Cómo limpiar un peine

Mientras más limpio esté tu cepillo, más limpio estará tu cabello. Descubrí cómo desinfectar peines.

27 de mayo de 2019

En casa

Cepillarte el pelo es esencial para mantenerlo limpio y saludable, sin importar cuán largo es. Un cepillo de pelo bien cuidado puede desenredar y tratar tu pelo suavemente. Pero, ¿qué pasa si hace mucho tiempo que no limpiás tu peine o cepillo de pelo? Obtendrás malos resultados, ¡y hasta puede que ensucies el cabello!

Para evitar esto, te dejamos una lista sobre cómo limpiar cepillos de pelo y cómo desinfectar peines en solo tres pasos, con diferentes opciones según el tipo de cepillo o peine que utilices.

Para mantener tu cepillo o peine en buenas condiciones tenés que limpiarlo regularmente. Con solo quitar los cabellos del peine cuando terminás de peinarte te asegurás una mejor limpieza en el futuro.

Cómo se limpian los cepillos del pelo: una guía general

Limpiá el cepillo todos los días. Esto es muy simple. Solo tenés que retirar los cabellos del cepillo ni bien termines de peinarte. Si los cabellos están enmarañados, mojá el cepillo y podrás retirarlos fácilmente.

Lavá el cepillo con champú. De la misma forma en que nos lavamos el cabello, debemos hacerlo con el cepillo, para quitar los aceites naturales:

  • En un bol con agua tibia, agregá un poco de champú.
  • Sumergí el cepillo y realizá movimientos circulares hasta que el champú produzca espuma. Las burbujas son buenas, porque indican que el champú remueve los aceites del cepillo, pero no es necesario mojar demasiado el cepillo para evitar la formación de moho.
  • Enjuagá el cepillo con agua tibia hasta que el jabón se haya ido.
  • Dejá que el cepillo se seque durante la noche y luego estará listo para volver a usarlo. Colocá el cepillo sobre una toalla en un área bien ventilada para que se seque bien.

Cómo limpiar los peines y cepillos del pelo

Los peines y los cepillos de cerdas necesitan de un cuidado especial. En ocasiones hasta podrás usar uno de ellos para limpiar el otro. Desde peines de dientes finos a peines de dientes anchos, cepillos de cerdas y de plástico, leé más para obtener consejos específicos sobre cómo limpiar peines y cepillos.

Si utilizás un peine con dientes, prestá atención al material del que está hecho para limpiarlo. Mientras más delicado sea el material, más cuidado tendrás que tener al limpiarlo. La limpieza con agua y champú es efectiva en la mayoría de los casos, pero para una limpieza más profunda podés usar un cepillo de dientes viejo para limpiar entre los dientes del peine. Enjuagá con agua tibia y luego sacudí el peine para secarlo.

Si utilizás algún cepillo de cerdas para darle forma al cabello y no sabés cómo se limpian los cepillos del pelo, intentá con los métodos de limpieza antes mencionados. Si estas técnicas no funcionan para limpiar tu cepillo como esperabas y no sabés cómo quitar la pelusa del cepillo de pelo, podés utilizar un elemento largo y delgado para quitar el cabello y la suciedad restante.

Si usás un peine con dientes finos, quitá los cabellos con un elemento largo y fino. También podés usar un peine de dientes finos para limpiar los dientes de otros peines. Si no tenés un peine de dientes finos extra podés usar un palillo chino o incluso un tenedor.

Si tu cepillo está hecho totalmente de plástico podés limpiarlo con agua y champú, pero también es posible refregar con más fuerza. Lo mismo ocurre con otros peines y cepillos hechos de materiales no porosos.

Te alentamos a que pruebes las distintas técnicas de limpieza de peines y cepillos y elijas la que más te sirva. Volvé a leer este artículo cuando quieras recordar cómo limpiar los cepillos para el cabello. Acordate: ¡mientras más limpio esté el cepillo, más limpio estará tu cabello!

  • Los cepillos se pueden limpiar fácilmente con agua y champú.
  • Dejá tus cepillos secar al aire libre en un área bien ventilada.
  • Usá un elemento fino y largo para quitar el cabello y la suciedad restante de tus peines y cepillos.