Cómo lavar una mochila en pocos pasos

Te enseñamos los mejores tips sobre cómo lavar una mochila para que quede limpia como si estuviera nueva. Cuidala mientras la lavás con nuestros consejos.

Actualizado

Backpack on the floor next to a camera

Los niños, los estudiantes y las personas en general usan mochilas diariamente. En ellas cargan todo tipo de objetos, entre ellos, comida. Es por esta razón que es muy importante mantenerlas limpias para que no tomen olor y luzcan siempre como nuevas. Aprendé cómo lavar una mochila de forma fácil y rápida con los consejos que te damos a continuación.

Si no sabés cómo lavar tu mochila y no querés arruinarla, podés llevarla a una tintorería o consultar con la marca.

Cómo lavar una mochila

Para lavar una mochila de manera efectiva, hay varios métodos que se pueden utilizar dependiendo del tipo de mochila. Por eso, seguí leyendo este artículo para aprender cómo lavar una mochila con carro o en el lavarropas con los consejos que te dejamos a continuación.

Cómo lavar una mochila con carro

Las mochilas escolares son las más utilizadas y las más estropeadas por los chicos. Su uso diario, la carga de materiales de la escuela y la comida hacen que la suciedad se acumule constantemente. Por eso, es que te dejamos a continuación algunos consejos sobre cómo lavar una mochila de rueditas.

  1. Vaciá completamente la mochila. Si los objetos que sacás están sucios, te conviene limpiarlos en el momento para que estén limpios cuando los vuelvas a meter.
  2. Pasá un trapo o aspirá la mochila por dentro para sacar los restos de comida y suciedad en general.
  3. Tratá las manchas con un quitamanchas o poné directamente jabón para la ropa diluido con agua (mitad y mitad) sobre la mancha y dejá reposar unos 30 minutos. Te recomendamos los productos de Ala, que remueven hasta las manchas más difíciles.
  4. Llená con agua un recipiente lo suficientemente grande para que entre la mochila. Evitá el agua caliente ya que puede desteñir la tela. Revisá en las indicaciones de lavado que la mochila se pueda sumergir, de lo contrario habrá que sacar las manchas individualmente. Aprender cómo lavar una mochila es sencillo, pero debés tener algo de precaución para no arruinarla. 
  5. Poné en el recipiente el jabón líquido Ala
  6. Remojá un cepillo con el agua del recipiente para las manchas más difíciles.
  7. Sumergí la mochila dentro del agua para una limpieza general. Solo si las indicaciones de la etiqueta de lavado de la mochila lo permiten. Limpiá con un cepillo suave toda la mochila, por dentro y por fuera y la parte de las ruedas también.
  8. Enjuagá la mochila con agua tibia para remover todos los restos de jabón.
  9. Estrujá la mochila y después secala con una toalla grande para que absorba el excedente de agua.
  10. Poné la mochila secándose al aire libre. El sol va a ayudar a terminar de sacar los malos olores.

Aprender cómo lavar mochila con ruedas no es una tarea difícil, solo lleva un poco más de tiempo ya que el proceso es a mano. Aún así, es el método más cuidadoso con la tela. 

Si tu mochila, no tiene rueditas y no es de cuero, podés ponerla en el lavarropas. A continuación, te explicamos cómo limpiarla.

Cómo limpiar la mochila en el lavarropas

Para los que tienen dudas sobre si se puede lavar la mochila en la lavadora, la respuesta es sí, aunque siempre debemos fijarnos en las indicaciones de lavado en las etiquetas. No es recomendable poner mochilas que sean de cuero o gamuza, ya que pueden desteñirse y arruinarse. 

Para lavar una mochila en el lavarropas, seguí estos pasos:

  1. Vaciá la mochila. Si los objetos que están adentro están sucios, limpialos para que no volver a ensuciar la mochila cuando los vuelvas a meter.
  2. Pasá un trapo o aspirá la mochila por dentro para sacar las migas y suciedad.
  3. Sacá las manchas difíciles con un tratamiento de prelavado. Sumergí la mochila en agua con jabón por media hora y posteriormente cepillá la mancha.
  4. Poné la mochila dentro de una funda vieja de almohada, una bolsa para lavado o ponela dada vuelta para cuidar los cierres y tiras que sobresalgan.
  5. Introducí la mochila en el lavarropas. Elegí un ciclo de ropa delicado. Usá agua tibia o fría.
  6. Aplicá suavizante para cuidar las telas. Para esto, te recomendamos Vivere, ya que cuida las telas, las deja suaves y con un rico aroma.
  7. Secala al aire libre, colgala dada vuelta y con los bolsillos abiertos.

Si es la primera vez que lavas la mochila, no la pongas con otra ropa, ya que podría desteñirse y manchar las otras telas.  

Esperamos que estos consejos te sean de mucha utilidad. Ahora que sabés que las mochilas se pueden lavar en la lavadora o a mano, te recomendamos que leas este artículo para sepas cómo hacer que los más chicos ordenen sus habitaciones con juegos. También te recomendamos estas 5 ideas para reciclar en casa y el reciclaje para niños.

Publicado originalmente