¿Cómo limpiar un aire acondicionado?

Para saber cómo se limpia un aire acondicionado, mirá este artículo. Aprendé también cómo limpiar el filtro del aire acondicionado con el método correcto.

¿Hay algún objeto que desees más en el verano que el aire acondicionado? Para nosotros también es imprescindible durante diciembre, enero y febrero. Por eso, te aconsejamos un mantenimiento regular para asegurar su eficacia. Aunque puedas contar con la ayuda de un equipo técnico, nunca está de más aprender cómo se limpia un aire acondicionado.

Humedecé las partes removibles del aire acondicionado en agua jabonosa caliente, productos como Cif son muy buenos para limpiar cualquier tipo de mugre y suciedad (podés probar con el spray Cif Anti-Bacterial, el detergente líquido o el Cif Crema). Chequeá siempre que el producto que uses esté recomendado para la superficie que necesitás limpiar.

Limpieza de aire acondicionado

Existen muchos tipos de aires acondicionados, pero el método que tenés que seguir para limpiarlos consta siempre de los mismos pasos: apagar el equipo, desmontarlo cuidadosamente, lavar las partes removibles individualmente, volver a reunirlas y encenderlo nuevamente. En este sentido, es fundamental que leas el manual de instrucciones de tu equipo, ya que allí se especifican sus componentes y la forma adecuada para desmontarlo.

A continuación, te proponemos una guía paso a paso para varios tipos de aires acondicionados.

¿Cómo limpiar un aire acondicionado de habitación?

  1. Apagá el equipo y desenchufalo de la pared.
  2. Quitá con mucho cuidado el panel de escape trasero.
  3. Con una aspiradora con un cepillo de cerdas suaves, limpiá las aletas interiores y las bobinas.
  4. Buscá zonas atascadas en los drenajes de la parte inferior del equipo, y usá un cepillo de cerdas suaves para despejar el área.
  5. Retirá la rejilla delantera de la unidad. Podés aspirarla o lavarla con agua jabonosa caliente.
  6. Asegurate de que esta parte delantera esté completamente seca antes de volver a ubicarla en su lugar.
  7. Limpiá el exterior de la rejilla y sus ventilaciones con una aspiradora con cepillo de cerdas suaves, un plumero o un trapo húmedo.
  8. Reinstalá el panel de escape trasero.
  9. Una vez que esté todo completamente seco, enchufá y volvé a encender el equipo.

Limpieza de aire acondicionado central: unidad interior

  1. Reemplazá el filtro de aire una vez que esté sucio. Tal vez puedas pedírselo al fabricante o al equipo de mantenimiento de tu vivienda. En caso contrario, llevá el filtro viejo junto al manual de instrucciones de tu equipo a una casa de electrodomésticos y solicitá el repuesto adecuado.
  2. Cuando quieras limpiar el calentador o el ventilador, primero apagá el equipo y todos los principales enchufes de tu casa.
  3. Reemplazá el filtro.
  4. Abrí cuidadosamente el compartimiento del ventilador, siguiendo el manual de instrucciones.
  5. Aspirá el polvo y otros restos de suciedad del compartimiento del ventilador.
  6. Si el motor de tu equipo tiene puertos de lubricación, aplicales 5 gotas de aceite. Pero éste debería ser el especificado en el manual de instrucciones: no podés usar aceites multiuso.
  7. Quitá el tubo de condensación plástico. Si en su interior crecieron algas, podés reemplazarlo o limpiarlo. Prepará una solución de lavandina y agua (en una proporción de 1/16) y echala con un embudo por el tubo. También podés humedecer el tubo completamente en la solución.
  8. Asegurate de que el tubo se seque completamente antes de volver a colocarlo.
  9. Limpiá el drenaje con un limpiador de cañerías o un cepillo con cerdas suaves.
  10. Montá nuevamente todas las partes, enganchá la línea del drenaje y volvé a conectar los enchufes.

¿Cómo limpiar el filtro del aire acondicionado de ventana?

Limpiar este tipo de aires acondicionados no es tan difícil, aunque vas a necesitar mucha fuerza o ayuda de alguien en caso de que quieras moverlo durante la limpieza.

  1. Apagá el equipo y desenchufá todos los cables de la pared. Acordate de apagar el equipo desde el panel central también.
  2. Remové la tapa frontal cuidadosamente. En caso de que quieras mover el equipo de la ventana, pedile ayuda a un amigo.
  3. Limpiá todas las superficies de la tapa frontal completamente. Podés usar un spray con una solución que contenga mitad agua, mitad limpiador para bobinas de evaporador. Limpiá con un trapo húmedo.
  4. De igual forma, podés limpiar las partes interiores del equipo, con excepción de sus controles. Aplicales el spray, pero sin empaparlos.
  5. Las partes removibles como el filtro también pueden ser sumergidas y limpiadas en la bacha o la bañera con agua jabonosa caliente. Productos como el Cif Crema también funcionan muy bien sobre estas superficies. ¡Recordá enjuagarlas bien después!
  6. Esperá a que todas las partes estén bien secas antes de volver a colocarlas.
  7. En caso de que lo hayas sacado, volvé a poner el equipo en la ventana.
  8. Volvé a conectar todos los enchufes.

Listo, ya sabés limpiar aires acondicionados, desde sus partes exteriores hasta cada uno de sus componentes removibles. No esperes más hasta el verano para preguntarte cómo limpiar los filtros del aire acondicionado. Independientemente del equipo que tengas en tu casa, limpialos regularmente y los meses más calurosos del año van a ser más frescos y confortables.

 

  • Apagá el aire acondicionado antes de comenzar a limpiarlo.
  • Pedí ayuda en caso de que necesites moverlo.
  • Seguí cuidadosamente las instrucciones específicas de tu propio equipo.