Se va el invierno, llega la primavera; los días de calor agobiante quedan atrás, asoma el otoño y de esta forma los cambios de temporada, así como la renovación en nuestro armario es una tarea que tarde o temprano nos toca realizar en el hogar.

El cambio de temporada también nos obliga a ordenar nuestra ropa, organizarla y deshacernos de aquellas prendas que ya no vamos a utilizar. En esta nota te contamos cómo ordenar la ropa en cambios de temporada para sacarle máximo provecho.

Cómo ordenar la ropa para el cambio de temporada

En primer lugar, desplegá prendas, zapatos y accesorios sobre la cama y clasificalos en tres grupos: los que usaste con frecuencia, los que no y aquellos que te causan indecisión.

En cuanto a lo grupo que te genera dudas, la pregunta que debés hacerte es: “¿Los usé la última temporada o en los últimos seis meses?”. Si la respuesta es negativa, pasalo a la fila de prendas para regalar.

Limpia

El placard vacío es el territorio perfecto para una limpieza en profundidad. En cada cambio de temporada aprovechá para hacer una pasada general. También podés colocar aromatizadores, así las prendas olerán bien durante los meses siguientes.

Guarda todo lavado

No solo el placard debe estar limpio: todas las prendas que vayas a almacenar hasta la temporada siguiente, también. Podés elegir un producto como Skip Perfect Results que, por un lado, ofrece toda la limpieza y cuidado de Skip, y además cuenta con la esencia de Comfort en lo profundo de las fibras, para que disfrutes su suavidad y perfume por mucho más tiempo.

Organizar ropa en poco espacio

Ahora bien, ¿cómo organizar lo que vas a guardar? Si tenés muy poco espacio, las bolsas al vacío para la ropa son una buena solución. Se trata de bolsas simil plástico transparente que son anti humedad y anti polilla. Ponés las prendas dentro de la bolsa y sobre una válvula se coloca una aspiradora de aire hasta que este se vacíe por completo. Así, la bolsa queda reducida a un tamaño mínimo.

Ideas para guardar la ropa

Lo ideal, siempre y cuando la prenda lo permita, es colgar la ropa en percheros. Eso facilita su identificación y, además, se gana espacio. Eso sí, asegúrate de usar una percha por prenda; de esa forma se arrugará y estropeará menos. Si tenés que doblar, como sucede con los sweaters -ya que colgados se estiran- en lugar de colocarlos en forma horizontal, doblalos parados (en vertical).

Un dato clave, que también aporta funcionalidad, es acomodar las prendas por colores o por tipo de prenda.

Cómo organizar bolsas y carteras

Por su material –lanilla, por ejemplo– o su uso (como un bolso para la playa), bolsas y carteras también deben ordenarse según la temporada. Tienen que ir colgados o parados en un estante, nada de amontonarlos unos sobre otros. Para evitar que junten polvo, guardarlos en bolsas transparentes o con etiquetas que describan el contenido. Otros accesorios, como las pashminas, también se pueden guardar arrolladas en un cajón.

En esta nota podrás encontrar sugerencias sobre cómo ordenar un placard. Si en el cambio de temporada separás pantalones, descubrí 10 formas de reciclar jeans viejos.