjuagá con agua fría. Transcurrido unos minutos, enjuagá la zona con agua fría. Si aún está manchada, frotá suavemente la mancha mientras la enjuagás. Repetí los últimos dos pasos hasta deshacerte de la mancha por completo.

  • Lavá la prenda. Procedé a lavar tu prenda como lo hacés habitualmente. Elegí un jabón apto para lavar poliéster en lavadora.

Cómo secar poliéster

A la hora de secar tus prendas de poliéster y elastano, lo mejor es que lo hagas al aire libre. La fibra sintética se seca muy rápidamente. Recordá que al ser un derivado del plástico, las altas temperaturas de la secadora o el lavarropas pueden dañar tus prendas. Si vas a usar la secadora, elegí un programa bajo en temperatura.

Abrigos, mochilas y almohadas con relleno de poliéster: ¿cómo lavarlos?

¿Revisaste la etiqueta de algunos de esos objetos y te encontraste con que decía 100% poliéster y no estás seguro de cómo lavarlos? Encontrá la respuesta acá. Recordá leer las etiquetas en las prendas antes de aplicar cualquiera de estos métodos para descartar que se puedan dañar.

  • Mochilas de poliéster. A menos que tu mochila esté compuesta de más de un material (como cuero o lona) o que tenga accesorios (como tachas o lentejuelas), la mayoría de mochilas de poliéster pueden lavarse perfectamente en el lavarropas. Usá un ciclo suave y con agua fría. Usá el mismo jabón que usarías para lavar ropa de poliéster. Si preferís lavarla a mano, llená un balde con agua, ponele unas gotitas de detergente y removelo para formar espuma. Luego, sumergí la mochila y movela dentro del agua. Si tiene alguna mancha, podés usar un cepillo de dientes para frotarla suavemente.

  • Abrigos de poliéster. Prestá mucha atención a la etiqueta. Si los símbolos de lavado en la etiqueta recomiendan solo lavado en seco vas a tener que llevarla a la tintorería. Si te recomienda que uses un ciclo delicado (el símbolo es un balde con dos rayas debajo) y a baja temperatura, entonces podrás meterlo en el lavarropas. Antes de meterlo en el lavarropas, vaciá los bolsillos y dale la vuelta para lavarlo del revés. Respecto a las partes removibles como capuchas o chalecos internos es mejor lavarlas por separado. Si tiene alguna mancha, usá algún jabón de ropa para lavar poliéster. Probá primero el producto en una zona oculta del abrigo. Si no daña la prenda, aplicalo sobre la mancha y dejalo actuar unos minutos. Seguí las instrucciones en el envase para conocer cuánto tiempo dejar el producto y si requiere enjuague o no.

  • Almohadas con relleno de poliéster. Frecuentemente lavamos sábanas y fundas de almohadas pero ¿cuántas veces nos disponemos a lavar las almohadas? Se recomienda lavar las almohadas al menos dos veces al año ya que pueden albergar multitud de gérmenes, restos de suciedad, sudor, saliva y bacterias. Para lavar una almohada con relleno de poliéster, primero descartá, como en los casos anteriores, que no tenga el símbolo de lavado en seco. Si admite lavado en lavarropas, solo lavá de a una almohada a la vez (de a dos máximo si el tambor de tu lavarropas es lo suficientemente grande) de modo que el jabón y el agua circulen de manera eficaz. Usá, como siempre que vayas a lavar poliéster, un ciclo suave y de agua tibia o fría. El secado es crucial cuando se trata de almohadas. Si el clima donde vivís es templado o caluroso, lo mejor es tenderlas al aire libre durante dos días para que se sequen completamente. Si vas a meterlas en la secadora, evitá altas temperaturas ya que podrían dañar el poliéster, y evitá programas de secado automático ya que solo detectan la humedad externa de la almohada. Lo mejor a la hora de conservar tus almohadas limpias es cambiar regularmente sus fundas.

Cuidados básicos para el poliéster

  • Leé las etiquetas. Para que te quedes tranquilo de que estás lavando tus prendas de poliéster correctamente, leé siempre las etiquetas. Nadie mejor que el fabricante para decirte cuál es la mejor forma de mantener tus prendas en perfecto estado.

  • Lavá solo con agua tibia o fría. Nunca laves tus prendas de poliéster con agua caliente ya que al ser una fibra sintética el calor puede dañar o derretir las fibras.

  • Ciclo sintético. Si tu lavarropas cuenta con esta función, es preferible que la utilices a la hora de lavar poliéster. Este ciclo suele utilizar temperaturas más bajas para lavar y además evita sacudir bruscamente la ropa dentro del tambor para no dañar el material.

  • Jabón para lavar. Usá un jabón de ropa apto para lavar poliéster en lavadora. Un jabón como el Jabón Líquido Skip para Diluir va a ayudarte a cuidar la textura del poliéster, a reducir el amarillentamiento (muy típico en prendas de poliéster blancas) y mantener los colores.

  • Tratá previamente las manchas. Si tiene alguna mancha, preferiblemente tratalas antes de lavar la prenda como lo hacés habitualmente. Usá un jabón apto para lavar poliéster. Primero verificá en la etiqueta del envase del producto cómo tratar manchas previamente.

  • Evitá las altas temperaturas al planchar. Generalmente, no es necesario planchar este material pero si tenés que hacerlo, evitá las altas temperaturas. Al igual que cuando lavamos con agua muy caliente corremos el riesgo de derretir la fibra, planchar a altas temperaturas puede causar el mismo efecto indeseado.

Con todos estos pasos para lavar y remover manchas difíciles en poliéster, además de los tips de cuidado y secado ya no hay dudas que sos todo un experto en el lavado de prendas sintéticas. Con toda esta información vas a poder mantener tus prendas como nuevas durante más tiempo.

Por último, antes de irnos queremos poner a prueba cuánto sabés sobre este material: ¿sabés si el poliéster encoge al lavarlo? ¿ Y si se puede teñir? ¿Es impermeable? ¿Cuáles son sus desventajas? ¿Es caluroso? Si te quedaste con la intriga y no sabés la respuesta a alguna de esas preguntas, encontralas en esta nota.

Publicado originalmente