Unilever
Información sobre el Coronavirus (Covid-19): Cómo proteger tu hogar y a tu familia.

Cómo limpiar un colchón: tu cama libre de manchas, ácaros y olores

Para prolongar su vida útil, es importante que sepas cómo lavar y desinfectar un colchón. Cleanipedia te muestra métodos sencillos para facilitarte la tarea.

Actualizado

Cómo limpiar y desinfectar un colchón

Con estos tips sencillos, ¡preparate para una cama fresca y limpia!

Una buena noche de sueño a menudo está determinada por la calidad del colchón, pero su estado también es importante.

Dormir bien es vital para tu salud física y mental, y contar con sábanas limpias y un colchón también limpio es clave para garantizar que descanses bien de noche y goces de buena salud. Mantener la higiene de tu colchón no tiene por qué ser una tarea difícil: desde quitar manchas hasta trucos desodorizantes, te mostramos cómo limpiar tu colchón para que se vea y huela como nuevo.

Seguí nuestros consejos y aprendé cómo desinfectar colchones como un profesional.

¿Porqué es importante limpiar tu colchón regularmente?

Por más cómodo que sea, es probable que tu colchón albergue polvo, suciedad, olores y ácaros que pueden interferir con tu sueño e incluso causar alergias. Limpiar el colchón ayudará a garantizar tu bienestar y a extender su vida úti.

¿Aún no estás convencido? Estos datos te podrían hacer cambiar de parecer:

  • En promedio, pasamos un tercio de nuestras vidas en la cama, lo que significa que se le está dando buen uso al colchón y seguramente merece una limpieza.

  • Los colchones acumulan cabellos, polvo, manchas, suciedad y células muertas de la piel, que se quedan incrustados.

  • Una persona pierde en promedio hasta medio litro de sudor por noche.

  • Una cama contiene unos 10 mil ácaros de polvo, que son un alérgeno común.

  • Si están sucios, los colchones pueden contener algunas cepas de bacterias que podrían enfermarte.

Cómo limpiar un colchón

Se recomienda hacer una limpieza de colchón, cada cuatro o seis meses - o más frecuentemente, si hay derrames de líquidos. Esta limpieza ayudará a minimizar molestias debidas a olores y manchas. Seguí estos pasos sencillos para obtener un colchón limpio y fresco a la altura de los soñadores más exigentes.

Seguí nuestra guía, paso a paso, para una limpieza rápida y eficaz de tu colchón:

  1. Pasá la aspiradora sobre el colchón.

    Quitá toda la ropa de cama (sábanas, acolchados, fundas de almohadas), y preparate para aspirar todo el colchón, inclusive los costados y el lado de abajo. Es importante usar un accesorio/cepillo de aspiradora limpio (el cepillo para tapicería es ideal en este caso), para así evitar la transferencia de suciedad a la cama.

    Al aspirar, eliminarás el polvo, las células muertas de la piel y otros desechos que se acumulan con el tiempo. Si las instrucciones de tu colchón aconsejan no aspirar, limpiá cualquier residuo con un paño húmedo y dejalo secar al aire libre.

  2. Limpiá cualquier mancha.

    En caso de que haya alguna mancha líquida, secala con un paño húmedo, haciendo presión leve sobre el área - para evitar frotar sobre la mancha. Usá únicamente agua fría, ya que el calor puede fijar algunos tipos de manchas. También podés aplicar una pequeña cantidad de jabón líquido para ropa sobre la mancha y secarla suavemente con un paño limpio y húmedo. No mojes demasiado el colchón, ya que será difícil secarlo.

    Te damos más consejos para sacar las manchas del colchón, en el resto de este artículo.

    Para manchas más rebeldes, se recomienda combinar con un jabón especial de tapicería.

  3. Desodorizá tu colchón.

    Con todo el sudor, el polvo y las suciedades acumuladas, un colchón puede comenzar a oler mal.

    Para mantener tu colchón fresco, espolvoreá la superficie con bicarbonato de sodio. Dejalo reposar por lo menos 30 minutos antes de pasarle la aspiradora - cuanto más tiempo repose el bicarbonato, mejor.

    El bicarbonato de sodio es un desodorante natural, por lo que ayudará a neutralizar los olores. Para un toque de fragancia, podés mezclar unas gotas de aceite esencial (lavanda, árbol de té o eucalipto) con el bicarbonato de sodio. Tu cama tendrá un suave perfume, ideal para una buena noche de sueño.

  4. Aireá tu colchón.

    Si es posible, colocá tu colchón en un lugar soleado, durante aproximadamente seis horas. Esta es la manera más eficaz para desinfectar tu colchón, ya que el sol mata todos los ácaros que estén en él.

    Al airear el colchón, también evitarás la acumulación de humedad que puede causar moho, y eliminarás los olores persistentes. Alternativamente, podés ventilar tu colchón abriendo una ventana de la habitación, para dejar entrar aire fresco y luz solar. Esperá al menos diez minutos para que tu colchón respire.

  5. Volteá tu colchón.

    Al voltear el colchón, evitás la acumulación de suciedad en un área. También, matenés la forma de tu colchón, extendiendo así su vida útil.

    A menos que tu colchón esté diseñado para ser volteado (un lado para el verano, otro para el invierno), girá siempre el colchón de pies a cabeza; revisá la etiqueta del fabricante para una recomendación oficial

Cómo sacar manchas del colchón

Como con cualquier mancha, mientras más rápido actuás, mejor: tratalas lo antes posible para que los métodos de limpieza resulten más eficaces y así obtengas los mejores resultados.

No olvides verificar las instrucciones en la etiqueta del colchón (incluso los símbolos de lavado) antes de comenzar, y no apliques mucho limpiador, ni mucha agua durante la limpieza. El uso de guantes de goma es recomendado para proteger tu piel.

Descubrí acá diferentes tips que podrán ayudarte con diversos tipos de manchas.

  1. Cómo sacar manchas simples o indefinidas del colchón.

    • Limpiá tu colchón con un limpiador cítrico o usá un poco de detergente líquido para ropa (hemos probado con los productos Ala).

    • Aplicá el limpiador con un paño, y dejá que se asiente durante 5 o 10 minutos. Absorbé cualquier exceso de líquido con un paño limpio y recordá no usar demasiada agua.

  2. Cómo sacar manchas de sangre del colchón.

    • Usá un paño limpio con un poco de agua oxigenada, y pasalo con mucho cuidado sobre la mancha. Aunque el uso del agua oxigenada sea seguro, tené en cuenta que actúa como la lavandina, es decir, que puede dañar los colores de algunas telas. Absorbé la mancha con un paño limpio, justo después de la aplicación.

    • Otra alternativa natural, es usar limón para aclarar la mancha de sangre. Frotale medio limón y esparcile sal de mesa por arriba. Dejá actuar alrededor de 10 minutos y después limpiá los residuos con un trapo húmedo.

    • Si esto no funciona, aplicá una pequeña cantidad de jabón para ropa (por ejemplo de la línea Skip) directamente sobre la mancha. Esto va a ayudar a quebrar las proteínas que se encuentran en los fluidos del cuerpo. Fregá el área vigorosamente.

    Para más consejos acerca de cómo sacar manchas de sangre, podés consultar esta nota.

    Recordá limpiar las manchas de sangre solo con agua fría, ya que los líquidos calientes solo van a asentar las manchas.

  3. Cómo limpiar orina del colchón.

    Seguí estos pasos para aprender cómo limpiar un colchón orinado:

    • Remové suavemente el exceso de humedad con papel absorbente.

    • Espolvoreá bicarbonato de sodio sobre la mancha de orina.

    • Mezclá un poco de jabón líquido para ropa con agua. Luego, ponelo en un recipiente con pico rociador. Rociá el líquido sobre la mancha de orina y dejalo actuar de 3 a 5 minutos.

    • Repetí el primer paso, secando con un papel absorbente cualquier exceso de humedad.

    • Espolvoreá bicarbonato de sodio sobre la mancha, una vez más.

    • Dejá que el colchón se seque por al menos 18 horas (con el bicarbonato)

    • Pasá la aspiradora para sacar los restos de bicarbonato de sodio.

    • Ventilá el colchón en un sitio donde circule aire.

    Al final de este artículo, te contamos cómo sacar el olor a pis del colchón.

  4. Cómo sacar manchas de humedad del colchón.

    • El mejor aliado para eliminar la humedad en tu colchón es el bicarbonato de sodio - reconocido por sus propiedades secantes, antibacterianas y antisépticas.

    • Mezclá dos cucharadas de bicarbonato con 5 gotas de aceite esencial de árbol del té, en un recipiente.

    • Colocá la mezcla sobre la mancha de humedad, y dejala actuar durante una hora.

    • Aspirá los restos de bicarbonato.

    • Podés aumentar la acción del bicarbonato, mezclándolo con agua oxigenada.

    Descubrí otros tips acerca de cómo sacar manchas de humedad en la tela en este artículo.

  5. Cómo sacar manchas rebeldes del colchón.

    En el caso de manchas particularmente difíciles de limpiar (como el sudor o el vómito) que resisten al jabón, se pueden utilizar algunos métodos caseros que suelen ser eficaces. Seguí estos pasos para aprender cómo quitar manchas del colchón fácilmente:

    • Pasá un paño húmedo con vinagre blanco destilado sobre la mancha (o podés aplicarlo con un spray), y dejalo actuar durante unos 10 minutos, mientras no se observen efectos adversos.

    • Espolvoreá bicarbonato de sodio por encima de la mancha y dejalo hacer efervescencia con el vinagre blanco durante algunos minutos. Cuando el bicarbonato esté seco, pasá la aspiradora.

    • Si la mancha persiste o no se ha ido completamente, pasá sobre ella una esponja humedecida con agua oxigenada y frotala con movimientos circulares (usando guantes de goma). Dejá secar.

¿Qué causa las manchas amarillas en un colchón? Los fluidos corporales, el sudor, la piel y los aceites naturales de tu cabello pueden contribuir a las desagradables manchas amarillas que se encuentran en un colchón. Podés quitar manchas de un colchón combinando bicarbonato, sal y agua para formar una pasta, y aplicarla sobre el área a tratar. Frotá y dejá actuar durante 30 minutos, antes de quitarla con un paño húmedo y limpio.

Cómo quitar el mal olor del colchón

Seguí estos pasos para eliminar malos olores y también si querés saber cómo desinfectar un colchón de ácaros, dado que el bicarbonato de sodio puede ser tu aliado para esta tarea.

  1. Lavá las sábanas.

    Retirá las sábanas y fundas del colchón, y lavalas con jabón y agua caliente.

  2. Bicarbonato de sodio.

    Rociá bicarbonato de sodio en la zona afectada. Cubrí el colchón entero con plástico (las bolsas de basura pueden ser una buena opción). Dejá actuar durante varias horas.

  3. Pasá la aspiradora.

    Retirá el plástico y aspirá con la aspiradora el bicarbonato de sodio.

Cómo sacar el olor a orina del colchón

Sobre todo cuando hay chicos o mascotas en casa, es importante saber cómo sacar el olor a pis del colchón.

1. Quitá las sábanas y fundas del colchón, para lavarlas con jabón para la ropa y agua caliente en el lavarropas.

2. Rociá una taza de bicarbonato de sodio en la zona afectada, y espolvoreá un poco más de bicarbonato sobre el resto del colchón.

3. Cubrí el colchón entero con plástico (las bolsas de basura pueden ser una buena opción). Dejá actuar durante varias horas.

4. Retirá el plástico y aspirá con la aspiradora el bicarbonato de sodio.

Cómo desinfectar colchones

Se recomienda cambiar el colchón cada 10 años, pero todo depende también de la calidad y su comodidad. Sin embargo, a lo largo su vida útil es fundamental efectuar limpiezas periódicas para mantener la higiene y que permanezca desinfectado. No te pierdas estos consejos para saber cómo lavar y desinfectar un colchón con productos naturales. Cuando cambies las sábanas semanalmente, aprovechá para desinfectar y refrescar tu colchón. Podés optar por uno de estos métodos para saber cómo sanitizar un colchón:

  1. Vinagre blanco.

    Rociá la mancha con vinagre blanco destilado y dejalo actuar durante unos 10 minutos, mientras no se observen efectos adversos. Tené en cuenta que el vinagre no está clasificado como desinfectante; sin embargo, es un gran limpiador. Si querés conocer otros usos para limpiar con vinagre, te invitamos a leer este artículo.

  2. Bicarbonato de sodio.

    Si no sabías aún cómo limpiar el colchón de ácaros, te encantará este tip. Mezclá una medida de bicarbonato por dos de agua y unas gotas de aceite esencial (romero, lavanda o arbol de té). Esparcí la mezcla sobre el colchón y dejá actuar por una hora. Retirá la mezcla con una aspiradora o con un paño mojado. Por último, poné el colchón a secar al sol.

  3. Agua oxigenada.

    El agua oxigenada es una gran opción para manchas rebeldes o más difíciles de quitar. Pasá una esponja humedecida con agua oxigenada sobre la superficie manchada y frotala con movimientos circulares (usando guantes de goma). Dejá secar.

  4. Vinagre y alcohol

    Prepará una solución con dos tazas de agua, media de vinagre blanco y un cuarto de alcohol isopropílico. Poné la mezcla en un frasco con gatillo y rociala sobre la superficie del colchón. Dejala actuar durante cinco minutos y retirá el exceso de humedad con un paño seco.

  5. Alcohol isopropílico.

    Para eliminar bacterias, microorganismos y bichos, rociá sobre el colchón alcohol con un recipiente pulverizador y dejalo secar.

  6. Jabón antibacterial para ropa.

    También podés optar por un producto comercial como Ala Antibacterial Matic. Su acción bactericida higieniza contra los microorganismos invisibles, mientras quita las manchas más difíciles.

    Humedecé un trapo limpio con agua tibia y el jabón, y pasá el paño sobre la superficie del colchón. Dejá secar el colchón al aire libre, idealmente a la luz del sol.

Recomendación

Tené en cuenta que estos ingredientes funcionan muy bien como complementos. Sin embargo, no debés combinarlos, ya que la mezcla de ciertos químicos puede ser perjudicial para nuestra salud y, además, puede no ser efectiva para la limpieza. Si querés saber más, te invitamos a leer nuestro artículo sobre combinaciones peligrosas.

Limpieza de sábanas, fundas de almohada y acolchados

La limpieza y desinfección de colchones es esencial, pero la limpieza de las sábanas y acolchados también resulta importante. Lavar las sábanas es usualmente tan fácil como lavar la ropa, pero es importante prestar atención a los símbolos de lavado para asegurarte de que nada se achique ni se manche ni se dañe.

Recordá lavar las sábanas y las fundas de las almohadas una vez por semana. Al acolchado lo podés lavar una vez por mes.

  1. En general, es una buena idea hacer un pretratamiento o prelavado a las manchas antes de ponerlas en el lavarropas. Para la mayoría de las manchas, el jabón para ropa líquido va a ser suficiente. Nosotros te recomendamos alguno de la línea Ala: aplicá un poco sobre la mancha y dejá que se asiente por 5 o 10 minutos antes de lavar. Para manchas muy rebeldes, aplicá un quitamanchas especialmente formulado para manchas difíciles de tratar. Recordá leer las instrucciones en el envase y seguirlas al pie de la letra para obtener los mejores resultados.

  2. Prestá atención a los símbolos de lavado.

  3. Considerá usar un jabón especialmente diseñado para piel sensible, si algún miembro de la familia sufre de alergias o tiene piel sensible.

  4. Para los acolchados: recordá que tienen que ser lavados en los lavarropas de tamaño más grande. Podés llevarlos directamente a la tintorería.

Ya sabés todos los secretos para mantener tu colchón limpio y desinfectado. Si querés descubrir más trucos de limpieza del hogar, te invitamos a conocer cómo lavar almohadas y edredones para una cama acogedora y limpia, ¡seguí nuestros consejos!

Publicado originalmente