Cómo limpiar una pileta

La limpieza de una pileta requiere esfuerzo, pero los beneficios de tenerla limpia y segura son ilimitados. Siguiendo los consejos de esta guía sabrás cómo mantener una pileta.

Actualizado

Limpieza de piletas y disfrutarlas de manera segura van de la mano: si querés usar la tuya, hay que ocuparse de que esté linda y limpia. El agua sucia puede traer problemas de salud a los chicos, algunos de los cuales pueden llegar a ser realmente muy graves. Muchos dueños de piletas contratan a profesionales para que las mantengan, pero vos no tenés porqué hacerlo si aprendés a limpiarla por tu cuenta. A continuación, te presentamos una guía sobre cómo mantener una pileta. Solo tenés que seguir las siguientes instrucciones.

Cubrir las piletas al aire libre después de usarlas es el mejor modo de mantenerlas bien limpias. Un cubrepiletas no solo ayuda a mantenerlas limpias, una ventaja extra es que también sirve para conservar el calor que la pileta recibe del sol durante el día.

Cómo establecer una rutina de limpieza de piletas

¿Cómo mantener el agua de una pileta? El secreto es tener constancia. Para mantenerla vas a tener que hacer lo siguiente:

Todos los días:

  • Usar una red sacahojas para retirar la basura que caiga al agua.
  • Vaciar los canastos del skimmer.
  • Limpiar las zonas aledañas a la pileta antes de meterse.

Dos veces por semana:

  • Limpiar las paredes y el fondo de la pileta para remover residuos y suciedad.
  • Vaciar los canastos de la bomba.

Una vez por semana:

  • Usar un cepillo de mano para aflojar la acumulación de calcio en los cerámicos que están por debajo de la línea del agua.
  • Verificar y regular el equilibrio químico o pH del agua.

Una vez al mes:

  • Limpiar el filtro de la pileta

Cómo limpiar el fondo de una piscina y las paredes

La forma más fácil de limpiar las superficies internas de la pileta es usar una aspiradora para piletas. Se puede usar una «manos libres» o bien conectarle un mango largo para guiarla por las superficies internas de la pileta a fin de que absorba todo tipo de residuos y suciedad.

Como alternativa, podés usar un cepillo para piletas de largo alcance y, mediante movimientos de barrido, cepillar la suciedad hacia el fondo y las partes de menor profundidad. No olvides elegir un cepillo con cerdas suaves para no rayar los azulejos ni la lechada.

Para tener la certeza de haber sacado toda la suciedad y las algas, pasá primero el cepillo y después hacé una limpieza de mantenimiento con la aspiradora. Al agregarle desinfectantes químicos, lograrás eliminar cualquier residuo que haya podido quedar en la pileta.

Cómo limpiar el filtro de la pileta

Toda pileta tiene filtro, pero no todos los filtros son iguales. Acá te explicamos cómo limpiar dos de los más populares filtros para pileta. Siempre asegurate de leer el manual de instrucciones del fabricante antes de ponerte a limpiar por tu cuenta el filtro. Usá indumentaria de protección y, antes de empezar, verificá que la bomba esté apagada. Luego:

Filtro de arena

  1. Abrí la válvula de la cañería de aguas residuales y asegurate de que el extremo de la manguera esté colocado en el lugar correspondiente para que fluya el agua sucia hacia afuera.
  2. Configurá la bomba «a contracorriente» y encendela nuevamente.
  3. Cuando el agua de la manguera salga limpia, apagá la bomba y restablecé el ajuste del filtro.
  4. Accioná la bomba durante 10-15 segundos, apagala y repetí el proceso anteriormente mencionado.
  5. Por último, volvé a poner la bomba en su configuración original (cerrá la válvula de aguas residuales y apartá la manguera).
  6. Controlá que el nivel de agua de la pileta sea lo suficientemente alto (agregá agua limpia si es necesario).

Cartucho filtrante

  1. Siguiendo las instrucciones del fabricante, sacá el filtro de su carcasa.
  2. Con la ayuda de una manguera de jardín, lavá bien el filtro para quitar todos los residuos.
  3. Remojá el filtro en una solución de limpiador para filtros comerciales y agua (según las instrucciones de la etiqueta).
  4. Enjuagá con agua limpia.
  5. Si el filtro aún está obstruido con residuos, sumergilo en una solución de ácido clorhídrico (según las instrucciones de la etiqueta). Recordá usar indumentaria de protección y mantené los elementos fuera del alcance de los niños.
  6. Enjuagá el cartucho y volvelo a colocar en la carcasa.

Cómo limpiar una pileta con agua verde

Si descuidaste la pileta por mucho tiempo y el agua se puso verde y parece un pantano, probablemente tenga un exceso de algas y de residuos. Tal vez tengas que pedir asesoramiento a un especialista en mantenimiento de piletas; pero, si querés intentar resolver el problema por tu cuenta, acá te contamos lo que necesitás hacer. No olvides manipular las sustancias químicas con cuidado y usar siempre indumentaria de protección, además de seguir las instrucciones de seguridad del envase:

  1. Sacá con un rastrillo de mano todos los residuos que veas y después esperá hasta que se asienten todos los restos en el fondo de la pileta.
  2. Ajustá el pH de la pileta para que su nivel sea el correcto y mejorar así la limpieza del agua.
  3. Agregá grandes cantidades de cloro para limpiar «instantáneamente» la pileta. El cloro matará todas las bacterias y algas que haya en el agua.
  4. Luego, accioná la bomba durante al menos 24 horas, sin olvidarte de limpiar el filtro varias veces para impedir que se tape.
  5. Una vez que el agua comience a salir transparente, aspirá todos los restos que hayan quedado en el fondo de la pileta.
  6. Tu pileta va a estar limpia y lista para usar.
  • Acordate de tener todos los elementos necesarios.
  • Establecé una rutina habitual de limpieza de la pileta.
  • Quitá los residuos de la pileta y limpiá las paredes y el piso de forma regular.
  • Vaciá los canastos del skimmer y filtros para mantener un flujo limpio de agua.
  • Asegurate de que el equilibrio químico de la pileta sea el correcto y que así se mantenga.
  • Publicado originalmente