Aprendé cómo cuidar un cactus o suculentas

Decorá tu casa con plantas para darle más vida y color. No importa si no sabés cómo regar un cactus o cuidar una suculenta. ¡Apréndelo en este artículo!

Actualizado 4 de septiembre de 2019

planta suculenta junto a regadera

Las Suculentas o Cactus, son plantas que han adquirido notoriedad por su fácil mantenimiento, por su precio accesible, por su variedad de formas y tamaños, pero por, sobre todo, porque son una excelente opción para decorar el patio o el interior de la casa sin demasiado esfuerzo.

Estas dos clases de plantas son conocidaspor almacenar agua en sus hojas, tallos o raíces en cantidades mucho mayores que en el resto de las plantas. Esto significa que pueden sobrevivir a climas áridos y con temperaturas elevadas. Esto las posiciona en un lugar de privilegio, ya que su mantenimiento es mucho más fácil que el de otras plantas. No obstante, aunque sean muy resistentes es necesario tener ciertos cuidados y conocimientos para que crezcan sanas y fuertes.

Así que, si estás pensando decorar tu casa con algunas de estas plantas y no te animas, porque no sabés cómo cuidar un cactus, cómo regar suculentaso cuáles son los lugares propicios para que crezcan. Leé este artículo y despejá todas las dudas.

Para que tus plantas puedan crecer bien, las macetas siempre deben ser proporcionales al tamaño de la planta

¿Cómo cuidar un cactuso suculenta?

Como ya hemos mencionado, no es difícil mantener este tipo de plantas, aunque es necesario, conocer los cuidados de un cactuso suculenta. Tener en cuenta qué factores inciden en su crecimiento es muy importante para que estén siempre fuertes y sanas.

Leé esta lista de consejos para que tus suculentas o cactus siempre estén en perfectas condiciones:

  • Riego: Es muy importante saber cómo y cada cuánto regar un cactuso suculenta. Es importante regar la planta en profundidad. Es decir, que el agua llegue hasta la raíz. También, es aconsejable dejar secar bien la tierra entre riego y riego. Además, debés tener en cuenta las estaciones:
    • Primavera: en este momento la planta comienza a dar sus brotes, entonces es aconsejable regarla una vez cada 10 o 12 días.
    • Verano: En los meses más cálidos, es cuando más dudas surgen sobre cada cuánto regar un cactus o suculenta. Si bien estas plantas soportan más tiempo sin ser regadas, en estos meses la frecuencia debe aumentar, realizándolo cada 4 a 8 días.
    • Otoño: a principios del otoño se debe comenzar a reducir la intensidad del riego, realizándolo cada 8 o 10 días.
    • Invierno: en esta época del año, hay que discontinuar el riego, realizándolo cada 20 o 40 días. Si las temperaturas son inferiores a los 10 grados, no es recomendable regarlaya que podría pudrirse.
  • Temperatura: Durante el invierno no deben permanecer en interiores muy calurosos, ya que las temperaturas por encima de los 20 grados pueden evitar que realicen su reposo invernal. Así mismo, la mayoría no soportan temperaturas por debajo de los 7ºC.
  • Luz: Todos los cactus y suculentas necesitan mucha iluminación, aunque no todas soportan los rayos directos del sol. Por ejemplo:
    • Los cactus provistos de pelos, con muchas espinas o espinas grandes, requieren de sol directo.
    • Las especies de cactus con pocas espinas o suculentas, requieren de sombra y sol suave.
  • Abono: A pesar de que soportan suelos áridos, crecen más sanas y fuertes en suelos nutridos. Es por eso, que te recomendamos que utilices tierra enriquecida y preparada para este tipo de plantas.
  • Trasplantes: Esta etapa es muy importante para el cuidado de un cactus o suculenta. Si la planta deja de crecer, cambia de color o le salen raíces por los agujeros del drenaje, significa que es necesario trasplantarla. La mejor época para hacer este proceso es en primavera.
  • Macetas: Siempre debe ser proporcional al tamaño de la planta. Puede utilizarse diferentes materiales, como:
    • Cerámica: Son de un material poroso por lo que mantiene las raíces frescas.
    • Plástico: Son menos ventiladas y conservan la humedad por más tiempo, algo que es contraproducente en estás plantas, lo que es preferible que le hagas más agujeros.

Ahora que ya sabés cómo cuidar un cactuso una suculenta, animate a llenar tus espacios con estas plantas versátiles, variadas y adaptables a cualquier rincón de la casa o patio. Solo tenés que tener en cuenta los consejos que te dimos.

Si querés seguir descubriendo qué otro tipo de plantas podés poner en tu casa, te recomendamos: plantas para tener en casa según el Feng Shui.

Pasos clave

  • Dejá secar bien la tierra entre riego y riego.
  • Cuidá que no le de el sol directo por mucho tiempo
  • Poné tierra con nutrientes y transplantá la planta cuando sea necesario
Publicado originalmente 4 de septiembre de 2019