Por qué el lavarropas no centrifuga: posibles razones

Leé nuestros consejos para saber por qué tu lavarropas no centrifuga. Además, enterate qué podes hacer si tu lavarropas no carga agua.

Actualizado

Mano de persona eligiendo un ciclo de lavado y la temperatura en el lavarropas

Uno de los electrodomésticos que más se utilizan en la casa y que más trabajo hace por nosotros es el lavarropas. Como todo aparato electrónico, con el uso constante, puede necesitar mantenimiento o incluso, arreglo por parte de un profesional. Uno de los problemas comunes del lavarropas, es la falla del centrifugado. Esto puede tener muchos motivos, y dependiendo de cuál sea podemos aventurarnos a arreglarlo nosotros mismos o necesitar de la ayuda de un profesional. Si tu lavarropas no centrifuga, te podemos a ayudar a descubrir cuál es la causa.  

Asegurate de desconectar el lavarropas del toma corriente si vas a revisar alguna parte por tu cuenta.

¿Qué hacer si el lavarropas no centrifuga?

El centrifugado es el proceso por el cual el lavarropas reduce al máximo la humedad de la ropa. Lo hace gracias a las vueltas que da la ropa dentro del tambor. Estas vueltas se miden en revoluciones por minutos (rpm). Es decir, entre más revoluciones por minuto, menos húmeda sale la ropa. 

Entonces, ¿Porqué mi lavarropas no centrifuga? Para sacar el excedente de agua de la ropa y que esta quede lo menos húmeda posible, el lavarropas, desagota el agua al exterior del lavarropas a través de una manguera. Si tu lavarropas no carga agua o no la desagota podrías estar teniendo un problema con el centrifugado. Seguí leyendo y enterate cuáles podrían ser los motivos:

  1. Cables de conexión: aunque parezca una opción muy obvia, siempre es necesario revisar que todo esté bien enchufado y funcionando. Si te preguntaste alguna vez, ¿por qué mi lavadora empieza a lavar y se para? Este paso podría ser. 
  2. Tapa de cierre: revisá que esté bien cerrada la tapa. 
  3. Manguera de desagüe: si te preguntás, ¿porqué mi lavarropas no carga agua? Te recomendamos que revises si la manguera de desagüe está en perfectas condiciones. A veces puede pasar que el lavarropas no desagota porque la manguera no está bien ajustada al lavarropas, está doblada en alguna parte o que tenga una obstrucción interna. Si la manguera está muy dañada, podés reemplazarla por una nueva.
  4. Bomba de agua: es la encargada de expulsar el agua del tambor al exterior a través de la manguera. Si el lavarropas se detiene mientras el tambor está lleno, esto significa que la bomba no está funcionando correctamente.
  5. Condensador: es el responsable de hacer que el motor tome la velocidad necesaria. Si el lavarropas completa el ciclo de lavado, pero no centrifuga. Probá poniendo a andar el lavarropa, pero no le pongas ropa, si centrifuga seguramente sea un problema del condensador. 
  6. Correas: podés sacar la parte posterior del lavarropas y revisar con una linterna, que las correas no estén flojas o rotasSi están rotas, podes revisar el manual del lavarropas para cambiarlas o llamar a un técnico especialista.
  7. Motor: si descartas que sea un problema con la manguera de desagüe, la bomba, las correas o si no gira el tambor del lavarropas, probablemente se deba a que el motor perdió su fuerza. Para esto un técnico deberá reemplazarlo por uno nuevo. Si tu lavarropas no gira en el lavado, pero si se llena y desagota el agua, también podría ser un problema con el motor.

En todos los casos, ante la menor duda, recomendamos consultar al servicio técnico de la garantía o a un técnico especializado. En especial si estás preguntándote ¿por qué mi lavadora empieza a lavar y se para? Si tu lavarropas se detiene repentinamente, mejor consultá a un profesional.

¿Cómo cuidar el lavarropas? 

Si te preguntás, ¿por qué mi lavarropas no centrifuga? Te recomendamos que tengas en cuenta estos consejos, para que no tengas problemas con tu lavarropas.

  • No lo llenes de ropa
  • Distribuí bien la ropa
  • Usá el jabón como aclara en sus indicaciones de uso
  • Limpiá el lavarropas con frecuencia. Aprendé cómo hacerlo en este artículo.
  • Dejá la puerta abierta después de lavado para que se seque bien por dentro.

Aunque con este artículo no se pretende reemplazar la visita de un especialista, esperamos que sea de ayuda como un primer acercamiento si tu lavarropas no centrifuga. Descubrí otros consejos sobre cómo cuidarlo con nuestro artículo sobre cómo limpiar la goma del lavarropas.

Publicado originalmente