Cómo limpiar una parrilla oxidada en 5 pasos

Para un asador es una pesadilla encontrar la parrilla oxidada. Es por eso que aquí te contamos cómo limpiar una parrilla oxidada en 5 fáciles pasos.

Actualizado 23 de agosto de 2019

Tenés invitado a un grupo de amigos a cenar un rico asado en un agradable día primaveral. Pero te acercas a la parrilla y te encontrás con lo que puede ser la peor pesadilla de un asador: está oxidada y llena de grasa. Por eso, necesitás una solución rápida para limpiarla y mantenerla impecable a lo largo del tiempo. En Cleanipedia te contamos el paso a paso para dejar tu parrilla como nueva.

Para más tips, descubrí cómo limpiar una parrilla paso a paso en este video:

Una limpieza efectiva de tu parrilla comienza con el producto estrella para el limpiado de superficies grasas como Cif crema el original, que deja un aroma neutral y fresco. Por supuesto que en Cleanipedia te recomendamos leer las instrucciones en la etiqueta antes de utilizar el producto.

Cómo limpiar una parrilla oxidada paso a paso

  1. En primer lugar, necesitamos quitar toda la grasa y óxido que se ha formado en nuestra parrilla. Para quitar la grasa, calentá la parrilla como si fueras a ocuparla para el asado y dejá que se queme la grasa restante. Luego de dejarla enfriar, podés usar un cepillo con cerdas de acero y remover los restos de óxido, pero debés tener mucho cuidado con el desprendimiento de las cerdas de acero que pueden terminar en los alimentos que luego comerán tus invitados.
  2. Es recomendable limpiar parrilla oxidada cada vez que terminás de usarla y antes de volver a cocinar en ella, utilizando Cif crema con un paño humedecido y para las partes más difíciles de llegar, podés elegir un cepillo. Recordá siempre leer las instrucciones del producto por tu propia seguridad. No olvidés tampoco de lavar todos sus accesorios con agua caliente y detergente.
  3. Luego, vamos a rociar vinagre en las rejillas de nuestra parrilla para asegurarnos de remover todo el óxido y limpiaremos con un trapo húmedo los restos de la mezcla de vinagre y óxido.  También aplicaremos un poco de bicarbonato de sodio rociándolo en toda el área de la rejilla oxidada y la expondremos al calor de la parrilla, para después que se enfríe limpiarla con un trapo.
  4. Otra forma de cómo limpiar parrilla oxidada es con el uso de la cebolla. Podemos usar una mitad para pasarla por toda el área de la rejilla, frotándola energéticamente. Esta es una alternativa también de cómo curar una parrilla oxidada. Si querés saber cómo curar sartenes, entrá acá.
  5. Finalmente podés echar un poco de sal a la parrilla cuando ya esté bastante caliente, y esto hará que la carne no se pegue.

También es importante tomar algunas precauciones para el cuidado a largo plazo de nuestra parrilla y no esperar a que se oxide. Para esto, necesitamos mantener la limpieza de la parrilla constantemente, aplicando Cif crema en todas sus partes y luego pasándole un trapo húmedo para quitar todos los residuos del limpiador que no queremos traspasar a nuestros alimentos.  Si tu parrilla se encuentra en el exterior, siempre cubrila con una lona cuando no la estés utilizando.

Siguiendo estos consejos no tendrás más que lidiar con una parrilla oxidada y tus invitados quedarás felices saboreando un exquisito asado. 

Si hay otras partes de tu casa que tienen óxido, podés leer nuestro artículo sobre cómo limpiar las manchas de óxido en la cocina y el baño.

  • Siempre tené a mano: un cepillo de metal, un buen limpador (como por ejemplo Cif crema), vinagre, bicarbonato de sodio, una cebolla y sal. Te ayudarán a limpiar tu parrila de forma más sencilla.
  • Cuidado diario: Tratá de limpiar siempre la parrilla después de usarla. Te ahorrarás mucho tiempo en el futuro.
  • Mantenimiento: Cubrí la parrilla con un plástico para que no esté tan sucia la siguiente vez que la usés. 
  • Publicado originalmente 24 de septiembre de 2018