Descubrí como limpiar con bicarbonato y vinagre

Descubrí cómo desinfectar y limpiar con bicarbonato y vinagre cada rincón de tu casa. Aprendé con nuestros consejos sus beneficios y cómo utilizarlos tanto juntos como por separado.

Actualizado

Recipiente de vidrio y una cucharita de madera con bicarbonato

Existen muchas partes de la casa que se pueden limpiar con bicarbonato y vinagre: dúo infalible de la limpieza natural. A continuación, te contamos de qué manera hacerlo y cuáles sectores u objetos de la casa podés limpiar con estos excelentes agentes de limpieza

Cómo limpiar con bicarbonato y vinagre

La combinación del vinagre y bicarbonato para limpiar todo tipos de superficies es ideal, pero no solo limpia sino que también desinfecta, elimina las grasas y remueve las manchas. Además, es una opción económica, fácil y segura de utilizar. Usándolos juntos, se potencian sus cualidades;pero, veamos primero los beneficios que presentan en lo individual:

  • El bicarbonato de sodio: es un antibacteriano y astringente, ideal para limpiar todo tipo de productos, eliminar manchas de humedad y deshacerse los olores que generan
  • El vinagre: es un producto natural por lo tanto no genera ningún tipo de irritación. Es antiséptico y antimicrobiano y también neutraliza los malos olores.

Al limpiar con bicarbonato y vinagre en conjunto, se puede:

  • Eliminar manchas en la ropa y muebles
  • Limpiar y desinfectar superficies 
  • Eliminar el sarro
  • Dar brillo a los metales
  • Limpiar en profundidad ollas y sartenes
  • Neutralizar malos olores
  • Desinfectar heladeras y hornos
  • Limpiar residuos de grasa
  • Suavizar telas
  • Blanquear la ropa
  • Limpiar artefactos de la cocina

Para que sepas cómo aplicar este binomio implacable de la limpieza natural, te acercamos algunos ejemplos de cómo usarlos a continuación.

Cómo limpiar azulejos con bicarbonato y vinagre

Los azulejos suelen perder brillo por los hongos que aparecen en las ranuras de los azulejos generadas por la humedad. Para aprender cómo limpiar azulejos del baño con vinagre y bicarbonato para mejorar su aspecto, te aconsejamos que sigas estos pasos:

Limpieza con vinagre:

  1. Diluí el vinagre de alcohol en media taza de agua. 
  2. Ponelo dentro de un pulverizador.
  3. Rociá la mezcla en los azulejos y déjalo actuar por unos 10 a 15 minutos.
  4. Pasá un paño limpio mojado en agua tibia para terminar de limpiarlos y remover el vinagre.
  5. Pasá un trapo seco para secar.

Limpieza con bicarbonato:

  1. Mezclá la mitad de una taza (unos 100 g) de bicarbonato de sodio con agua con temperatura de ebullición.
  2. Poné la mezcla dentro de un pulverizador y rocía en los azulejos.
  3. Dejá reposar unos 20 minutos.
  4. Frotá con un cepillo hasta las machas negras hayan desaparecido por completo.
  5. Limpiá el área con agua y detergente.

Cómo quitar el moho con vinagre y bicarbonato

El moho, además de ser antiestético, puede generar inconvenientes a la salud. Si apareció en proporciones chicas en la casa, puede removerse fácilmente con vinagre y bicarbonato. Ambos son excelentes métodos para removerlo. Te contamos a continuación cómo hacerlo.

Bicarbonato de sodio: no solo mata el moho, también quita el tan molesto y poco deseado olor. Además, absorbe la humedad por lo es muy beneficioso para evitar su reaparición. Para esto, lo que debes hacer es:

  1. Agregá un cuarto de cucharada de bicarbonato de sodio en un pulverizador lleno de agua.
  2. Agitá la botella para disolver el bicarbonato en el agua.
  3. Rociá el área afectada con moho.
  4. Usá una esponja o cepillo para eliminar todo el moho de la superficie.
  5. Enjuagá la superficie con agua para eliminar cualquier residuo de moho.
  6. Rociá el área de nuevo y deja la superficie seca. Esto va a evitar que el moho regrese.

Vinagre de alcohol: podés usar el vinagre para evitar que el moho crezca en cualquier superficie no porosa. Rociá el vinagre sobre la superficie cuando lo creas conveniente, dejalo reposar unos minutos y ¡listo!

  1. Poné vinagre de alcohol en un pulverizador sin diluirlo en agua.
  2. Rociá el vinagre sobre la superficie con moho y dejá reposar una hora.
  3. Limpiá el área con agua y deja secar la superficie. El olor a vinagre desaparecerá a las pocas horas.

El bicarbonato y vinagre para limpiar son un gran dúo que permite realizar limpiezas profundas en varios lugares y objetos de la casa. Aún así, para ciertos tipos de suciedad, se requiere de productos más elaborados, para eso te recomendamos que uses los productos de limpieza de la línea Cif desarrollados especialmente para remover cualquier tipo de suciedad cuidando de tus superficies.

Si te interesa saber más sobre la utilización del vinagre blanco para limpiar, te aconsejamos que leas nuestro artículo sobre cómo limpiar con vinagre en tu casa. Asimismo, podés leer sobre los diferentes usos del bicarbonato de sodio para limpiar toda tu casa.

Publicado originalmente