Cómo limpiar monedas antiguas y de uso corriente

Te presentamos una guía para limpiar monedas antiguas, de plata y romanas. Aprendé qué métodos usar para cuidar y conservar tus monedas de colección.

27 September

En casa

Ya sean de uso diario o coleccionables, las monedas se ensucian y sufren corrosiones con mucha facilidad. Si querés mantenerlas limpias, podés optar por diversos productos de limpieza muy fáciles de conseguir. Consultá nuestra guía sencilla sobre cómo limpiar monedas antiguas y de uso corriente con información acerca de los métodos de limpieza caseros que realmente funcionan.

Recordá: antes de llevar a cabo la limpieza de las monedas, te recomendamos realizar una pequeña prueba anteriormente. Y si usás algún producto comercial, leé y seguí las instrucciones de la etiqueta.

Debido al valor de algunas monedas, se aconseja siempre tener mucho cuidado al limpiarlas o buscar ayuda profesional en caso de dudas.

Limpieza de monedas antiguas:

Para hacer una buena limpieza de monedas antiguas, hay que ser precavidos. Es importante conservar la pátina de las monedas antiguas, ya que tiene una gran influencia sobre su valor. Si tenés dudas, consultá siempre con un especialista para saber qué valor tiene tu moneda y si conviene limpiarla.

Para comprobar por tu propia experiencia, acá te ofrecemos esta guía rápida:

  • Prepará una solución de agua destilada con jabón suave para manos y dejá las monedas en remojo. Se recomienda probarlas en la solución por unos pocos minutos al inicio, y si no presenta daño, se dejan por más tiempo.
  • Retirá las monedas y ponelas sobre un paño limpio y suave.
  • Con la ayuda de un cepillo de cerdas suaves, cepillá suavemente las monedas.
  • Sumergí las monedas en un recipiente de plástico (otros materiales pueden rayarla) con agua destilada de cinco a diez minutos. De este modo, al secarse, no le quedarán manchas de agua.
  • Dejá secar naturalmente.

Cómo limpiar monedas romanas:

Para aprender cómo limpiar monedas romanas, podés seguir los consejos descriptos anteriormente. Si la suciedad es muy rebelde, podés dejarlas en remojo durante más tiempo. De todos modos, es fundamental que recuerdes que las monedas romanas pueden ser particularmente valiosas, así que en caso de duda, se aconseja recurrir a asistencia profesional.

Cómo limpiar una moneda de uso corriente:

  • Prepará una solución de agua tibia enjabonada.
  • Humedecé un cepillo de dientes en desuso o de cerdas suaves en la solución.
  • Cepillá suavemente ambos lados de la moneda.
  • Enjuagá con agua tibia.
  • Secá con un paño limpio y seco (sin frotar).

Limpieza de monedas de plata:

Para limpiar monedas de plata, tenés varias opciones. Por un lado, podés sumergirlas en jugo de limón natural durante cinco minutos o también podés reemplazar por vinagre blanco. Se recomienda realizar una prueba inicial de corta duración en una moneda para verificar que no cause ningún daño. En caso de utilizar agua con jabón, acordate de usar siempre agua destilada, ya que el agua de la canilla las puede dañar.

La limpieza de monedas de plata, romanas u otra clase de metal es fácil cuando contamos con los métodos adecuados. Esperamos que estos consejos te hayan servido para aprender un poco más sobre cómo limpiar monedas antiguas.

  • Los cepillos de dientes son muy útiles para frotar suavemente las monedas.
  • El agua enjabonada tibia es efectiva en casi todas las monedas que no son de plata.
  • Las monedas de plata pueden limpiarse ya sea con agua destilada y jabón; o bien, con jugo de limón o alternativamente vinagre blanco.
  • Se recomienda realizar una pequeña prueba en las monedas de menor valor.